El valor de una imagen

Creo que se ha perdido el valor de la imagen. No el valor de comunicar, pero sí el de transmitir. Hoy en día, todos llevamos una cámara en el bolsillo y hacemos fotos sin ton ni son para inmediatamente subirlas a las redes sociales. Ya no importa el qué queremos contar con esa imagen, sino que se vea que has estado allí. ¿Cuántas veces hemos hecho una foto y hemos pensado “esta la subo al Facebook”? No las subimos por explicar una historia, las subimos para captar el momento, un momento importante (o no) pero que no tiene un valor informativo y, a veces, ni siquiera estético, por muchos filtros de Instagram que utilicemos.

Sin embargo, hubo un tiempo en que una foto era algo muy importante. Contaba la historia de esa persona y no tenía la urgencia de la instantaneidad, sino el valor de durar en el tiempo.

Hace unos meses me encontré, en casa de mis abuelos, una caja de zapatos llena de fotos antiguas (¿por qué las fotos antiguas siempre se guardaban en cajas de zapatos? ¿Resisten mejor el paso del tiempo?), algunas de hace un siglo. Dejé lo que estaba haciendo para sumergirme en ese relato de la historia de mi familia. Fue como si mis antepasados me contaran como era su vida, cómo eran las costumbres de la Valencia de principios de siglo XX.

.Imagen

Y me senté a escuchar lo que narraban esas imágenes: historias de una huerta que ya no existe, de hombres y mujeres trabajadores y de niños a los que les hacían posar de manera ridícula… Cuentan una vida muy diferente a la de hoy en día, pero con la que podemos identificarnos inmediatamente (vale, yo no vestiría a mi hijo como un barquillero en miniatura, pero hoy en día los disfrazamos de cualquier cosa sin problemas, ¿o no?).

Imagen

 

Imagen

Y de eso se trata. Dar testimonio de una realidad, comunicar. La fotografía es un sistema de comunicación, tan potente como cualquier otro, a veces incluso mayor. Solo hay que echar un vistazo a alguno de los ganadores de los Pulitzer para comprobarlo. O sin ir más lejos, recorrer la muestra de fotoperiodismo valenciano que todos los años organiza la Unió de Periodistes.

Los medios de comunicación lo han entendido muy bien y la imagen ha ganado terreno al texto. El dicho, “una imagen vale más que mil palabras”, es cada vez más real en nuestros días. Y lo dice alguien que ha hecho de la palabra su profesión. ¿Os imagináis comprando uno de los periódicos de principios de siglo, donde todo era texto y sin ninguna imagen que atrajera tu atención? Intentadlo, es difícil pasar de la primera columna.

 Imagen

Anuncios

8 pensamientos en “El valor de una imagen

  1. ¡Qué gran post para reflexionar! para reflexionar sobre muchas cosas, como la prostitución por saturación de la imagen, la renuncia que hacemos consciente o inconscientemente de nuestra privacidad por esa neura que nos entra (a veces) de ‘subirlo’ o compartirlo todo… teniendo en cuenta la idea originaria que se tenía de la fotografía (retrato) para algunas culturas antiguas (los indios de Norteamérica, creo) que entendían que cada imagen de personas que capturaba una fotografía robaba parte del alma de esas personas… y la verdad, no iban muy desencaminados…

    Y, desde luego, decorar tu post con esas fotografías antiguas de tu familia ha sido todo un lujo!!!

    • Es verdad, muchas culturas creían que las fotos robaban el alma, pero más que robarla yo creo que la retrata perfectamente, ¿no? Y eso es lo que a muchos les da miedo. Fíjate solo en la primera foto: transmite seguridad en un mismo, trabajo y amabilidad… yo no le conocí pero creo que nos hubiéramos llevado bien.
      Esas fotos han sido un tesoro encontrado en la casa de mis abuelos, uno que esperaba pero que hasta que no lo ves no lo valoras. Algún día te las enseño!!!

  2. Me he sentido muy identificada con este post. Yo soy de una generación en la que la fotografía captaba el momento único, el instante decisivo, y todavia soy muy cuidadosa a la hora de hacer un click y de ‘mostrar’ el fruto de ese click. El concepto de caja de apatos que guarda un tesoro continua muy dentro de mi.

    • Abrir esas cajas de zapatos es hacer un viaje maravilloso, ¿no te parece? A mi me gusta sentarme delante de ellas de vez en cuando y escuchar las historias que cuentan. Y sí, reconozco que he caído en la “trampa” de hacer fotos para subirlas a Facebook, es algo casi inevitable en estos tiempos que corren, pero no es lo mismo ver esas fotos que echar un vistazo a las otras… no cuentan las mismas historias.

  3. Excelente post Vicky, evocador..
    Yo apuntaría la alienación tecnológica como un suceso aislado, realmente tener acceso a herramientas multimedia es un problema?. A mi me parece que vivimos una crisis de valores en una sociedad cada vez menos reflexiva y los individuos nos pasamos mucho tiempo cara al ordenador y el móvil. A estas alturas de la vida solo nos queda ser considerados y educados, dar ejemplo a nuestros jóvenes, saber desconectar!

    • Tienes razón Carles, el problema no está en las herramientas (estas no son ni buenas ni malas), el fallo está en el uso que hacemos de ellas. Nos han metido en el cuerpo la necesidad de estar conectados, de la inmediatez y conseguir quitarnos las malas costumbres es tan difícil!!!

  4. La imagen es importante por el solo hecho de que es la “primera impresión” que tenemos con los otros… por eso creo que las herramientas que utilicemos son de gran ayuda a la hora de planificar. Yo particularmente utilizo una Macro Red Social, se llama http://glooday.com/, además cuanta con mas de 20 redes que las puedes personalizar por ejemplo la red de trabajo, don cargas tu CV y le colocas la foto que tu quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s