Cuatro razones para seguir a las bloggers de moda

Por cuestiones de trabajo, he tenido últimamente que seguir de cerca el mundo de las bloggers de moda, también conocidas como ego-bloggers. Y, la verdad, os tengo que decir que me ha resultado curioso.

Hay cientos y cientos de creadoras de blogs de moda (unas mejores y otras peores, como todo en la vida); cientos y cientos de chicas que muestran sus looks, sus viajes de lujo, sus eventos exclusivos, sus colaboraciones con marcas premium y no tan premium… Chicas con una vida aparentemente envidiable.

Aimee del blog Song of style

Aimee del blog Song of style

Muchas de ellas han ido acumulando seguidores, poco a poco, hasta el punto de haberse hecho tremendamente atractivas para las marcas por su poder de prescripción. En cristiano, que todo lo que llevan, hacen, comen y beben se convierte en cool y se vende como la espuma.

Algunas se cotizan que no veas y te piden una pasta por sacarte en su blog. Que yo no digo que eso esté mal, ojo, pero hay cifras que te ponen los pelos de punta. Otras ni se toman la molestia en contestarte cuando les mandas un mail diciéndoles que estás interesada por sus servicios. Claro, tienen tanta demanda que no dan abasto.

Y digo yo, ¿por qué nos torturamos viendo sus blogs? ¿Por qué día tras día comprobamos cómo su colección de ropa y complementos aumenta y su vida es cada vez más maravillosa?

Razón 1.- Cotilleo del bueno

Somos cotillas por naturaleza, eso no lo vamos a negar porque sería de idiotas.  No nos engañemos, nos gusta saber. Comenzamos a entrar en sus blogs por curiosidad, por ver lo que hacen y, de repente, llega un momento en que conocemos más de ellas que de nuestra vecina. Así que claro, no vamos a dejar de seguirles la pista a las pobres. Tenemos que y interesarnos por lo que les pasa casi como si fueran conocidas nuestras.

Blog Lovely Pepa

Alexandra creadora de blog Lovely Pepa

Razón 2.- Envidia de la mala

Pero de la mala malísima. Nos levantamos directas al blog porque queremos ver qué par de zapatos les han regalado esta semana y en qué hotel de lujo están desayunando hoy. Y ya puestos, criticamos sus looks y comentamos que han perdido su esencia y ya no son las mismas desde que saltaron a la fama.

Aunque, en realidad, lo que nos pasa es que querríamos ser como ellas y la envidia nos come por dentro. ¡Pero eso no lo admitiremos! ¡Hombre, faltaría más!

Razón 3.- En realidad, nos gustan

Nos gusta lo que nos muestran. Porque, cuidado, ellas mismas son muy selectivas y saben bien lo que quieren y lo que no. Por mucho que intentes convencerlas, hay algunas que no se ponen lo que les das para testar (como dicen ellas) ni aunque les regales mil.

Al principio, cuando están comenzando a labrarse un nombre en el mundo fashionista, lo notas y mucho. Aún no han alcanzado ese ansioso puesto de top blogger y parecen como más naturales, ves en las fotos que llevan una vida más normal y que su armario aún entra dentro de los límites de lo decente. Pero, aún en sus inicios, nos gustan mucho.

Razón 4.- No tienes más remedio

Y, aquí, vuelvo un poco al principio de este post. Se han convertido en un referente más de nuestras vidas. Son un fenómeno que estamos viviendo en pleno auge…y lo que nos queda.

Las bloggers dictan las normas y crean tendencias: “Style Scrapbook”, “Lovely Pepa”, “The Blonde Salad”, “Bartabac” y “Song of style”, son sólo algunos ejemplos. Todos (ciudadanas del mundo, marcas y gestores de redes sociales) vemos en ellas la imagen perfecta para lanzar un producto. Un escaparate en continuo movimiento. Se han erigido como el nuevo perfil del éxito cuando, en el fondo, si las analizáis, lo que hacen es imitarse las unas a las otras.

Yo, personalmente, con algunas de ellas he pasado por las cuatro razones, con otras aún no tengo claro por qué las sigo.

Anuncios

17 pensamientos en “Cuatro razones para seguir a las bloggers de moda

  1. Bueno, bueno, bueno… este tema me encanta!
    Te voy a ser sincera: me gusta mucho la moda, los catálogos de ropa de las diferentes tiendas son mis Biblia y las revistas tipo Vogue, Elle, Cosmopolitan son mi Corán. O eran. Te puedo decir que a todos los blogs que has nombrado los seguía, y muchos muchísimos más.
    Ahora pues, te digo que me he hartado de que el único contenido que publican ahora son ellas mismas viviendo una vida que la sociedad ha creado por y para ellas.
    No son reales, no crean contenidos interesantes ni se adelantan a las temporadas como hacían hace un par de años. Ya no me apetece ver lo que se ponen ni cómo, primero por lo que te he dicho, y segundo porque no me lo puedo permitir. No me dan envidia ni me interesan, ya no. De hecho, soy de las que últimamente criticaban todos sus posts y dejaba de seguirlas en todas las redes sociales.
    Ahora busco otro tipo de blogs, más reales y hablen de temas que de verdad sirven para algo, aunque sea para tener una conversación más allá del último discurso de la Botella. La moda ya veré como me la reinvento con esta crisis que no acaba nunca.

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo. Creo que con el tiempo todo este mundo de las bloggers de moda se ha ido de las manos porque las marcas les han dado voz y voto. Y, como tú dices, las bloggers ya no son lo que eran. El sueño de muchas de ellas ya no es sentarse en la primera fila para ver un desfile y comentarlo, para adelantar tendencias, sino cobrar quinientos euros o más por hacerlo.
      Y, ojo, no he dicho nada en el post de que la mayor parte de las afortunadas que pueden vivir de sus páginas están respaldadas por plataformas diseñadas para albergar este tipo de bitácoras. Sin ese apoyo, no podrían vivir. Esos “lobbies” que les proporcionan publicidad y les permiten agruparse para conseguir campañas, lo son todo. O sea, que menos lobos, caperucitas, porque al final, la gente como tú y como yo, nos damos cuenta y nos decepcionamos.
      Un saludo Isabel y gracias por tu comentario.

    • Pues más o menos, Pere. Ellas comenzarían también a lo mejor con voluntad de objetividad y honestidad, pero con el tiempo la han perdido. Aunque no lo son todas ¿eh?. Afortunadamente, quedan algunas que cuando ven productos e ideas interesantes en las marcas también te ayudan desinteresadamente.

  2. Buenísimo!!! totalmente de acuerdo, hace tiempo que comento todo esto con mis amigas, es irreal. Yo ya nos las sigo, ni lovely Pepa, ni Barbatac…ni nada de nada…lo único que conseguían era hacer más evidente que la gente normal, la “common people” con trabajos mal pagados, los afortunados, o simplemente los que ni lo no tienen, jamás podrán tener ni tanta ropa, ni bolsos “must have” ni un tipo de calzado para cada look….Así que me gusta la gente que le saca partido a lo que tiene y se compra alguna cosilla de vez en cuando.

    • Gracias Vicky por tu comentario. Lo cierto es que en ellas todo ha alcanzado un ‘high level’ que se escapa a nuestra realidad del día a día, como tú bien dices. Yo también aprovecho a tope mi fondo de armario y le saco un partido que no veas! Y caprichos de moda, los justos y en ocasiones especiales. Un saludo

  3. Totalmente conforme. Yo empece a seguirlas también por trabajo e incluso me atreví a escribir a algunas de ellas. De unos 30 mails escritos a propósito por cada una de ellas, siguiendo sus expresas explicaciones y amables invitaciones a hacerlo, solo conseguí una respuesta en negativo. El resto silencio. Cuándo ya entendí un poco como funciona el tema, me di cuenta de que fue una perdida de tiempo. Aunque no son todas presentan looks tan inalcanzables, a mi me gusta http://thestylecrusader.com/que te enseña un ropero mínimal a más no poder, o el “street style” que piensa repetir hasta la saciedad porque le gusta. Sin complejos. Desde luego puestos a seguir es mejor seguir a alguien que te hace sentir bien con tu ropa de xx años!! (y no fue ella la que me respondió). Saludos

    • Hola Paloma. A mi me ha pasado igual que a ti. Yo entiendo que estarán un poco hartas de que les escriban todas las marcas y que firmas de todo tipo les pidan colaboraciones a todas horas, pero es cierto que no cuesta nada contestar. Eso les daría muchísima más credibilidad y les haría estar mejor consideradas, pienso yo.
      De todas formas, reitero lo que he dicho antes, no todas son así. Aunque la mayoría no contesta, hay quien sí lo hace e, incluso, hay quien desinteresadamente o cambio de un producto de la firma se prestan a mencionarte en su blog. En Madrid y en Valencia (mi ciudad actual de trabajo) yo he encontrado alguna que me ha sorprendido gratamente por su profesionalidad. Gracias por tu comentario. Buenas noches.

  4. Hola Bea,
    Efectivamente, lo que hacen es copiarse unas a otras o tratar de ser la “más fashion”.
    A mí me interesaría mucho conocer aprox. las cifras de las que estamos hablando. ¿Tienes algún dato sobre este tema?

    • Hola, Ana. Las cifras varían mucho dependiendo del caché (por decirlo de alguna manera) que tenga el blog y la blogger. Normal, por otra parte. Las que están empezando cobran menos y exigen menos acuerdos comerciales que quien ya está “consagrada”, tiene un nombre y ha alcanzado un puesto de relevancia, por ejemplo, en algún medio de comunicación o en alguna revista de moda. Por lo que yo me he encontrado en mi trabajo, las cifras oscilan entre 60 y 500 euros de media por hacer un post en el blog, más productos de la firma. Hay quien únicamente con productos de la marca ya te hace menciones en el blog. Y las hay también que invitándolas a un evento en el que se presenta la marca en cuestión, te obsequian con su presencia y te dejan que las cites o utilices su nombre en favor de la marca.
      Un saludo.

  5. Yo empecé con fuerza, y lo dejé con la misma fuerza. Pero porque no me interesan, no porque me parezca mal.
    ¿Que reflejan un estilo de vida inalcanzable para casi todos? Sí ¿y qué? El Hola también, y mirad su repercusión. ¿Que se han convertido en influencers y se han endiosao? Sí ¿y qué? Si han conseguido que su hobby se convierta en su forma de vida me parece igual de bueno que en cualquier otro caso.
    Creo que, aunque quizás algunas inconscientemente, saben que el tiempo de engagement con su público es corto: las sigues con fruición pero te cansas rápido. Y que juegan con la carta ganadora: siempre va a haber más gente joven que busca consejos, un espejo en el que mirarse y liderazgo que seguidoras desencantadas que las abandonan.
    No nos engañemos: si consiguen miles de seguidoras que las idolatran, que las inviten a los desfiles más prestigiosos y, muchas de ellas, vivir de esto, son listas y están haciendo las cosas bien.
    Vaya troncho de comment.

    • No si a mi me parece bien. De hecho, en el post he escrito que tienen su público porque la gente las sigue, ni más ni menos, Yo no dio que no tengan engagement (que lo tienen) ni que hagan de su hobby su trabajo (casi todos nos guiamos en nuestras profesiones por nuestros gustos). Lo único que yo veo es que algunas son muy profesionales y otras no. Nada más. Y no se puede ir de objetivas y de dignas con las marcas y tener un alto “caché” cuando no eres profesional. Si lo eres, no problem. Adelante

  6. La verdad es que yo sigo mucho blog de moda y he encontrado a gente maravillosa, pero también te digo que hay mucha “diva” que creen estar en otro nivel… pero claro que lleven una prenda y se acabe en la tienda es un punto… ojala quisieran llevar un bolso mio, jajaja (aunque no se lo voy a regalar 😉

    • Pues tú lo has dicho, MiBolsodelSur. De todo hay en el mundo. Es lo que vengo diciendo en los comentarios. Hay gente muy profesional que tiene un blog muy bien hecho con el que es capaz de convertir a la marca en una referencia (ese es el trabajo del blogger, ser prescriptor de la marca), y otros blogs que se aprovechan de la situación con muy poca profesionalidad. La cuestión está en diferenciar y elegir, siempre que las marcas estén dispuestas a pasar, o no, por el aro. Tú misma lo has dicho: yo no les voy a regalar un bolso. Pues muy bien que harás. Porque, quizá, tú como ellas también tengas tu caché, te haya costado mucho lanzar tu marca con tu esfuerzo y quieras mantenerte al margen de todo esto porque tu plan de expansión no vaya por ahí.
      Un saludo.

  7. Como nos gusta el tema…. También habría que analizar cuantas de las seguidoras, y de las lectoras que dejan comentarios son bloggers o aspirantes a , que buscan tener visitas a su propio blog. Hay muy pocos comentarios críticos y muchos. “Guapísima, me encanta, visita mi blog ….”. Tampoco digo que este mal, ojo, que todos los que estamos en esto buscamos visitas, “me gustas”, enlaces y lo que sea. Es como funciona, pero se llega un poco al absurdo de yo te sigo, tu me sigues, nosotros nos seguimos…

    Saludos.

    • Así son las redes, Paloma. Tienen sus muchas cosas buenas y sus pequeñas cosas malas. Nada está mal o está bien, dependiendo del fin que se busque y de la honradez con la que se haga. De nuevo, gracias por tus aportaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s