El Presidente de RTVE vota al PP… y si no lo sabes te lo dice

En esto de la comunicación, y más si la vinculamos a la actualidad, va todo a un ritmo tan frenético que hasta desde este humilde sitio nos preocupan ciertas noticias BOMBA que se producen y que parece que no lleguen a ESTALLAR. Y nos sorprende, la verdad, noticias como esta que os resumo en una declaración: ´Voto al PP y seguiré votando al PP´. Hasta aquí puede parecer normal, salvo ese poso talibán que lleva implícito el conjugar un tiempo futuro y prever que tu decisión permanecerá invariable. Bueno, y normal por decirlo de alguna manera visto lo visto (Gürtel, Púnica, contabilidad B, Bárcenas, confeti, tarjetas black, cuentas en Suiza, caso Arena, bolsos, trajes, mil, dos mil, tres mil… caso Noos…) ¡Buf! Me canso, que diría mi hijo cuando aún no hemos comenzado el paseo.

con la espe

Pero retomando la declaración, el caso es que no la ha dicho mi padre, ni tu abuelo… ni Norma Duval (jajajaja), lo ha dicho nada menos que el Presidente de RTVE, si, un tal José Antonio Sánchez, porque mira que el nombre no dice nada ¿verdad? y además lo ha hecho hace escasos días, en su intervención ante la Comisión Mixta Congreso-Senado de Control Parlamentario de RTVE con motivo de la presentación de las memorias de RTVE de 2012 y 2013. En dicha Comisión, Sánchez recibía críticas de los grupos de la oposición que le reprochaban su responsabilidad en la caída de la audiencia de las cadenas públicas en general y de los servicios informativos en particular, el fracaso del sistema de financiación y la ´politización´ de la corporación.

Y haciendo gala de un extraño sentido de la defensa de su profesionalidad en su estrategia, el tal Presidente del Ente, Sánchez, se permitía el lujo, descaro o poca vergüenza de afirmar que: ´Yo no he sido nombrado a dedo por el PP. He sido nombrado con el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados que son los representantes del pueblo español´ (subidón de cinismo). Y para rematar una argumentación en contra de la supuesta parcialidad de la corporación pública durante su mandato, Sánchez va y lo arregla: ´Yo voto al PP y seguiré votando al PP´. ¡Olé, con un par! O es precís? Que diría un valenciano.

Jose-antonio-sanchez-rtve-efe--644x362

Desde luego no me parece de recibo ser tan explícito, para algo que queda que podemos excusar diciendo que es secreto y aunque por obvio que sea viendo el CV y trayectoria del tal Sánchez. Ni mucho menos tiene sentido escupirlo tratándose del cargo que lo hace y es del todo impensable hacerlo en una Comisión en el Parlamento, salvo que se circunscriba dentro de esa estrategia prepotente y chulesca, la misma que está sacando al PP y sus acólitos de las instituciones, sigan así pues… Y no se preocupen en mi falta de reparo para denunciarlo, yo ya me veo mayor para el Ente.

En cualquier caso, las declaraciones de este esbirro vuelven a la luz cuando Rajoy defiende que su elección de voto no afecta a la independencia del Ente… Otro que tal baila. Si no es a quién vote, sino cómo lo publicita. De un periodista debiéramos esperar algo más y las declaraciones de este hombre no hacen ningún favor a la profesión, ni mucho menos al Ente que dirige, así van las audiencias en la pública en los últimos tiempos o qué me dicen de la pifia de programas caspa/casta que se han tenido que retirar de la parrilla ¿Se acuerdan de José Luis Moreno o de un tal Buruaga? Brontosaurios de otra época que han intentado regresar a la pública en los últimos días ¡Qué pena de Ente!

 

 

 

Anuncios

Nuevos tiempos, viejas formas

Las elecciones autonómicas y municipales han cambiado el panorama político. Nuevos partidos, más fragmentación en los parlamentos y nuevas formas de entender la cosa pública. En definitiva, un soplo de aire limpio que buena falta nos hacía. Y un toque de atención a todos los poderes (no solo a los políticos): los ciudadanos ya están hartos de que se olviden de ellos y que no se preocupen de lo que de verdad importa (y lo que importa no son los pitidos en la final de la Copa del Rey).

Sin embargo es difícil perder las viejas costumbres y están apareciendo comportamientos, tanto en unos como en otros, que me hacen dudar de las buenas intenciones de nuestros gobernantes. Sigo viendo soberbia, afecto por la vara de mando y afán de protagonismo, cuando lo que los ciudadanos han dicho claramente es que todo eso desaparezca.

Y si no echen un vistazo a la prensa. En Barcelona, Xavier Trias, que en un principio había reconocido su derrota frente a Ada Colau, dio marcha atrás y aseguró que contaba con el apoyo del PP para formar gobierno con PSC y ERC… La cuestión es no perder el poder, aunque para ello haga falta hacer pactos contra natura.

Barcelona-Xavier-Trias-Ada-Colau_ECDIMA20150528_0002_20

Otro ejemplo. Esperanza Aguirre y sus ocurrencias. La última su afirmación de apoyar un gobierno de concentración, en el que estaría incluida Carmena, pero sin que salga adelante la propuesta de los soviets. ¿Soviets en el sigo XXI? Sé que los de Podemos (o Ahora Madrid en este caso) son de izquierdas, pero que yo recuerde no he escuchado esa idea a ninguno de sus líderes. Eso sí, jugar con el miedo y el que viene el coco puede dar buenos resultados, pero ¿de verdad quieren entrar en ese juego con todo lo que está pasando en su partido? A mi ese coco me da más miedo que la suposición, imposible de realizar pero eso es otro debate, de que lleguen los comunistas.

ahoramadrid

Y para que no me tachen de partidista pongo un último ejemplo: Mónica Oltrá y Ximo Puig y su pelea por el sillón de la calle Caballeros. Un tira y afloja para ver si gobierna la lista más votada o la que más tirón ha tenido. Una pelea en la que parecen olvidar que lo que deben hacer es ponerse de acuerdo en el programa de gestión de estos cuatro próximos años y no en el nombre del presidente o presidenta de la Generalitat.

puigoltra

Podéis tacharme de inocente, pero esperaba más elegancia y educación de unos y otros. Aceptar la derrota y la victoria de manera sosegada y reflexiva no haría mal a nadie. Al fin y al cabo, aunque se ha producido un cambio, tanto PP como PSOE siguen siendo con diferencia las listas más votadas y hay que seguir contando con ellos, guste o no. Y los partidos minoritarios, aunque han ganado mucho poder, siguen siendo eso, minoritarios. Que la victoria no se les suba a la cabeza, pues tienen mucho que perder si se equivocan. Y que la derrota no devenga en actitudes revanchistas y de no facilitar la transición, porque a la vuelta de la esquina hay otras elecciones y pueden seguir cayendo en picado.

Una lista de 10 sensaciones en frío tras las elecciones de mayo 2015

Las elecciones autonómicas y municipales de este mayo de 2015 nos dejan muchas conclusiones que vamos a resumir de manera sintética en diez, rememorando aquellas clásicas ‘Sensaciones en frío’ de nuestro blog:

 

1. Fin del bipartidismo. Ahora si que si, aunque los blues se escuden en que son la lista más votada (ejercicio de cinismo) o los coloraos digan que lideran el resurgir de la izquierda, cuando hay movimientos tipo Compromís o listas apoyadas por Podemos que casi les pasan por… la izquierda (más realidad aumentada).

2. La mujer al poder: Carmena, Colau, Oltra…

carmena colau

oltra

3. En la política caben todas las generaciones, señor Rivera: véase el caso de Manuela Carmena (71 años).

4. Suicidio colectivo de la formación magenta, pese a que todos le avisaron. ¿Por qué te has inmolado Rosa y has arrastrado a tu partido?

5. Las marcas también se pueden hacer viejas o tener fecha de caducidad ¿no Izquierda Unida?

6. En Madrid y Valencia ha caído el telón azul.

7. ¿En Barcelona no se habla ya de independencia?

8. Si, nos pueden gustar las marcas blancas ¿Y qué pasa?

9. ¿Podemos apoya listas que triunfan o listas que triunfan apoyan a Podemos?

10. Esto no ha hecho más que empezar: ahora toca resolver qué carajo hará Andalucía; qué pasará en septiembre con el independentismo catalán y si las Generales nos traerán un November rain que arrastre a las gaviotas mar adentro.

 

¿Universidad, por cuál me decido?

Hace unos meses hablábamos de las revistas digitales y culturales que nos gustaban. Entre ellas estaba la de Florida Universitària, Dreamers. Ahora este centro vuelve a llamarnos la atención, esta vez por su campaña de alerta a los jóvenes. Es interesante que una institución como esta haya apostado por atraer a los jóvenes utilizando un lenguaje que ellos conocen, bien sea con una revista fresca, con reportajes interesantes y con mucha imagen tipo cómic, o bien con la campaña de comunicación: ‘No te conviertas en zombi cuando salgas del instituto’

El objetivo es alertar a los más jóvenes sobre los peligros del abandono de los estudios y la renuncia a la formación, recurriendo a temas que despierten su interés para que apuesten por desarrollar y formar su talento, porque como destacan en su campaña: En un mundo de zombis, solo los soñadores sobreviven’.

Desde luego, no todas las universidades son tan atrevidas, aunque sí que es cierto que algunas tienen campañas publicitarias que son muy interesantes. Pongamos el caso de ESIC, que junto con Clear Channel ha desarrollado una campaña en varias fases. Primero llenaron la ciudad de carteles con el eslogan ·’Estoy harto de los españoles’. El segundo paso fue sustituir esos carteles por otros donde se ponía en valor a españoles que con su talento contribuyen a mejorar la imagen de nuestro país.

Campana-talento_TINIMA20150310_0872_19

98

El tercer paso de esta iniciativa, es la web http://www.hechosdetalento.com, dónde los ciudadanos pueden votar y proponerse ellos mismos o a un conocido, amigo o familiar que consideren que destaca por su talento en su actividad profesional. Las 50 candidaturas más votadas pasarán a un jurado que elegirá a los diez ganadores, que serán reconocidos como ‘Españoles con Talento’ y protagonizarán una campaña en 17 países a partir de junio.

La Universidad Cardenal Herrera-CEU juega con dos conceptos: imparables y diferentes. La cartelería que vemos en las calles habla de ser imparables, mientras que en su web repite la campaña: ‘Es tiempo de ser diferentes’. También ha buscado un lenguaje cercano para los jóvenes y con mensajes que capten su atención, como el Manifiesto por la Diferencia, o el ‘Porqué ya no damos clase’. A ello se unen cambios en los procesos de admisión, utilización de las redes sociales y una mayor cercanía con la prensa local.

Otra universidad que está con campaña publicitaria en los autobuses de Valencia, supongo que en más sitios pero ahí es dónde me ha llamado a mi la atención, es la Católica. Ellos han optado por una campaña de corte clásico, cuyo eslogan parece más propio de la campaña electoral que nos invade que de un centro de formación: Comprometidos con tu futuro.

¿Y las públicas? Pues no hemos visto sus campañas, más allá de presentar su oferta formativa. Ellas son como el Madrid y el Barça, juegan en otra liga. No tienen que atraer la atención de los futuros estudiantes tanto como las privadas, están fuera de concurso y el factor precio es un aspecto importante a la hora de decidirse por ellas.

Con toda la amplía oferta que tienen los estudiantes hoy en día, no es de extrañar que algunas universidades hayan decidido cambiar su manera de acercarse a ellos. Ya no importa que formación ofrecen (al fin y al cabo, más o menos todas tienen una oferta similar) sino que otras habilidades, que otros conocimientos, que otras actividades o que futuro puedes conseguir si te decantas por una o por otra.

Vamos, que casi hay que estudiar un master para elegir universidad.

Una de romanos

'Empujando a Vespasiano'.

‘Carton’ Heston y Messala empujando a Vespasiano

Este periodo de Semana Santa es sinónimo de ‘péplum’, más conocido como ‘una de romanos’ que decía Sabina. No hace falta ser cristiano, ni católico, apostólico, ni mucho menos romano para ver este tipo de pelis. Forman parte de nuestro acervo cultural y ¡ay de aquel que ose repudiarlas! Porque se pierde una buena ocasión para recibir una lección primero, de buen cine, segundo de soberbias interpretaciones, tercero de historia y por último, son un bálsamo en el que se concentran toda una serie de valores que me hacen pensar que sin duda, los que hoy en día rigen nuestros destinos, cuando llega la pascua, pasan del ‘péplum’.

Aunque tampoco creo que este término sea el más apropiado, creo que el péplum es a las superproducciones históricas, lo que el spaghetti western al western. Es decir, un subgénero que tuvo su periodo álgido a finales de los 60 y 70, pero que nunca llegó a tener esa consideración de superproducción histórica.

Las de romanos, como mandan los cánones del séptimo arte, son pocas y cada año resulta gratificante revisarlas, porque aunque la fotografía o algunos exteriores resulten arcaicos, encontramos escenas y diálogos que sobreviven al paso del tiempo y siempre permanecen vigentes, porque, en definitiva, se tratan cuestiones vitales como el amor, la pasión, el odio, la misericordia o el perdón. Y aunque en la actualidad giremos la cara a estos términos, las reacciones que nos provocan siguen siendo las mismas.

El amor hacia tu pareja o tu familia, la pasión por tu trabajo (el que la tenga), el odio en aquellos que no son capaces de asumir sus propias limitaciones, la misericordia con los que padecen o el perdón cuando reconocemos nuestra culpa, no son cuestiones puramente religiosas, forman parte de cada uno de nosotros, responden a cuestiones éticas.

El hecho de apartarnos de la religión por una razón empírica o de distanciarnos de la Iglesia porque su mensaje a nivel comunicacional es peor que obsoleto, debiera servir para hacernos mejores personas, porque mostraría que no necesitamos un refuerzo como el que nos da, en este caso, la religión católica. Demostraría que lo tenemos asimilado e interiorizado, pero la realidad acaba siendo otra. La merma que sufrimos, la laguna que tenemos es educacional, porque ya no queremos disponer de 3 horas para ver una peli de romanos, ni mucho menos reflexionar sobre el mensaje que nos trasladan, renunciamos al conocimiento histórico que nos brindan y crecemos con unos muñones éticos que lo flipamos.

Y si queréis saber una cosa, ha llegado la Pascua y he vuelto a ver Espartaco, Ben-Hur y Quo Vadis? Y podría hacerlo extensivo a Los diez mandamientos, Sansón y Dalila o La Caída del Imperio Romano y poco más. No entro a valorar, tan siquiera, este tipo de cine bíblico en los años 70, 80 o 90, ya que simplemente es nocivo para la salud.

Y si me preguntáis quien soy, sin titubear os responderé: ‘Yo soy Espartaco’.

Cada loco, con su tema

Es curioso esto de las elecciones y los miedos que generan entre los políticos. En estos momentos los partidos parecen más un patio de colegio que una organización de personas adultas que trabajan por el bien común.

No hace bien a su política de comunicación que la noticia esté en las peleas entre las distintas facciones de un partido, en lugar de en el programa que van a llevar a cabo si consiguen ganar las elecciones.

En el PP, a la crisis tras los malos resultados en las elecciones andaluzas se une el incendio creado por el nombramiento de Esperanza Aguirre como candidata a la alcaldía de Madrid y el cuestionamiento interno de la labor de portavoz de Cospedal y su distanciamiento con la política de comunicación del Gobierno.

En el PSOE el enfrentamiento (o no) entre Pedro Sánchez y Susana Díaz sigue llenando titulares, aunque parece que ambos han llegado a una entente cordial, después del triunfo de Díaz en las elecciones andaluzas.

susana y pedro

Pero los problemas más gordos están en los dos partidos minoritarios con representación en las Cortes: IU y UPyD. Ambos son los que más están sintiendo la presión de las nuevas fuerzas políticas en auge: Podemos y Ciudadanos. Y a sus dirigentes les ha entrado el miedo.

Y lo peor es que el miedo paraliza, te hace arremeter contra los que tienes cerca y cometes más estupideces de lo normal. Y así la imagen de estos partidos es cada vez peor y los votantes se siguen alejando de ellos… la pescadilla que se muerde la cola, vamos.

En vez de contar con un plan de comunicación de crisis y de actuar conforme a criterios razonables para salir cuanto antes de la situación y recuperar la confianza de los ciudadanos, lo que están haciendo unos (IU) es negar la realidad y meterse en guerras internas a cuenta de la candidatura en Madrid; y los otros (UPyD), que me perdonen, pero parecen como ratas huyendo del barco que se está hundiendo o, como he leído en alguna parte, son como el mito de Saturno devorando a sus hijos.

rosa-diez-albert-rivera

Como cantaba Serrat, cada loco, con su tema… aunque creo que los dirigentes políticos deberían de cambiar de tema si quieren sacar algo en claro en los próximos meses.

Parece que los únicos que se salvan de esta crisis son Ciudadanos y Podemos… o quizá es que sus buenas expectativas electorales hacen que sus problemas queden más o menos ocultos. Aunque algunas fisuras han aparecido en Podemos, con las distintas acusaciones a sus líderes y ahora con la votación a la investidura de Susana Díaz en Andalucía.

Las elecciones del próximo 24-M prometen, por primera vez en muchos años, muy interesantes y darán mucho juego. Estaremos atentos.

Optimista por definición

Yo soy de las que ven siempre el vaso medio lleno, optimista por naturaleza. No es que no me preocupe por si puede ocurrir algo malo, pero no me quita el sueño ni condiciona mi manera de vivir. Como dice un proverbio chino (¡¡¡siempre he querido citar uno!!!): “Si un problema tiene solución, no hace falta preocuparse. Si no tiene solución, preocuparse no sirve de nada.”

Hace unos años, por cuestiones familiares, me pasé más de un año entrando y saliendo de La Fe. Estábamos preocupados, pero acabé encontrando humor a la situación: al principio decía que era porque, después de escribir tanto sobre el nuevo centro, tenía que conocerlo; luego decidí que tanta visita era porque igual iba a entrar en el gabinete de prensa del hospital; al final yo ya me veía como directora (siempre hay que tener expectativas elevadas). Prefiero buscar el lado bueno de las cosas.

Reconozco que hay momentos en que es complicado encontrarlo, pero si lo buscas aparece. Tomemos como ejemplo la corrupción en España: según una noticia de Europa Press, en España hay cerca de 1.900 imputados en causas abiertas por la corrupción y al menos 170 han sido condenadas por estos delitos en la última legislatura.

Unas cifras que dan mucho que pensar y que son preocupantes. Os estaréis preguntando cuál es el lado bueno de esta noticia, si lo hay. Pues sí, lo hay. Solo tenéis que pensar en lo mucho que hemos aprendido sobre derecho en los últimos años. Ahora términos como imputado, fraude fiscal, prevaricación y otros ya no nos son desconocidos. Conocemos mejor el sistema judicial y por ejemplo, con la entrada en prisión de la Pantoja, sabemos que con la pena que le ha caído podrá disfrutar de permisos ordinarios en mayo.

Esta faceta educativa de la prensa es una de las que más me gustan de ella. Responder a las preguntas que nos hacemos, adecuar el complicado lenguaje judicial para que lo entiendan los ciudadanos es un gran trabajo.

No solamente ha ocurrido con la corrupción. La crisis económica ha tenido, al menos, un aspecto positivo (vuelvo a ver las cosas con optimismo): ahora conocemos mejor cómo funciona la economía. Durante muchos años, la prensa ha explicado hasta la saciedad términos como preferentes, endeudamiento, prima de riesgo… De ser un aspecto que pasaba más desapercibido llegó un momento que abría los telediarios y llenaba las portadas de los periódicos.

prensa

También ha pasado con el Ébola. En cuanto llegaron los primeros casos a España, y luego con la infección de Teresa Romero, los medios explicaron cómo se contagiaba la enfermedad, cómo se ponía un traje de protección (en algunos casos hay que reconocer que se hizo un poco el ridículo con la explicación), cuál es el protocolo a seguir… desde luego informados estábamos.

Malas noticias, buenas conclusiones. Sí, se que en algún caso es difícil sacar algo positivo de él, pero hay que intentarlo. Ya están bastante mal las cosas cómo para que nosotros vayamos poniéndolas peor, ¿no creéis?