¿Para qué la huelga?

Me hago preguntas y busco respuestas. Cabe la posibilidad de que sea corto de miras, por lo que cualquier respuesta, de cualquier signo, que no atente contra mi libertad, será bien recibida y agradecida. Este post solo busca respuestas.

Durante estos días he oído hablar entre poco y nada sobre la huelga, ni sobre los motivos ni sobre secundarla o no. Puede deberse a que no vivo muy atento a los medios de comunicación, pero aún así me interesa otro tipo de información, directa, personal (de personas), sobre el porqué es secundada o no. Algún motivo tendremos.

A estas alturas a nadie se le escapa el profundo descontento social. Pocos serán los que, directa o indirectamente, no sientan los efectos de la crisis. Claro que hay gente muy afectada, afectada de verdad. Desde aquí, y en nombre de todo el equipo del blog, nuestra sincera solidaridad para con ellos. Sin embargo, no puedo dejar de preguntarme para qué se convoca esta huelga, qué podemos conseguir.

No, no la voy a secundar. Tengo demasiado trabajo como para renunciar al precioso tiempo que me brinda un día entero. Lo que no haga durante un día de huelga tendré que recuperarlo porque, se mire por donde se mire, tengo que sacar adelante ese trabajo. Pero además, a qué negarlo, no creo que tenga efecto alguno secundarla. Me pregunto qué efectos positivos puede tener un día menos de trabajo en un país con graves dificultades, qué ganará la pequeña y mediana empresa que lo está pasando mal de verdad. ¿A quién queremos dar un toque de atención? ¿A unos políticos que no parecen estar preocupados por nuestros problemas y a quienes, vayan o no al hemiciclo, no se les restará un céntimo de su generosa nómina mensual? ¿Esos mismos que turnan las posturas en función de la distancia a la que se encuentran del poder? ¿Qué queremos, un cambio de gobierno? ¿Esa va a ser la lectura de una huelga? ¿A alguno de esos fines servirá la huelga o a justificar los emolumentos que reciben los sindicatos? ¿A algo o a acrecentar esta sensación que tenemos de no contar lo más mínimo?

No secundaré esta huelga, pero secundaría una manifestación: contra los recortes (o a favor de hacerlos donde toca), contra la corrupción, contra la pasividad ante nuestros problemas, para reclamar responsabilidad a la clase política, por poner algunos ejemplos.  Una manifestación que nos pondría a todos en la calle, como mínimo, de igual manera que nos manifestamos contra la guerra de Irak. No sé si eso serviría, pero creo que sí daría en qué pensar tanto a quienes nos gobiernan como a quienes aspiran a hacerlo.

Seguramente no estés de acuerdo conmigo. No intentes convencerme, ayúdame a comprender.

Anuncios

40 pensamientos en “¿Para qué la huelga?

  1. Todas las protestas son pocas, y aún así toda piedra hace pared.
    El país se hunde, la gente se suicida y el futuro es desolador.
    Participar en las protestas es lo mínimo que deberías hacer.
    En el túnel de Germanías hay una pintada que me parece acertada:
    “Si no es ahora, ¿cuándo?. Si no eres tú, ¿quién?. Espabila”
    Está claro, como decía la canción, que “el mundo fue y será una porquería, ya lo ves, en el 510 y en el 2000 también”, pero en tu entorno siempre hay cosas por las que luchar y que se pueden cambiar y mejorar.
    Y la clase obrera, que somos la gran mayoría, es la que ha de luchar. Por mí y por todos mis compañeros.
    No trabajes, no consumas y sal a la calle.

    • Comparto muchas de estas ideas, con sus matices. Hay cosas por las que luchar, por las que protestar, debemos creer en el cambio y en la mejora; tenemos derecho a trabajar (y a no hacerlo hoy), debemos consumir con criterio y responsabilidad. Intento hacerlo cada día y seguramente muchos días me equivoco (no solo hoy).
      Sin embargo el porqué lo he subrayado (profundo descontento social), pero la pregunta es ¿para qué? Gracias Enriqueta

  2. Con el paso del tiempo he ido evolucionando hacia posturas más activas, David… me sigo haciendo muchas preguntas como tu… pero hoy, curro desde casa, no llevo a mis peques al cole, ni a Sofía a su clase de gimnasia rítmica de esta tarde q tanto le apasiona… y luego me quedaré conciliando en casa con los ‘petardos’ para q mi mujer vaya a la mani… Esto está demasiado MAL como para que sigamos haciendo lo de un día cualquiera… y ojo, estoy a años luz de algo tan denostado como los sindicatos…

  3. yo tampoco la voy a secundar, en primer lugar porque el Gobierno no me representa pero menos aún los sindicatos; en segundo lugar me sigo identificando más con las empresas y empresarios que son los que ayer, hoy y mañana darán trabajo, y no con la clase política y los sindicatos, que han perdido toda su razón de ser. Y en tercer lugar, con todísimos los respetos, lo de clase obrerar me parece que corresponde a otros tiempos, o seguimos diciendo locomotora? os recomiendo dos artículos del Expansión de hoy: el de Angel Álvarez de la edición de Comunidad Valenciana que resume la intervención de ayer de Íñigo Parra en el congreso de directivos de APD, y el Santiago Álvarez de Mon, “Mentalidades viejas, tiempos nuevos”

  4. La historia ha demostrado que las movilizaciones y huelgas han servido para provocar cambios sociales y acabar con injusticias. El ejemplo más claro lo tenemos ahora con el intento “gubernamental” de parar los deshaucios fruto de la presión social. Hacerla o no hacerla es una opción personal pero creo firmemente en la fuerza de la gente para lograr cambios.

      • En eso estoy de acuerdo contigo telín! pero hay mucha gente que no se siente representada por ningún partido…

      • Uy! Un día tenemos que hablar de esto, en serio. ¿De verdad crees que hay algún partido al que votar que nos llevaría a una situación en la que no haría falta manifestarse?

    • eso es una petición concreta y ha sido una buenísima noticia!!!!!!!!! no una huelga general convocada por sindicatos…..desde mi punto de vista, hay muchas formas de expresarse y cambiar las cosas….

  5. A mí me parece absurdo seguir saliendo a la calle a liarla parda cuando desde el gobierno siguen diciendo que la política económica no la van a cambiar. Tampoco secundo la huelga, mi tiempo es oro y mi economía, como la de la gran mayoría de españoles, tiembla. Así que tengo que currar todos los días, salga el sol por donde salga o sin salir, para poder tener un pequeñito y mínimo ingreso. Para un día mi actividad me supone un trastorno brutal y total, los altos mandos siguen en sus trece. Por lo tanto, respondo a tu pregunta: no sirve para nada, más que para fastidiar a los que sí que creemos que con nuestro trabajo hacemos algo por el país.

    Por otra parte, esto de “pero secundaría una manifestación: contra los recortes (o a favor de hacerlos donde toca), contra la corrupción, contra la pasividad ante nuestros problemas, para reclamar responsabilidad a la clase política, por poner algunos ejemplos… “. 15 M, y no salió bien… Así que…

    La verdad es que estoy muy decepcionada con todo pero sigo teniendo esperanza y, como dice Almu (con la que estoy de acuerdo en todo todísimo), Gobierno y sindicatos no me representan, los piquetes en el siglo XXI no sé qué pintan, y creo en el empresario y en que algún día llegará un sistema político (o Platónico, como queráis)que sea beneficioso para todos. Al fin y al cabo todo cae por su propio peso, y este sistema, como otros tantos que ha probado España (porque aquí parece que funcionemos a prueba y error), caerá.

    Llamarme ignorante ilusionada si queréis…o algo así 😀 Es una opinión más.

    • En resumen a tu comentario, como los politicos siguen en sus trece, mejor dejarlos que sigan en sus trece….curioso muy curioso
      Cuando tienes una enfermedad grave, tambien dejas que la enfermedad grave siga en sus trece?
      Otra cosa, a otro con el cuento de que no te puedes permitir perder un dia de curro, ya esta bien de esa trola, que no tengo 15 años
      Di la verdad, no haces huelga porque no te da la real gana
      di que los sindicatos, estan superanticuados, y polladas varias
      y para ser coherente contigo misma
      Mañana dile a tu jefe, que te quite los convenios colectivos de trabajadores, que el te ponga el sueldo que quiera, los convenios colectivos son una cosa anacronica, propias del siglo 19
      Dile tambien que vas a trabajar 16/18 horas, la jornada de 8 horas es una cosa de los sindicatos de la epoca industrial, no tiene ningun sentido la jornada laboral de 8 horas en el siglo 21
      Dile tambien que vas a trabajar 7 dias a la semana, los 5/6 dias es algo del pasado
      Dile tambien que este año no vas a tener vacaciones, las vacaciones, es algo pasado de moda que no tiene ningun sentido en este siglo
      Dile tambien que cuando te pongas enferma, no te paguen, y que el medico te lo pagaras tu , la seguridad social es algo anacronico, mas propio de otra epoca
      Dile tambien que no quieres jubilacion, que cuando mueras ya descansaras

      ETC ETC

      Si te crees que todo lo conseguido por los trabajadores, es un regalo de empresarios y politicos , es que no sabes ni por donde sale el sol

      • Pues tienes mucha razón. Tal vez nos estamos escondiendo en defectos de forma y no vemos lo fundamental. Tal vez no da tanta rabia que se utilice nuestra protesta que no nos movemos. No caerá en saco roto. Gracias.

      • perdona, pero los convenios son fruto de negociaciones en las que todos ceden un poco, si hablamos de dos bandos, de lucha de clases, de clase obrerar es dd nos estamos equivocando desde mi p.v.

      • además, estás mezclando políticos y empresarios; la obligación del político es legislar bien, por lo menos, y la del empresario crear empleo y riqueza.

      • Almu, siempre ha sido una lucha de clases y no se puede negar que esa lucha ha conquistado derechos. La presión social es necesaria para defenderse, eso seguro.
        El debate sobre los empresarios es otro, porque no es igual Botín que un peluquero (por ejemplo), y ambos son empresarios.

  6. Pingback: ¿Para qué la huelga?

  7. No es una cuestión de “identificarse con” ni de nombrar las cosas de una manera o de otra. Y os guste o no esto sigue siendo una lucha de clases, en la que afortunadamente hay personas que luchan para que las cosas sean más equitativas y el mundo esté mejor repartido.
    Ni clase política, ni sindicatos, ni empresas, ni lo que queráis, pero hay que salir a la calle a expresarse.
    Yo todas las convocatorias me las tomo de la mima manera, para salir a protestar por lo que me parece injusto, y siempre hay razones.
    Quiero pensar que la situación puede y debe cambiar a mejor, y si no la pregunta es ¿para qué vivir?

    • Muy apocalíptica te veo… La lucha la tenemos todos los días los que intentamos sobrevivir, y un día en el que el Gobierno afirma y reafirma que no va a cambiar nada… pues no es que sea muy productivo. Pero vamos, que se puede seguir viviendo y. como hemos dicho, votando otras cosas, todos claro 😉

    • Enriqueta, comprendo tu opinión y admiro tu convicción. También comprendo que haya quien no se sienta representado y lamento el desencanto. Tal vez si nos comprendemos más consigamos acercarnos y apoyarnos unos a otros porque, seguramente, estamos en el mismo bando. Gracias

      • Por supuesto que estamos en el mismo bando, y como actúe y lleve las cosas cada uno es completamente respetable. Yo no intento convencer a nadie, solo expresar mi opinión, igual que enriqueta, almu, y el resto supongo. Pero esta última solución me parece realemente la mejor. Poco a poco, sin prisas pero sin pausa, desde el respeto, si nos apoyamos, algo conseguiremos no?

  8. A grandes rasgos, estoy de acuerdo con Enriqueta. Pero sigo en mis trece ¿qué pasa con las elecciones? ¿Cómo podemos ser tan irresponsables? Este gobierno tiene menos de un año y dos huelgas generales. NIVELÓN. Que nadie me diga que les votó porque estaba harto del gobierno anterior y quería ver cambios y que ahora está decepcionado porque no me lo trago. No me salen las cuentas, ¿todos los que votaron al PP están en este caso y ahora salen a manifestarse?

    ¿Y los que no votan? ¿Qué coño hacen haciendo huelga y manifestándose? O ¿qué coño hacen no manifestándose, no era tan cool su argumento de “no les votes”?

    No entiendo nada, la verdad.

      • Puedes hacer lo que quieras, lo que te dicte tu conciencia, estás en tu derecho. A mí me parece que el voto debe ser la primera acción de responsabilidad para decidir quién queremos que nos gobierne y, si no nos gusta o incumplen lo prometido, manifestarnos después.

        Lo que no me cuadra es que gane un partido por mayoría absoluta y unos mesecitos después tó cristo se manifieste en contra, cuando estaba clarísimo que iba a hacer lo que ha hecho. Que parecemos nuevos.

    • Huegas, manifestaciones… claro que sí, totalmente a favor, si no se protesta se entiende que estamos todos contentos con lo que hay. Empezar por el voto? No es tan sencillo Pérez, no te creas que tanta gente votó al PP. Estamos atrapados con esta injusta ley electoral que tenemos basada en la circunscripción provincial, por culpa de la cual es muy difícil que algún día estemos representados por un partido que realmente, ojo! y digo realmente, haya votado la mayoría de este país. Primero hay que luchar para cambiar esto, para que la circunscripción sea estatal y por fin puedan dejar de gobernar los de siempre. Y no sé si con eso estaríamos salvados, por aquello de que el poder corrompe, pero al menos tendríamos la posibilidad de nadar en otros aguas, las aguas que hubiésemos elegido nadar nosotros.

  9. Todo lo contrario a apocalíptica. Soy yo la que está diciendo que hay que protestar por lo injusto y que creo que las cosas pueden y deben mejorar. Parece que no nos entendemos, y esto es un fiel reflejo de lo que pasa en la calle, aquí parece que lo que abunda es: Yo a lo mío, y lo que consigan los demás también para mí.
    No veo la solidaridad por ninguna parte y desde luego no creo que al final todos estemos en el mismo bando.
    En cuanto a las elecciones, ese es otro debate.
    El que piense que la situación que estamos viviendo es insostenible y crea que puede haber un futuro mejor, debe salir a la calle, hoy y siempre.
    Es deprimente la falta de conciencia social.
    Y aquí vivimos todos.

  10. Bueno David, pues ahora FIRMA este documento y envíalo a tu empresa. Quizá así se te aclaren las dudas. Eso sí, te lo digo con amor.

    Yo,…………………….…………….., con DNI número ………………….., trabajador de la empresa/o de la administración pública de …………………………………………….. DECLARO: QUE estoy absolutamente en contra de cualquier coacción que limite mi libertad de trabajar. QUE, por ello, estoy en contra de huelgas, piquetes sindicales y cualquier tipo de violencia que me impida el libre desplazamiento y acceso a mi puesto de trabajo. QUE por un ejercicio de coherencia con esta postura, y como muestra de mi total rechazo a la conculcación de esas libertades, EXIJO:

    1º QUE se me retire el beneficio de la jornada de 8 horas, dado que este beneficio se obtuvo por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la jornada de 15 horas vigente antes de la injusta obtención de este beneficio.

    2º QUE se me retire el beneficio de días de descanso semanal, dado que este beneficio se obtuvo por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la obligación de trabajar sin descanso, de lunes a lunes.

    3º QUE se me retire el beneficio de días de vacaciones, dado que este beneficio se obtuvo por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la obligación de trabajar sin descanso los 365 días del año.

    4º QUE se me retire el beneficio de las pagas extraordinarias, dado que este beneficio se obtuvo por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la obligación de cobrar sólo 12 pagas anuales.

    5º QUE se me retiren los beneficios de bajas por maternidad, matrimonio, defunción, etc., Ya que estos beneficios se obtuvieron por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la obligación de trabajar sin derecho a baja por este motivo.

    6º QUE se me retire el beneficio de baja por enfermedad, dado que este beneficio se obtuvo por medio de huelgas, piquetes y violencia, y se me aplique la obligación de trabajar aunque esté gravemente enfermo.

    7º QUE se me retiren los beneficios de aportaciones a la Seguridad Social y al desempleo, dado que estos beneficios se obtuvieron por medio de huelgas, piquetes y violencia. Yo me encargaré de obtener atención médica de pago, y ahorraré para cuando no tenga trabajo.

    8º Y, en general, que se me retiren todos los beneficios obtenidos por medio de huelgas, piquetes y violencia que no estén contemplados en este escrito.

    DECLARO, también, que renuncio de manera expresa, completa y permanente a cualquier beneficio actual o futuro que se consiga por medio de la huelga del día 14.

  11. Mar i Vi, también con amor, no pongas palabras en mi boca. Ni he dicho una palabra en contra de la huelga o del derecho a manifestarse ni he negado cómo se han obtenido tales derechos.

  12. Bufff. A ver por dónde empiezo.
    1) “¿Para qué se convoca esta huelga? ¿Qué podemos conseguir?”
    Qui no plora, no mama. Es un método de presión, efectivo si la huelga es secundada mayoritariamente. Es el caso de la primera y contundente huelga general que vivió este país a finales de los ochenta; o la que vivió el primer gobierno de Aznar. Ambas sirvieron para que se retiraran los proyectos de ley presentados al Parlamento. También se puede entender que ejerce un efecto preventivo, pero por desgracia los gobiernos han perdido el respeto y el miedo a los trabajadores.
    Hay motivos suficientes para convocar la huelga, creo que no hace falta enumerarlos. Otra cosa es el momento histórico. Con unos sindicatos debilitados y desprestigiados -por mérito propio probablemente, pero también por la feroz campaña que desde hace años se hace desde determinados medios de comunicación, poco proclives precisamente a la defensa de los derechos de la clase trabajadora-, con una cifra de paro tan elevada, con una clase trabajadora acojonada por perder su puesto de trabajo o que a duras penas llega a fin de mes, hay que ser un poco héroe para adherirse a la huelga, especialmente en según qué empresas. Un ejemplo, un amigo que trabaja en unos grandes almacenes a quien le amenazaron con descontarle 200 euros e incluirlo en la lista negra de la empresa. Sí, esos grandes almacenes que abren siempre en todas las convocatorias de huelga protegidos por un impresionante despliegue policial que pagamos todos. También en numerosas pequeñas y medianas empresas estoy seguro que habrán ejercido algún tipo de presión para que sus trabajadores no secunden la huelga, esas empresas por las que el articulista mira tanto.
    Otra cuestión es hasta qué punto hoy en día la huelga general es un instrumento eficiente. Las huelgas se han de convocar para ganarlas, para paralizar el país. Y eso hace tiempo que no sucede. Como digo, estamos en otro momento histórico. Habría que buscar otros medios de presión menos gravosos para los trabajadores, pero eficientes. No se me ocurre cuáles. ¿Paros parciales, que la gente pueda seguir sin que le cueste tanto sacrificio? ¿Huelga de consumo? ¿Manifestaciones bien organizadas? ¿Métodos de presión in crescendo? De acuerdo. Busquémoslos, enumerémoslos, pongámonos de acuerdo todos: sociedad civil, sindicatos, movimientos sociales…

    2) “No, no la voy a secundar. Tengo demasiado trabajo… Lo que no haga durante un día de huelga tendré que recuperarlo…”
    Tú mismo reconoces que lo que no hagas ese día tendrás que recuperarlo en los días siguientes. Entonces, ¿dónde está el problema? No considero que el sacrificio sea tan grande.

    3) “Me pregunto qué efectos positivos puede tener un día menos de trabajo en un país con graves dificultades, qué ganará la pequeña y mediana empresa que lo está pasando mal de verdad…”
    Invierto la pregunta: me pregunto qué efectos negativos puede tener un día menos de trabajo en un país con graves dificultades, qué ganaran los trabajadores, los desempleados, los dependientes, los jubilados… que lo están pasando mal de verdad.

    4) “¿A quién queremos dar un toque de atención? ¿A unos políticos que no parecen estar preocupados por nuestros problemas…?”
    La clase política se volverá sensible el día que vea peligrar su poltrona. Y la movilización social es necesaria para hacerla trastabillar. La huelga general es una forma de movilización social.

    5) “¿Qué queremos, un cambio de gobierno? ¿Esa va a ser la lectura de una huelga? ¿A alguno de esos fines servirá la huelga o a justificar los emolumentos que reciben los sindicatos? ¿A algo o a acrecentar esta sensación que tenemos de no contar lo más mínimo?”
    Te recuerdo las palabras de nuestro presidente sobre la mayoría silenciosa, esa que no se expresa y él considera que está de su lado. ¿Contribuyó a algo positivo el hecho de que te quedaras en casa? ¿Cambió en algo el rumbo político de este país? A veces, sólo nos queda el derecho al pataleo; pero hemos de ejercerlo. Es una cuestión de pesos y contrapesos; el 99% frente al 1%. Un ejemplo: la lucha que llevan a cabo Stop Desahucios y PAH. Al principio, muchos pensábamos que su causa es justa pero que eran acciones simbólicas y que la clase política no reaccionaría. Han logrado visibilizar un problema sangrante, que amplios sectores de la Justicia hagan oír su malestar e incluso que el Tribunal Europeo dude de su compatibilidad con el ordenamiento jurídico comunitario.

    6) “No secundaré esta huelga, pero secundaría una manifestación… que nos pondría a todos en la calle, como mínimo… No sé si eso serviría, pero creo que sí daría en qué pensar tanto a quienes nos gobiernan como a quienes aspiran a hacerlo.”

    Dos cuestiones. En primer lugar, el éxito de las convocatorias que hubo por la tarde está intrínsecamente vinculado a la convocatoria de huelga. Dudo que el éxito de las convocatorias de la tarde hubiese sido el mismo sin que se hubiese convocado huelga general ese día. Yo estuve en la de Madrid y os puedo asegurar que en la calle estaba todo Madrid. Desde Atocha a Colón, pasando por Neptuno y Cibeles, Alcalá, Génova y adyacentes. Un ir y venir de gente impresionante, muchos no habían salido de Atocha cuando otros ya volvíamos a casa. Me sorprendió gratamente ver a tanta gente joven y a tantas familias acudir a la llamada de los sindicatos y del Foro Social; porque no hay que olvidar quién convocó, quién tiene capacidad hoy por hoy de movilizar a la sociedad. Hoy por hoy, hay que contar con todas las fuerzas sociales si queremos intentar parar esto, incluidos los sindicatos. Hacía tiempo que echaba en falta a la juventud en las múltiples convocatorias que se han sucedido a lo largo de los últimos años. Si la edad media de las personas que se manifiestan es de cuarenta y tantos o cincuenta -como venía sucediendo- significa que no hay futuro, no hay quien recoja el testigo.
    Y en segundo lugar, no puedes insinuar que los políticos son insensibles ante una convocatoria de huelga y por el contrario desear que sí lo sean ante unas manifestaciones multitudinarias. Son los mismos políticos, en un caso y otro.

    Por otra parte, opino al igual que Pérez que no podemos abogar por el “no les votes”, “que no, que no, que no nos representan”, o el “son todos iguales”. Hay diferencias y hay que ejercitar el derecho al voto en conciencia, movilizar a nuestro entorno para que no se abstenga llegado el momento, decepcionado de tanto corrupto e inepto. Porque con nuestra abstención salen estas mayorías populares de las que luego abjuramos.
    Y en la línea del documento que ofrece Mar i Ví, sólo añadir que si tuviésemos unos sindicatos fuertes otro gallo nos cantaría. Los logros sociales y laborales son consecuencia de la lucha, entre otros, de los hoy denostados sindicatos y de la consciencia de la clase trabajador- consciencia y clase hoy en retirada-. Dudo que ningún gobierno hubiese sido capaz de adoptar las medidas tan impopulares que están adoptando.

  13. PD: Uy, se me olvidaba. La víspera estuve con un amigo repartiendo cv por Madrid. Entró en una zapatería del centro, en la calle Montera. Horario: de lunes a domingo, de 10 a 21.30 h, con dos horas de descanso a mediodía, SIN DESCANSAR NINGÚN DÍA DE LA SEMANA. Obviamente, no preguntó el sueldo. Salió alucinando.

  14. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s