@AlbertoFabra: un Twitter que es una patata

Comunicar no es sólo hablar. Sin embargo, cuando metemos a políticos en Twitter, esto es lo normal, como demuestra a diario @AlbertoFabra, presidente de la Generalitat Valencia, desde el 28 de julio de 2011. O sea, hace 2 años y 8 meses, aproximadamente.

Perfil en Twitter de Alberto Fabra

Perfil en Twitter de Alberto Fabra

Ser uno de los responsables autonómicos que menos tiempo llevan en el cargo no significa que seas el más ‘moderno’. Desde que creó su cuenta en Twitter, el 1 de enero de 2012, Fabra ha escrito 1.024 tuits; vamos, 2,15 tuits al día. Realmente poco, si se quiere tener incidencia real, por no hablar de los contenidos.

A pesar de tener más de 10.700 seguidores y contar con un equipo de comunicación que lo gestiona por él, se nota que el señor Fabra pasa olímpicamente de su Twitter, por lo que su cuenta jamás podrá enganchar ni tirar adelante. ¿Por qué? Pues por algo muy sencillo:

  1. Porque no escribe casi ningún tuit. Si la media, dependiendo del día, de la actualidad informativa y de su agenda personal está en unos 2 tuits; ¿quién se va a fijar en él? Fácil: los de su partido y, seguramente, porque no tienen más remedio.
  2. Porque los que escribe nunca son replys. Es decir, luego no conversa. ¿Para qué están las redes sociales sino para conversar y contestar? No digo que responda personalmente a todas las preguntas que se le hacen (que son muchas), porque ni dormiría. Pero, de ahí a no reaccionar ante nada que tenga cierto interés es… (que juzgue el lector). Twitter es una herramienta poderosa que permite acercar los políticos a los ciudadanos, siempre que los políticos muestren interés, claro está.
  3. Porque su Twitter no es más que su agenda como presidente de la Generalitat y del PPCV. Vamos, el NO-DO. Y eso, a la larga, de verdad lo digo, aburre a la peña. No se puede decir a todas horas “estoy reunido con”, “estoy visitando a”, “estoy compareciendo en” o “fotografiándome con tal”. Lo que está haciendo se llama, ni más ni menos, que utilizar Twitter con fines partidistas. Vamos, dicho coloquialmente, darse autobombo.
  4. Porque apenas retuitea. Y no se crea, esto es importante, ¿sabe? Retuitear lo que se considera interesante es fundamental. Y si además es de perfiles relevantes, mejor que mejor.
Twitter permite acercar los políticos a los ciudadanos, siempre que los políticos muestren interés

Twitter permite acercar los políticos a los ciudadanos, siempre que los políticos muestren interés

Resumiendo, el uso de Twitter que hace Alberto Fabra es totalmente 1.0 (o una patata, como quieran) y muestra lo que le importan los ciudadanos. Fíjese cómo lo hace González Pons, a pesar de sus errores (y al que usted sigue). O mejor, fíjese cómo lo hace Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola España, por no hablar de Obama, claro. Va a flipar.

¿No dicen los políticos que quieren acercarse a los ciudadanos? Pues en Twitter tienen desde hace siete años la oportunidad de hacerlo con un verdadero liderazgo social. Corra, señor Fabra, porque llega tarde.