Violencia de género vs violencia machista

DSC_3686

En poco más de 24 horas han sido asesinadas 4 mujeres la semana pasada.

Las estadísticas de los últimos 10 años son en 2012, 49, en 2011, 61, … 73, 56, 76, 71, 69, 57, 72 y en 2003, 71 víctimas. Poco mas de una por semana.

Cómo yo soy de ciencias no tengo muy claro la diferencia entre los dos conceptos.

Los políticos y, a veces, los periodistas utilizan indistintamente violencia de género y violencia machista así que he decidido enterarme.

Las primeras sensaciones son que lo de género hace referencia a masculino/femenino y que violencia machista hace referencia a que todos los hombres somos unos asesinos.

Mas de una mujer por semana acaba en el cementerio asesinada. De vez en cuando algún hombre también.

Mas de una mujer por semana acaba en el cementerio asesinada. De vez en cuando algún hombre también.

Sólo sensaciones, veamos en la RAE.

género.

  1. m. Conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes.

No me aclara mucho pero parece que se refiere al género humano.

El María Moliner me lo complica aún más:
2
 Biol. Grupo taxonómico formado por especies que presentan características similares; es una categoría superior a especie e inferior a familia.

Veamos en la Wikipedia que ya nos lo cuenta todo de una tacada.

Violencia de género:

La violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género …

… normalmente se la asocia a la violencia contra la mujer, aunque no son sinónimos …

… no toda la violencia contra la mujer puede identificarse como violencia de género, ya que el término hace referencia a aquel tipo de violencia que tiene sus raíces en las relaciones de género dominantes existentes en una sociedad, por lo que es habitual que exista cierta confusión al respecto …

Esto me deja más tranquilo, lo de la confusión.

Vamos a ver que es eso de la violencia machista.

Primero la RAE.

machismo.

  1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

prepotente.

  1.  adj. Más poderoso que otros, o muy poderoso.
  2.  adj. Que abusa de su poder o hace alarde de él.

Esto si me queda muy claro: violencia por parte de un varón hacia las mujeres abusando de su poder.

Y me pregunto, ¿habrá violencia feminista? ¿Que es eso del feminismo?

feminismo.

1. m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.

2. m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

Esto me deja más tranquilo: soy feminista y no soy machista. De hecho muchas veces sé que las mujeres sois superiores en muchos aspectos, excepto en la fuerza.

Cantidad de mujeres viven atrapadas sin denunciar a sus maltratadores.

Cantidad de mujeres viven atrapadas sin denunciar a sus maltratadores.

Yo creo que  nos complicamos demasiado la vida. Al pan, pan y al vino, vino.

imbécil.

1. adj. Alelado, escaso de razón.

Imbécil no es un insulto, es un adjetivo que refleja claramente lo que quiere decir.

¿Porqué no somos tan claros con toda esta panda de hijos de puta y les llamamos por su nombre? ¿Porqué complicamos tanto la comunicación?

A mi se me ocurren un par de palabras que los dicen muy clarito:

asesinar.

1. tr. Matar a alguien con premeditación, alevosía, etc.

homicidio.

1. m. Muerte causada a una persona por otra.

3. m. Der. Delito consistente en matar a alguien sin que concurran las circunstancias de alevosía, precio o ensañamiento.

Más protección, mejores leyes y menos palabrería rara.

Lo dicho: Al pan, pan y al vino, vino.

Mejor legislación una justicia más ágil y mas protección.

Mejor legislación una justicia más ágil y mas protección.

Guía práctica para detectar al perfecto incompetente

Quizás habéis pensado muchas veces que vivís rodeados de incompetentes. Y seguro que es cierto, hay mucha gente así. Yo también lo soy en ciertos momentos de mi vida, la verdad.

Pero, en una época de crisis económica, social y empresarial como la que vivimos, aprender a tratar la incompetencia, empezando por admitirla, es una necesidad y una obligación que nos urge corregir.

Casi todos, en el colegio o en la universidad, hemos tenido la oportunidad de aprender muchísimas cosas, todas muy útiles: matemáticas (bueno, yo no muchas porque no me gustaban), lengua, literatura, marketing, microeconomía, macroeconomía, derecho… Sin embargo, tengo la sensación de que ha faltado, posiblemente, una de las asignaturas más importantes de la vida: enseñar a comunicarnos adecuadamente.

Háblale a la mano

Solución ante incompetentes : decirles ‘Háblale a la mano’

Y es que creo que la mala comunicación (o la ausencia de ella) es uno de los factores esenciales de que existan personas incompetentes. Grandes pensadores como Robert J. Sternberg, Jürgen Habermas o Daniel Goleman han dedicado mucho tiempo a este tema.  Por eso, aprovechando las enseñanzas de estos tres grandes genios, podemos delatar, entre todos, al perfecto incompetente. He aquí unas pistas a modo de pequeña guía:

  1. Se cree un ser único e irrepetible. Vamos, casi un Dios. Piensa que nadie, más que él, tiene algo que aportar y decir. Y lo expresa con frases como, por ejemplo, “Voy a hacer esto porque si no lo hago yo, nadie lo hace”; “Llevo mucho tiempo dedicándome a esto y sé de lo que hablo” o “Hazlo bien, hazlo como yo”. También con coletillas del tipo: “¿me entiendes?”,¿sabes lo que te quiero decir? “; “te lo digo de verdad” o “y esto es así”.
  2. No hay nada que le guste del resto de las personas. Nunca ve virtudes en los demás ni cosas buenas. En el caso de que las detecte, tampoco las dice, se las calla. Con lo cual, su relación comunicativa con el resto de los mortales, casi siempre, es difícil y escasa.
  3. Siempre está criticando. Y, por regla general, a espaldas de la gente. Su debilidad son las puñaladas traperas. Y, aunque sea verdad lo que esté diciendo y tenga razón en lo que esté haciendo, su comunicación con los demás nunca es fluida, sino más bien espesa.
  4. El lenguaje positivo nunca pone en peligro la comunicación

    El lenguaje positivo nunca pone en peligro la comunicación

    Nunca es positivo cuando utiliza el lenguaje. Lo que denota que no hay deseo sincero en él de mejorar, de crecer, de cambiar o de asumir responsabilidades. Además, sonreír y crear buen rollo son verbos que casi siempre desconoce. Y, desde luego, hoy en día lo que nos hace falta es gente alegre que arrastre como un imán al resto de la gente.

  5. Hiere el orgullo de los demás ¡Importantísimo! En este caso, estamos ante un incompetente premium. Se comunica humillando, por lo tanto, quien lo escucha, al sentirse golpeado, siente la necesidad imperiosa de defenderse. Y así es imposible, o casi imposible, entablar una comunicación sincera y generar feedback con el sujeto.
  6. Y, la última, siempre abre la boquita antes de escuchar. Nunca hace que su interlocutor se sienta importante y esto, aunque suene paradójico, es uno de los secretos imprescindibles de los buenos conversadores, ésos que me gustan tanto a mí.

En conclusión, que en esta vida es muy importante que dediquemos tiempo a reflexionar sobre cómo nos comunicamos con los demás si no queremos ser unos incompetentes de tomo y lomo. El éxito de los competentes, y lo digo muy en serio, está en la comunicación. Éste será siempre su factor diferencial.

¿Nos animamos a acabar con la incompetencia?

Mi / Tu ‘YO’ como marca / protagonista

La comunicación en estado puro, la interpersonal o grupal, la que no está sujeta a filtros, canales, caracteres, ni redes es rica en matices y puede adquirir múltiples formas, en función del entorno, del momento, del estado de ánimo en el que nos encontremos, de la diversidad del grupo en el que nos movamos o las rivalidades con las que topemos.

Esta es una comunicación mutante y nosotros nos metamorfoseamos con ella. Y la posición que adoptemos, la personalidad que asumamos, dirá mucho de nosotros ante el resto. Seamos eclécticos, pues, mutemos y desconcertemos.

Lo que está claro es que cuando dormimos nadie nos roba el papel de protagonista, cuando despertamos seguimos siéndolo y solo cuando compartimos las primeras palabras con nuestro entorno (parejas, hijos, vecinos, señora de la limpieza…) empezamos a ceder protagonismo frente a terceros.

Esa misma comunicación interpersonal es materia de estudio y aprendizaje también en el ámbito profesional: ya sea protocolo, marketing, ventas, recursos humanos, pero sobre todo lo es para profesionales de la comunicación y las Relaciones Públicas.

La gestión, promoción y ‘venta’ de nuestra propia ‘marca’, nuestro ‘YO’, debe ser rica en matices para que no nos juzguen desde un primer momento y muramos de encasillamiento.

pou2[1]

Nuestros movimientos en público deben ser tan estudiados como los que se preparan en escena, y al tiempo tan naturales que no parezcan impostados.

Bienvenidos al ‘postureo’ de las Relaciones Públicas. Si dominas tu entorno y te ceden protagonismo, asúmelo o declínalo con gusto; si por rango, edad, posición o desconocimiento lo asumen otros frente a ti, no compitas, ejerce de complemento y solo deja tu impronta (con un gesto o comentario certero) cuando sepas que ha llegado tu momento.

No siempre vamos a poder ser ‘protas’ y tampoco es que sea necesario para defender o ‘colar’ nuestro mensaje, los que se empeñan en ello acaban cayendo del pedestal al que se subieron. Pero disfrutemos con esas posibilidades. Hoy triunfo, hoy soy secundario (actor de reparto, como eufemismo), hoy ‘me borro’, hoy soy humilde, mañana guerrero… disfrutemos mientras nos enriquecemos.

Al final, el verdadero ‘prota’ no es el que se lo cree, sino el que consigue que se lo crean terceros. Es una mezcla de buena educación, mejores maneras, sentido del humor, unas cuantas dosis de ironía, sarcasmo, saber observar y escuchar, para poder responder mejor cuando llegue el momento y que quede claro, yo no sé de esto porque lo domino o lo ejerzo. Lo sé porque lo aprendo día a día de mis maestros. Y no me confundan todo esto, por favor, con artes nada nobles como son la pedantería o la arrogancia. Hoy no hablamos de esto. Hablamos como siempre me dice un buen amigo de marketing life o de otro (igual de bueno) que se inclina por el personal couch. 

Y sobre todo, tengan en cuenta que esto vale para cualquier ámbito de nuestro día a día (una reunión de empresa, una mesa redonda, una reunión de vecinos, un afterwork o unas birras en una terraza). Sirve tanto para un cóctel de etiqueta como para un botellón y un buen ejercicio es pasar de uno a otro en el mismo día. Es cuestión de actitud, yo lo he hecho*.

 

Otro buen ejemplo sería trasladar el cuidado de tu YO, tu imagen, tu POU a las redes. Pero esto da para otro post, se lo cedo a mis compis.

En fin, cuiden su YO, es él quien sale todas las mañanas para ganar su sustento.

* Dedicado a la VI Promoción de Licenciados en Publicidad y Relaciones Públicas de ESIC (Valencia).

    

Indigentes digitales, os adoro

Tengo varios amigos que pasan olímpicamente de las redes sociales, muchos otros que las utilizan de vez en cuando y se tiran semanas sin entrar a consultarlas; algunos que ni siquiera tienen Facebook, un par de ellos que se acaban de instalar WhatsApp en el smartphone y creen con eso que ya han entrado en la era 2.0 y otros, que aún confunden el Twitter con el Tuenti (y que ya son casos perdidos para mi).

Yo me río mucho con ellos y, desde el cariño, les llamo “indigentes digitales”. Pero, a veces, me hacen reflexionar, y mucho, porque con sus argumentos me desmontan el mundo.

Redes sociales

Las redes sociales son sólo una puerta al mundo donde viven tus amigos

Oye, Bea, me dicen, que esto ‘del Internet’ a mi no me va. Oye, que no pasa nada si aún no tienes una cuenta en Google + (léase Google Más), aunque ya haga dos años que salió.

Que no pasa nada si no tienes Twitter en el móvil y no puedes leer las menciones un minuto después de que te las escriban. Que si te tiras dos semanas sin entrar a Facebook, no se acaba el mundo. Y que si no conoces cuáles son los Trending Topics del momento, te cabreas menos y vives más feliz.

Estoy segura de que 9 de cada 10 personas que estáis leyendo esto os estáis mordiendo las uñas, pero a mi, a veces, me dan ganas de comprobar si realmente no pasa nada por desconectar unos días. Igual, quién sabe, sorprendentemente y casi contra todo pronóstico, el sol sigue saliendo, igual hay atardeceres increíbles que me estoy perdiendo, parques llenos de gente con la que no estoy hablando, conciertos de los que no estoy disfrutando, música en los pubs que no estoy bailando, gente nueva que no estoy conociendo.

Y es que, quizás, de vez en cuando, sea conveniente marcharse del mundo online para ver de lejos a tus amigos.  A los de verdad, no a los del Facebook. A los que echas de menos; amigos que te gustaría que estuvieran aquí, aquellos que te ponen un SMS tradicional en el móvil y te dicen que tienen ganas de abrazarte, los que te mandan un  mail para decirte que te echan de menos, los que te llaman porque se les hace raro no oír tu voz.

Saltar

¡Saltemos al mundo exterior! Puede que nos estemos perdiendo algo

Desde los ojos de mis indigentes digitales, igual las redes sociales son sólo una puerta al mundo donde viven tus amigos. Vuelvo a repetir, los de verdad. A los que echas de menos.  Igual es cierto que se puede vivir sin Facebook y sin Twitter, por mucha “inercia social” que tengas. Posiblemente, vivir sin tus amigos de verdad cueste mucho más.

Puede que la era online haya traído consigo una explicación distinta a lo que expertos en psicología conocen por el término de amigo. Ahora bien, no me digáis que no os resulta difícil no estar conectados a las redes.

A mi, sí. Pero, como dice Punset: “Life is a mistake”.

Nada en la TV

Creo que anteriormente he declarado de manera abierta que me gusta mirarla. Lo que no implica tragarse cualquier bodrio que a uno le plantan delante. Es exasperante ponerse ante el aparato cada noche y comprobar que, salvo contados casos, no hay nada. Todas las noches la misma conversación que nos tiene en un bucle:

– Cariño, ¿qué hay esta noche en la tele?

– Voy a ver.

Y tras comprobar el teletexto:

– Nada. Absolutamente nada.

Es penoso.  Al final optamos por una serie que nos da igual no volver a ver, o un “Españoles viajeros” o un “Callejeros por el mundo” en cualquier destino más o menos exótico que casi con seguridad ya hemos visto. Si, como a menudo afirmamos, la televisión acaba con nuestra vida amorosa, calculo que en estos tiempos debe estar de lo más animada. Salvo los martes. Los martes está “Master Chef” en el que disfrutamos viendo planificar y cocinar platos de dificultad desigual. Aunque últimamente está adquiriendo un tono de reality que no pinta nada, la cocina (o la comida) nos reúne a todos, despierta nuestros sentidos, nuestra creatividad y nuestro apetito. Hasta nuestra autoestima. Seguramente había gente que miraba los programas de talentos musicales y pensaba “yo canto mejor”. Ante Master Chef tenemos la oportunidad de probar y reunir a nuestros familiares para comprobarlo. El caso es que, si la memoria no me falla, RTVE no debería hacer publicidad, y eso debería incluir a los patrocinadores, ni supermercados ni electrodomésticos ni gobiernos regionales ni nada, que son nombrados habitualmente.

masterchef1

Pero hay otra serie de programas de entretenimiento en los que hay una serie de personajes famosos que animan con sus juicios (mayormente inexpertos) y comentarios (generalmente impertinentes) las actuaciones de los participantes. Ahora está de moda que incluso los participantes sean famosos. Ya sólo nos queda ser espectadores. El caso es que por esos programas circulan una serie de personajes que viven constantemente haciendo promoción, promoción de sí mismos. Y el objetivo no es otro que, como reza el gazapo, estar en el candelabro. A la luz de las cifras de taquilla calculo que Santiago Segura ha debido ganar una pasta con la saga “Torrente”. ¿Qué hace en esos programas sino promocionarse hasta que tenga la próxima entrega? Pero me llama aún más la atención el caso de Guti, ese tan rebelde como talentoso exfutbolista, por los platós en plan Risto Mejide oxigenado. ¿Se promociona, es por vanidad o simplemente no tiene nada mejor que hacer? Y así con cantantes, cocineros, presentadores, etc. en diferentes situaciones, de supervivencia, de baile, en un trampolín, imitando, etc. Qué versátiles por otra parte. Me recuerda a esos grandes talentos capaces de actuar, cantar, bailar, montar a caballo, luchar, etc. Pero haciéndolo todo mal. A veces, sólo medio mal.

splash

Tenemos unos medios de comunicación bastante mediocres. La TV se lleva la palma. Qué lástima, con el buen invento que es. Gracias a los responsables por animar nuestras alcobas.

En comunicación hay que saber nadar y guardar la ropa

the-swimmer-lancaster[1]Corren tiempos de marketing de contenidos, de contar historias, de una publicidad que emocione, que transmita experiencias como nunca antes lo ha hecho. Son días en los que se requiere un diálogo fluido entre los consumidores y las marcas, entre las personas y las empresas. La comunicación sigue cambiando y el modo en que nos comunicamos todos, personas, organizaciones, empresas, marcas… también. Y el que no quiera verlo se convertirá en un holograma con fecha de caducidad cercana.

La comunicación que conecta hoy es la que conmueve, necesitamos que nos sorprendan porque parece que ya estemos de vuelta de todo, saturados, infoxicados, sobrecargados. Parece que sólo nos vaya lo último, lo más moderno, evitamos lo antiguo o como mucho lo disfrazamos de vintage. Si tan sólo nos detuviéramos un instante y fuéramos capaces de echar la vista atrás nos encontraríamos un sinfín de cosas, detalles, historias que hemos evitado por rancios, sin reparar en que esa actitud nos hace a nosotros antiguos frente a lo que es y será verdaderamente moderno.

the-swimmer-poster[1]El otro día caí en la cuenta de ello. Una peli por un canal caspa, pero de esos que tienen mérito por aguantar año tras año. El nadador (the swimmer) de 1968 con un espectacular cincuentón, Burt Lancaster, que interpreta a un ejecutivo publicista en su auge y caída y nos invita a acompañarlo en su declive, en un camino de regreso a casa, yendo, nada menos que, de piscina en piscina. Una crítica feroz al sueño americano, en un momento en el que nadie se atrevió a hacerlo. Normal que fuera un fracaso en taquilla.

No les desvelo más del guión, si tienen curiosidad, acérquense a la película o al libro, cuando el argumento está basado en la condición humana, éste no pasa de moda. ¡Ah! y el amigo Burt está brutal. A mí me ‘llegó’, reconozco que mis veranos de joven eran un transitar de piscina en piscina. tumblr_ml2z2eQSHb1qgpddwo1_1280[1]

El nadador es, sin duda, uno de los mejores ejemplos hoy de lo que es contar historias y hacerlo a través de múltiples soportes, adaptando el contenido a cada uno de los canales.

El nadador es un relato corto original de John Cheever, publicado en 1964. Un relato crítico y conmovedor que inspiró una película en 1968, no menos conmovedora y crítica. Y esta a su vez, ya con un contenido desvirtuado sirvió de idea para un spot de televisión para la marca Levi’s, en 1992. Un anuncio que recuperaba la estética de los 50 y el way of life americano, pero con un toque trasgresor con una soberbia canción de Dinah Washington que grabó en 1952 y que se había compuesto (¡oigan bien!) en 1932.

Les hablo de literatura, cine, publicidad, música… ¿Qué tenemos con todos esos ingredientes? Historias, historias adaptadas a públicos y canales en cada momento. Hacia eso mismo nos dicen que se encamina la comunicación en estos tiempos. No nos asustemos, pues. Si hay algo que no entendamos, siempre podemos volver la vista atrás. Lo viejo es nuevo. He necesitado ver como asoman las canas en mi pelo y en mi barba para entenderlo. ¡Qué le vamos a hacer, siempre fui lento de reflejos!

¿Comemos el 23 de mayo en el Euskalduna de Bilbao?

Sherpa Summit Bilbao 2013

El Euskalduna es un restaurante de Bilbao en la calle Euskalduna. Pero ellos han quedado en el Palacio Euskalduna. Han quedado a las 9 de la mañana y no terminarán hasta las 9 de la noche: lo que dice mi mujer, las comidas en Euskadi son interminables. Pero vayamos por partes.

¿Quienes han quedado? Ahí va la lista.

Chris Shipley, es la CEO de Guidewire Labs en Silicon Valley, que se dedican a descubrir startups tecnológicas innovadoras
Mitchell Baker, Presidenta de Mozilla Corporation y Foundation
Doug Solomon, ex Director Mundial de Estrategia de Apple
John Lunn, Director Global de Innovación de PayPal
Alex Ceballos, Director Mundial de Desarrollo de Negocio de Amazon
Javier Santiso, Chairman de Telefónica Europa
Martin Varsavsky, Fundador de Jazztel
Jorge Lang, Director de Innovación del Sur de Europa en Intel
Xabier Uribe-Etxebarria, fundador de Sher.pa, el asistente personal en español líder para smartphones con Android
La verdad es que son una colección de personajes que han tenido que ver con nuestra vida tecnológica actual. Sin ir muy lejos yo soy usuario de Apple, Paypal, Amazon, Intel, Android y me gustaría que me funcionara el Sherpa en mi HTC Desire Android (“¿Seguro que tienes cobertura de datos? Es que me está costando conectar …” me dice .. pues si tengo cobertura, pero a mi me está costado la vida que funcione).
Est@s señor@s vienen a Bilbao y nos invitan a comer y a pasar el día con ellos hablando del futuro, de las tendencias, de lo que nos va a llegar en lo que se refiere a las búsquedas en el móvil (se refieren a los smartphones y las tablets) y a los interfaces de comunicación entre el Hombre y la Máquina.
El Sherpa Summit Bilbao 2013 parece un evento realmente interesante (los que estuvieron el 2011 así lo dicen) en el que podremos escuchar, reflexionar, compartir con otros (hacer networking se llama ahora) y vislumbrar el futuro durante 12 horas.
Si te inscribes antes del día 15 cuesta 110 euros en lugar de lo 220 euros para los inscritos de última hora.
Es un asunto de expectativas, que los 220 euros las ponen altas: debe de ser muy interesante.
Pero si le aplicamos el descuento del 50% por inscripción temprana y los eventos incluidos:
• Comida (¿valoramos en 15-20 euros?)
• Concierto de El Mentón de Fogarty (¿15 euros?)
Kooza (trocito) del Cirque du Soleil (¿10 euros?)
• Zuhaitz Gurrutxaga (monologuista) y Salva López (Rockvolución) ¿(otros 20 euros?)
Que 110 euros, menos 60 euros de contenidos, extra se nos queda en 50 euros, para casi 20 ponentes nos sale a 2,5 euros cada ponencia de media hora en directo y con traducción simultánea. ¡Ni lo dudes!
Mi pelea personal es que quiero dejar de teclear el ordenador por el método bíblico (“busca –la tecla- y encontrarás”) y pasar a dictar para que La Máquina lo haga. Hay un programa maravilloso que quiero comprar desde hace meses, el Dragon Dictate que cuesta 199,99$, pero todavía no existe para Mac en español.
Tampoco consigo sincronizar el Outlook para Mac con mi Android así que estos señores, con los que comeremos en Bilbao el día 23, tienen trabajo para rato porque hay grandes necesidades en el mercado.
Yo sólo quiero que me revisen el HTC Desire Android, para que no se apague sólo, y que saquen la versión del programa Dragon Dictate para Mac en español.
Mientras sale el Dragon, a ver si consigo que me funcione el Sherpa en el Android, le dicto a él y luego me lo envío desde el Android al Mac por email o por Whatsapp.
¡Vaya lío!