La noticia del verano

Ya sabes que no tengo tele ni leo la prensa en papel o en internet, ni escucho informativos de radio ni estoy conectada a las redes sociales, de modo que para mí la noticia del verano no es mediática en sentido estricto. Si esto supone una decepción para ti ya puedes dejar de leer, porque el resto no te va a interesar ni pizca.

Mi noticia del verano tampoco responde a lo que escucho por la calle porque también estas noticias que corren de boca en boca tienen su origen en todos los filtros anteriores. Uno explica algo que ha visto u oído en los medios o en las redes y los demás también lo han visto u oído ya, de modo que la conversación versa sobre esos temas “comunes” a todos hasta el aburrimiento exasperante, o peor aun, hasta la asfixia del pensamiento único. Si me guiara por estas noticias a pie de calle debería hablar de incendios, Ecce Homo, subida del IVA, despidos en Canal 9, cancelan Carne Cruda, los tuper en los coles, rescates a Bankia y a las autonomías, Siria enloquece, Juegos Olímpicos, inmigrantes sin atención médica, los perros eran niños, asaltos a los supermercados, Assange refugiado en la embajada de Ecuador, Chavela se va…

De todo ello he oído hablar en los bares, en las panaderías, en las casas de mis amigos, en los mercados y en las colas de la oficina del Servef. Y de todo ello he opinado, aunque no hubiera tenido acceso a la fuente original de la información y aunque los datos que me comentaba un conocido entre caña y caña estuvieran pervertidos por todos esos filtros y tan lejanos, claro, al hecho real. No sólo estamos acostumbrados a conversar sobre la agenda de temas que otros dictan, también nos hemos habituado a opinar sin conocimientos (y por ello sin miramientos) sobre cualquier suceso, tanto si se trata de una anécdota frívola como de una actuación política contra los derechos humanos.

Por eso mi noticia del verano no es ninguna de las que he mencionado, ni otras muchas que han poblado las páginas, las redes y los informativos.

Ahora olvídate de todo eso y mira atentamente al grupo de personas de la foto. Cada día de este verano han aparecido a media mañana con una mesa plegable y unas sillas, una caja de dominó y muy buen humor. Se han instalado bajo las acacias, a la entrada del parque (donde la sombra acoge con frescura y el airecillo corre entre las esquinas) y se han puesto a jugar. Como sólo juegan 4 cada vez, el resto se ha comido mientras tanto el bocadillo del almuerzo sin dejar de opinar sobre las jugadas y los tantos y algun día, incluso, se han traído una botellita de mistela. Hacia la una de la tarde han terminado la partida, han recogido todo y se han marchado hasta el día siguiente.

Lo puedo contar con tantos detalles porque lo he observado muchos días este verano. Los escuchaba desde casa “Cierra, Antonio, cierra ya que no tienes el cuatro…” y me ha gustado asomarme a la ventana para verlos allí y hacerles la foto que ahora ves tú. Esto es un relato de primera mano, te cuento el hecho tal cual ha sucedido porque lo he visto con mis propios ojos.

¿Es esto una noticia? Lo es, porque se trata de un suceso que altera el funcionamiento habitual de ese espacio y de las actividades que en él transcurren. Lo es también porque no había ocurrido antes y porque acaba de ocurrir ahora mismo. Pero sobre todo es noticia porque se trata de un hecho trascendental: ese grupo de personas está empoderando el espacio público, está haciendo un uso extraordinario de la calle, ha tomado la plaza. Trasgreden las normativas urbanas, no reivindican nada de forma explícita, no llevan pancartas o consignas ni pretenden que el mundo se les una, utilizan mobiliario propio, no consumen en la terraza de un bar, comen y beben en la vía pública, se muestran con total naturalidad, no impiden el paso ni molestan, alteran el paisaje urbano y el objetivo de todo esto es jugar.

Considerar por todo ello que este suceso es una noticia puede que no sea periodismo en el estricto sentido académico, pero desde luego es comunicación de resistencia. Y es mi noticia del verano. Que empiece el curso.

Anuncios

15 pensamientos en “La noticia del verano

  1. Pues digo yo que tu noticia no debería de serlo, no lo sería hace unas décadas cuando efectivamente se salía a la fresca, ni en otros barrios… por suerte hay más ejemplos de ocupaciones pacíficas más o menos espontáneas… Así que a brindar por las noticias de este tipo, que lo son finalmente!
    Chin chin Mar i Vi!!

    • Cuánta razó tienes! Yo me crié en un puebo y lo de sacar la silla a la calle era algo tan normal como hacer la siesta o aplacar la sed. Seguramente por eso admiro estas ocupaciones del espacio público, y las disfrutoi tanto cuando las encuentro. Pues sí, a brindar… y a imitar!!!

  2. Es esperanzador que siga habiendo gente que toma la calle para algo más que protestar, que lo haga para hablar, relacionarse, jugar.

    En mi barrio se juega al bingo en verano. Salen a la fresca nocturna con sus sillas, sus mesas, sus cartones, sus fichas y sus monedas de 5 céntimos y juegan bajo las farolas. Aquí la calle siempre se usa para hablar, jugar, compartir… como si fuera un pueblo de esos de los de antes. Y casi siempre mola mucho.

    (Si aparece el comentario duplicado chorrocientas veces, es cosa de la blogocosa)

    • El bingo!!! Total!!! Comparto ese gusto tuyo por los juegos adultos en la calle. Me hace pensar que los espacios de columpios normativizados que hay en todos los parques han estado limitando el concepto y la acción del juego a los niños y niñas. Qué bueno tu barrio!!!

  3. A mi lo que me flipa es que, con tanta desconexión de medios te hayas enterado de TOdAS las grandes noticias y ninguna te haya dado curiosidad suficiente para ir a chafardearla. Y me da pena q no tengas tú carita versión ecce homo, con lo in que está! En cualquier caso, tú noticia debería salir en España directo cuanto menos bajo el título… Los españoles salen a la calle a que el pito doble domine. Sería total.
    Besos.

    Mi noticia del verano, q yo tb tengo, es “camarón

  4. Qué fácil es y lamentablemente, qué poco habitual.

    Me pregunto si esas personas son conscientes del valor de construir la calle con su actitud y su uso. O tal vez, luego se quejan de las bicis, pitan en sus coches, aparcan en doble fila, se quejan de las peatonalizaciones, etc.

    Gestos como este son necesarios cada vez más, en un momento en el que parece que el uso de la plaza está limitado a las terraza de los bares, la excusa del humo, la excusa de la crisis, el drama de este país de servicios pasivos. No hay más que pasear por la plaza del Tossal-San Jaime, donde ya no quedan losetas libres de patas de mesa de bar. Espacio de consumo que deshabita las viviendas, que monofuncionaliza la plaza.

    Por último, me alegro que pongas en valor los juegos de ‘mayores’, pues reivindicamos la ciudad para los niños/as y nos olvidamos que los que más pasean y ‘están’ son los mayores. Los que más necesitan compartir cuanto más solos se quedan. Así es si vemos el desastre de actuación debajo del nou pont de fusta (de ‘teka’), donde los parques infantiles limitados de plástico estándard impiden el intercambio generacional. ¿dónde juegan los mayores? ¿dónde jugamos nosotros? No se trata de echar de menos, sino de hacerlo, sin más: usar y disfrutar de la calle, en verano y el resto del año.

    Gran noticia, Mariví!

  5. Qué lujo recuperar ese tipo de hábitos y esos espacios comunes, que son de todos y parece que lo haya ganado solo el tráfico diario. Qué sano recuperar la calle para conversaciones serenas y juegos de siempre. Qué triste ir a un parque y a otro y a otro, con niños y que todos sean iguales. Igual que los centros comerciales, estes en la ciudad que estes. Qué despersonalizado es todo ahora. En la zona en la que resido, hace tiempo que amparados por una plaza interior hemos recuperado cenas improvisadas de barrio, en las que nos reunimos en torno a mesas y sillas que bajamos entre todos, mientras los peques campan a sus anchas en las largas tardes/noches de estío. Qué lujo! 🙂 y qué gran noticia, compi!

  6. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s