¡Qué alguien pare esto!

Sobrepasas los 40 y todo transcurre a velocidad de vértigo. ¿El tiempo no dura lo mismo para todos, sea cual sea la época o el momento? ¿Por qué en nuestra infancia los días parecían más largos? ¿Por qué esas tardes de ‘me aburro’ resultaban interminables?

El caso es que cuando éramos jóvenes ya nos lo advertían nuestros mayores y evidentemente creíamos que ‘chocheaban’ y hoy, en cambio,  nos atemorizamos al tener su mismo pensamiento.

Nos hacemos adultos y dejamos muchas cosas atrás, lugares entrañables, objetos personales, amistades (que no lo serían tanto), recuerdos que nos asaltan en la mitad de la noche, algunos agradables pero confusos como los de antiguos amores, otros no tanto, como aquellas pesadillas de exámenes ‘sorpresa’ cuando hace más de quince años que no hacemos ninguno. Pero el caso es que todo va a velocidad de vértigo, desde que trabajas (por decirlo de algún modo, en estos años), vives en pareja, eres padre… y hay una cuestión, sobre todo lo demás, que nos revela la rapidez con la que se mueve el calendario y es lo reducido que se queda tras el ‘centrifugado de madurez’ cuando descubres como se te solapan todos los planes y a mi, personalmente, me pone de mal talante no poder llegar a todo y entonces, mi cuerpo, como una señal de basta, de stop: peta.

Mi grupo de vecinos juerguistas del ‘guaxap’ envía un mensaje para ver el Valencia – Atlético en algún bareto, mientras mi primo, el músico, me avisa que el día de antes tienen una sesión en Lemmon Hobs y resulta que tengo una cena con unos amigos que ya habíamos aplazado una vez… y es la segunda ocasión en que un concierto de mi primo se solapa cuando quedo con estos amigos ¡Diantres!

Quiero ir a Mestalla con mi hermano y unos amigos, los mismos que han organizado una barbacoa en casa de Emilio para el día siguiente y que ya han retrasado dos veces: una de ellas por mi culpa-agenda. Mientras el grupo de periodismo-papis intentamos montar una tarde de ‘parque de bolas’ previa al partido de Mestalla.

Todo eso esquivando alguna cena de antiguos alumnos porque te coincide con un ‘finde’ rural, algún cumple de peques, porque no puedes estar en tres sitios al mismo tiempo y una quedada familiar porque tienes que decidir entre familia natural o política…

O cuando entre el ‘guaxap’ tratas de cerrar una quedada de grupo, mientras que por mail te convocan a otro sarao o en otro grupo de facebook se está poniendo fecha para otra cosa… y todos revisamos nuestras agendas y que si este día no, que ese otro tengo boda, pues el otro yo tampoco que tengo cumple de mi tía abuela, pues nosotros el otro estamos en Beniyoquesé… y a todos nos queda encima la sensación extraña de que los demás igual no ponen mucho de su parte… cuando todos somos iguales.  

Total, empiezo el puente y al segundo día peto. Lo normal. Y evidentemente la agenda salta por los aires. Diagnóstico: virus estomacal con proceso diarreico severo y congestión muco nasal. Para cuando salgo del trance de flojera en el que me encuentro escribo estas palabras y me asalta la duda: ¿acumulamos demasiados compromisos, nuestra vida social, que si bien ya soporta una comunicación incompleta debido a nuestras responsabilidades, se resiente? ¿Las relaciones son más inconstantes y efímeras que en nuestra juventud, cuando un amigo lo era todo?

Entre (amigos) copas

¿No tenemos la sensación de que hay personas que disfrutan con los prolegómenos (proceso de comunicación inicial) y se difuminan luego en la cita-quedada-desenlace?

¿Toda esta sobe exposición de elementos para favorecer la comunicación (redes, guaxap, mail, sms, en desuso, éste último, sin entrar ya en el chat, skype, hell, viber…) grupal, no nos idiotiza un poco a la hora de mantener relaciones normales (entiéndase aquellas en las que participan todos los sentidos) entre la familia, compañeros o amigos?

Tengo serios problemas para recordar mis constraseñas…

¡Qué alguien pare esto por Dios! Qué yo me bajo… me voy al baño 😦

 

PD: vale si, todas estas herramientas nos ayudan cuando es difícil hacer un hueco en la agenda, pero es tan chulo verse y reírse en directo…

 

Anuncios

28 pensamientos en “¡Qué alguien pare esto!

  1. me encanta, porque me identifico de una manera brutal!!! mi conclusión sin pensar demasiado (como a mí me gusta): de las redes tampoco hay que abusar. Se proyectan actitudes, estilos de vida, formas de ser, de pensar, de parecer que no son del todo reales. O sí?, no sé, la verdad es que al leer y observar idealizas y eso mismo es lo que deja de ser real. Que te mejores Pere.

  2. El problema es que intentamos concentrarlo todo en el fin de semana, cuando podríamos disfrutar de una cerveza una tarde, una cena tranquila un miércoles… Así, esos días en los que deberíamos descansar del stress de la semana y hacer lo que nos apetezca de verdad se convierten en un maratón de quedadas, de las que casi no disfrutas y que te ponen más nerviosa todavía… y al final petas, lógico. Mi consejo? El próximo fin de semana elige un un par de quedadas (si puede ser alguna en la que yo esté y nos vemos, jeje) y el resto del tiempo intenta hacer lo mínimo, vaguea, ya verás como lo agradeces.

  3. Sabios consejos de ambas, Almu y Vicky! lo tendré en cuenta jeje La verdad es que la agenda nos come el día y encima somos de los que nos detenemos y lamentamos cuando alguna amistad por despecho, indiferencia o enfado, abandona nuestras vidas… cuando no tenemos tiempo de satisfacer (a veces ni mínimamente) a los que nos corresponden, ¡qué complicados somos!

  4. Parece que has contacto exactamente algún episodio de mi vida. Yo suelo decir que tengo “estrés social”. No llegas a todo, quedas mal con tus amigos, y a veces no disfruta de algo porque ya tienes en la cabeza lo siguiente.
    Tenemos que aprender a decir que no y a disfrutar plenamente del momento y el instante en el que nos encontramos porque si no corremos el riesgo de convertir el ocio en una obligación, y de ésto ya tenemos bastante.

  5. Pues yo me guío por el principio de “días de mucho, vísperas de nada”, es decir, si se me junta todo en un finde, voy a por todas (si me apetece, claro), porque ya llegarán días de no hacer nada!! Y vale como metáfora vital también 😉

  6. Una pregunta: ¿Antes del boom de las “redes sociales”, quedabas con tanta gente?
    Creo que ese “estrés social” (como lo ha llamado alguien antes) es fruto de ese boom y no tiene ningún sentido.
    Cuando pasas de los cuarenta has conocido a mucha gente a lo largo de todos esos años, pero no se puede estar con todo el mundo. Y tampoco es necesario, porque muy probablemente, de todas esas personas, con muy pocas te apetecería realmente pasar algo más que un rato.
    Yo te recomendaría desconexión de la redes sociales durante un tiempo y a ver qué tal.
    Eso o clones.

    • Enriqueta, no hace falta. Yo estoy hiperconectada y ya no sufro estrés social de ese. Salgo cuándo y con quién quiero, no me agobio, hoy con uno, mañana con otro, esta semana con nadie, la que viene con todos… Cuando quedo con alguien suele ser porque me apetece, sin más.

  7. No, Enriqueta la agenda la tenía petada igualmente: familia-familia política-periodismo-epla-sagrado-esic-radio-amigos-vecinos-valencia cf-HIJOS y sus amigos y sus quehaceres… y me dejaré algo… ¡el blog y mis compis de puchero! pero si, discrepo con Montse y Mayte, pierdes esa capacidad de libertad de escoger, porque estás comprometido no solo con la que duerme al otro lado de la cama (la misma que me permite responder ahora) sino con todo lo que conlleva ser cuarentón-padre-hipotecado 😉

    Una situación que hemos escogido libremente, eso sí, lo que quizás nos falte es lo q se apuntaba ahí arriba antes, decir NO de tanto en tanto (por salud) jeje

  8. Pere…definitivamente la vellea te está pasando factura… 🙂 Es broma!!

    A mí me pasa que se me juntan quedadas y si son compatibles las junto yo, y si no pues al final hago lo que Pérez, o como se decía antes, lo que me da la gana 🙂 Porque al fin y al cabo hacemos vida social para dejar de lado obligaciones diarias, no para provocarnos más estrés del que ya llevamos! Y si alguien no lo entiende…que crezca 🙂 jajaja

    Ais…que radical me pongo los lunes….

  9. Totalmente de acuerdo contigo. Creo que las nuevas tecnologías nos ayudan en muchas cosas, nos entretienen, nos sacan de la rutina en ocasiones. Pero también nos hacen distanciarnos del mundo real, de nuestro presente más inmediato. Yo voto por desconectar de vez en cuando el guasap y todo lo demá y aprovechar para respirar hondo y disfrutar lo que estoy haciendo en ese momento, bien sea dar de mamar a mi hija, hablar con mi madre o tomar una cerveza con un amigo.

  10. Estoy muy (MUY) en desacuerdo con quienes decís que las nuevas tecnologías hacen que nos distanciemos del mundo real, que nos hacen más difícil quedar carnalmente porque no sé qué, no sé cuántos… MUY en desacuerdo. MUCHO. Me cabrea este tema.

    La herramienta nunca es mala, lo malo (o bueno) es el uso que se hace de ella. Si estás en mil grupos de WA que organizan mil cosas a la vez, tendrás que elegir, nadie puede estar en todas partes. Si no te apetece salir, di no. Si tienes que elegir, elige lo que más te apetece. Si te apetece todo, te aguantas, todo no puede ser, por una cuestión práctica, simplemente: no somos ubicuos. Elige.

    Las personas van y vienen de la vida, algunas varias veces. Esos vaivenes casi siempre se deben a elecciones, unas veces las hacemos nosotros, otras ellos, y no pasa nada. Hay personas que se bambolean menos y se quedan con nosotros más tiempo y otras que se quedan menos. Acumular a todas las personas que conocemos a lo largo de la vida con la misma intensidad es, además de imposible, insano. Hay que elegir.

    Afortunadamente, las nuevas tecnologías nos permiten relacionarnos con personas que no cabrían en nuestra vida de otra manera con la intensidad perfecta. Sólo tenemos que saber usarlas.

    • Estoy muy de acuerdo respecto a la herramienta y al uso que hacemos de ella. La tecnología no tiene la culpa. Si alguien se pone pesado (los hay, y tanto que los hay!) le ignoras o (ya que nos brinda esa gran oportunidad) le ocultas o le borras. Sin embargo sí te da, por breve que sea (al menos de momento), un espacio para quienes de otra manera no lo tendrías.
      Pero vamos, que para mí tampoco es una cuestión de elegir, eso es muy categórico, y algo me dice que es más espontáneo que eso. No creo que en las relaciones el esfuerzo sea necesariamente positivo.

  11. Uy la Pérez como se ha puesto! por aquí se han dicho muchas cosas que si distancian, que si te alejan… es verdad. Yo, personalmente, no estoy de ese lado… soy de los q le sacan punta (positiva) a todo, pero si creo q, en ocasiones, nos relajan y nos acomodan, como en su momento lo hizo el mando a distancia (ya sé q la comparativa es de cromagnon, pero lo veo así). Qué sano es discrepar!

  12. Yo (por fin, y por suerte) he alcanzado un nivel de serenidad suficiente para decir no cuando no me apetece y a asumir ese no cuando es imposible. Yo sé que hago todo lo posible y quienes me conocen también lo entienden. Es más, independientemente de la frecuencia, cada vez valoro más las relaciones en las que hay entrega, pero también cabe la asertividad. Calidad calidad y calidad; del tiempo y de los sentimientos.

  13. Lo normal es q las conversaciones vayan derivando por múltiples derroteros… pero la finalidad de esta no era ‘ryders si, ryders no’ (ryders en referencia a redes 😉 jeje… había una cuestión implícita q se refería (y han compartido más de media docena de amigos/casados/padres) al hecho de que cuando asumes esa múltiple condición, el verbo ‘apetecer’ como que desaparece de tu vocabulario (y ojo, q se ganan muchos otros, ein!).

  14. AK AK AK… No nos cambies el argumento ahora…. El tema era el “solapamiento” de planes, no la conciliación… ji ji…
    Haber elegido muerte

  15. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s