Las imágenes de Boston

Hace sólo unas horas, tres explosiones han causado tres muertos y un centenar de heridos en Boston, ciudad que estaba celebrando en esos momentos su famosa maratón.

Que es una barbarie, no tiene discusión, no vamos a entrar en eso. Sobre todo porque a estas horas todos podemos ser testigos directos gracias a las docenas de imágenes muy explícitas que ya hay circulando por la Red.

Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido la autocensura que se impusieron los medios en los atentados de Nueva York, Madrid o Londres en cuanto a las imágenes. Esta autocensura ha sido objeto de análisis durante años pero, claro, cuando todas estas catástrofes ocurrieron no existían las redes sociales, especialmente Twitter. La autocensura de los medios de comunicación no tuvo competidores, no tuvo que lidiar contra los ciudadanos y las redes sociales.

Ahora sí, y parece que el debate ya no existe: las imágenes, por crudas que sean, por poco respetuosas que parezcan para las víctimas y sus familias, se difunden. Ya no hay debate. Sin aparente discusión, las ediciones digitales de los periódicos han creado fotogalerías que, a pocas horas del suceso, ya se han convertido en las páginas más vistas. Hay alguna reflexión, cierto, pero ¿debate? No lo parece.

Tiendo a pensar que el debate ha desaparecido para los medios de comunicación porque son conscientes de que las imágenes van a circular igualmente, las publiquen ellos o no y, claro, no pueden quedarse al margen y perder su cuota de mercado en un día en el que todos vamos a querer saber qué ha pasado y vamos a consumir prensa. Las imágenes, por macabras que sean, van a seguir apareciendo en Twitter, en Facebook, en blogs… así que la autocensura en los medios de comunicación no es posible. No es ni discutible.

Ya no se puede llegar a un acuerdo tácito y paternalista para no publicar las peores imágenes bajo la excusa de que no es necesario mostrar lo peor de lo que es capaz el ser humano. Ni tan siquiera puede argüirse el respeto y consideración a las víctimas. Muchas de las personas que van a compartir y retuitear esas fotos no saben nada de la ética periodística, no van a reflexionar las razones por las que deben compartir esas imágenes o no. Simplemente, van a hacerlo. No son periodistas, no tienen por qué plantearse esas reflexiones, no tienen por qué ser éticos. Tampoco parece que los periodistas tengan mucha obligación de serlo pero ¿alguien se lo plantea en un día como hoy?

Muchos de los ciudadanos que van a ayudar a difundir esas imágenes se escudarán en la libertad y el derecho a la información para compartir esa foto de un hombre mutilado, como si fuera necesaria para ilustrar la terrible realidad. Y quizás tengan razón en que son libres para compartir esas imágenes, y hasta tengan derecho. Mi pregunta es si es realmente necesario que lo hagan, pasando por encima de la libertad y el derecho de los muertos, los heridos y sus familias.

No lo tengo claro, la verdad, nada claro. ¿Y ustedes? ¿Creen que prima el derecho a la información sobre el de las víctimas?

 

Anuncios

9 pensamientos en “Las imágenes de Boston

  1. Para mí hay cosas que van más allá de la ética periodístca. Esto es un tema de ética personal. Parte de la gracia de las redes sociales es para mucha gente (o esa es mi sensación) el ser el primero, el más guay o el que antes tiene la chorrada que esté de moda o ha visto el último capítulo de la serie del momento…por desgracia, las imágenes de un atentado reciben el mismo tratamiento.

    Yo no sé dónde empieza la información y dónde empieza el amarillismo (de hecho lo pregunté ayer, pero no tengo muchos periodistas en mi entorno), pero no creo que sea necesario para informar mostrar la sangre, los miembros amputados y demás…quizás es un exceso de sensibilidad por mi parte. Pero informar es algo más (mucho más) que mostrar las imágenes más crudas, que es el recurso fácil. Igual bastaría con hacerse la pregunta tonta de si me gustaría ver la misma foto si fuese yo el herido antes de decidir si la publicas o no, que esto igual es un poco demagogia/populismo, pero seguro que el mismo que ha subido la foto (o retuiteado o lo que sea) se llevaría las manos a la cabeza si el mutilado no fuese un tío random de Boston sino alguien real y de su entorno…ética por proximidad?

    Dices que “no tienen que ser éticos”…¿cómo que no? Claro que tenemos que ser éticos, aunque no seamos periodistas.
    Y ya, que menuda chapa.

    • Estoy de acuerdo contigo.

      En cuanto a lo de “no tienen que ser éticos” veo que no me he expresado bien. Ahí también estoy de acuerdo contigo.

      Nada de chapa, cari.

  2. Pues vais a flipar pero yo ayer me enteré por FUTBOLEROS. Llegué tarde a casa y en TVE24h estaban con las elecciones de Venezuela y en MARCA con el atentado. Que ya os digo yo que el Futboleros da para mucho… Pero no es sólo eso, es que hubo debate sobre la incidencia de las redes sociales en el periodismo. Claro que un debate improvisado y con poca chicha, que es MARCA TV, pero incluso se negaron a emitir imágenes que estaban rodando por twitter.
    Y yo pienso, cuando el Futboleros hace las cosas mejor que tú es que vas mal, tete, muy mal…
    Esta es la hora en la que no he visto ni una sola imagen de esas.

  3. Puede que no tengas nada claro, Pérez. Esto nos genera dudas a todos, pero tu te has posicionado, consciente o inconscientemente… has hablado de ello sin necesidad de ilustrar este post con ninguna imagen, quizá por ética, por educación, por respeto… si tu lo has hecho un poco por la suma de todo, cualquier ciudadano tb debiera planteárselo, profesional o no de un medio. La putada es q se están perdiendo tantas cosas que la gente ya ni es consciente, ni le preocupa su profunda simpleza (¡buf, cómo me cuesta decir esto!) 😦

  4. Si tuviéramos la justa medida por ley y la prudencia por norma, debería primar la información porque en ocasiones como ésta es el único recurso para los familiares de las víctimas…y si no que le pregunten al EX cónsul español

  5. En ciertos momentos no importa si eres periodista o no; hay que ser sensato, razonable y considerado. Tres adjetivos muy caros, por todo lo que se ve y se lee por ahí. En caso Bostón o caso Pantoja… Desgraciadamente no se pide título de sensatez, razón y consideración ni cuando vas a conducir, ni cuando abres cuenta en twitter. Es más, a veces el insensato, el irracional, el desconsiderado gana.
    Y no sigo que me caliento.
    Gracias Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s