¿Por qué, ahora, un blog?

Comunicar (Del lat. communicāre).

1. tr. Hacer a otro partícipe de lo que uno tiene.

2. tr. Descubrir, manifestar o hacer saber a alguien algo.

3. tr. Conversar, tratar con alguien de palabra o por escrito. U. t. c. prnl.

4. tr. Transmitir señales mediante un código común al emisor y al receptor.

En estas pocas palabras la R.A.E. condensa una sucesión infinita de acciones en las que un emisor transmite información. Un emisor que puede ser un individuo, un grupo, una muchedumbre, que se dirige con una intención determinada a otro individuo, grupo o muchedumbre. Y no debemos olvidar la información, también intencionada, que recibimos de objetos, espacios, sonidos y hasta de ausencias u omisiones. El proceso comunicativo está en todas partes.

Nos interesa la comunicación, en todas sus vertientes: la que se produce desde los medios de comunicación y la que sucede en un patio de vecinos, la comunicación íntima, la que nos hace conversar con nosotros mismos y reflexionar, la que manifiesta la ciudadanía a gritos, la que evapora las distancias y nos acerca.

Nos interesa la comunicación así, conceptualmente y a lo grande, y por eso nos hemos decidido a comunicar nuestras inquietudes, nuestras experiencias y nuestras preguntas. Sobre todo, nuestras preguntas. Quizás la comunicación no sea la respuesta a todo, pero nos ubica junto al otro y nos obliga a hacernos preguntas.

3 pensamientos en “¿Por qué, ahora, un blog?

  1. Pingback: De la manipulación | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

  2. Tu bello nuevo blog, Mar i Vi, parece una respuesta inmediata a lo que pide Edgar Morin. Habla de una nueva política de civilización necesaria, política del buen vivir, y dice:

    “El buen vivir supone el florecimiento individual en el seno de las relaciones comunitarias. Nuestras vidas están polarizadas entre una parte prosáica, por un lado, que sufrimos sin alegría, por coacción o por obligación, y una parte poética, por otro, que nos dispensa plenitud, fervor, exaltación, y que encontramos en el amor, la amistad, los encuentros colectivos, las fiestas, los bailes, los juegos.
    La prosa de la vida nos permite sobrevivir.
    Pero vivir supone vivir poéticamente.”

    Que el filósofo del pensamiento complejo, a los 95 años diga esto, me impacta en medio de la vena lírica tan largamente comprimida.

    Gracias por este precioso espacio, te voy a seguir, querida
    Sara

  3. Pingback: Dos años contigo | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s