Hot Stuff: fetichismo

“Dame un liguero y moveré todo tu mundo”, Anónimo, 2012.

Un picardías negro, de suave tul trasparente. Liguero y medias de rejilla, también negros. Zapatos de tacón de aguja. Imaginación. ¡PAM! Excitación.

Mono de trabajo arremangado descuidadamente sobre las caderas. Abdomen cincelado en mármol. Piel brillante. Casco. Botas de trabajo. Manguera. ¡PAM! Excitación.

Pies. ¡PAM! Excitación*.

¿Alguno de estos es su caso?

Según la RAE, el fetichismo es una desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo. Claramente, el diccionario de la RAE necesita una revisión. ¿Desviación? Bah, paparruchas. ¿Quién no es un poco fetichista? Todos lo somos, es muy fácil ser fetichista.

El delantal, ese gran complemento erótico.

¿Recuerdas aquel día de agosto que tu chica te pareció tan sexy llevando sólo unas bragas y un delantal? ¿Recuerdas aquella gota de sudor que le caía por la espalda, dejando atrás el cuello, despejado por una coleta descuidada? ¿Recuerdas cómo seguiste aquella gota con la mirada, hasta que se paró en el algodón blanco de sus bragas y luego la perdiste de vista? ¿Recuerdas cómo tu entrepierna te obligo a buscar aquella gota de sudor como si fuera el Santo Grial, en cada centímetro de su piel? Seguro que sí. Seguro que piensas en aquel polvo cada vez que ves ese delantal. Seguro que, ahora mismo, tu ropa interior te tira un poco de la sisa. Porque eres un poco fetichista, como todos. Es probable que incluso hayas intentado revivir aquel día pidiéndole que vuelva a ponerse precisamente ese delantal. Y que nunca le digas por qué.

Porque a veces es más excitante que ese objeto que protagoniza nuestras fantasías sea algo íntimo, inconfensable. Nos gusta pensar que somos algo perversos. Es más excitante que ese fetiche que hace que se acelere nuestra respiración, se sequen los labios y nos den escalofríos sea nuestro secreto. Puede que incluso esperemos a compartirlo con alguien especial, alguien que quizás pueda entenderlo y disfrutarlo. Y entonces todo será perfecto.

Escribiendo este post me he dado cuenta de que yo misma soy más fetichista de lo que pensaba, que tengo más secretos de lo que creía. En agradecimiento por la revelación, voy a compartir con ustedes uno, el resto igual los confieso otro día, cuando pueda ser perfecto.

He descubierto que me ponen los hombres con tirantes. Ejem.

¿Se atreven a compartir con nosotros alguno de sus fetiches?

*Es increíble la de gente que se pone cachonda con los pies.

Anuncios

15 pensamientos en “Hot Stuff: fetichismo

  1. Desviación… cómo flipo!
    El vientre, especialmente. La piel en su totalidad, en cada centímetro cuadrado. Y el olor personal, el natural, el de verdad, que es la “esencia” de la persona y que lo impregna todo. Los pies, claro que los pies. Deben tener algo de básico, de marginal, e igual hasta un punto sucio pero sobre todo un mucho de sensorial. Unas buenas braguitas, no un tanga, no; unas bragas.
    Así que tirantes, eh? qué poco tapan esos tirantes, Mayte….

  2. Como ese pobre hombre no se cubra va a recibir quemaduras de tercer grado en sitios sensibles…

    Mis fetiches son las gafas, las botas altas y una buena mesa 🙂 Lo típico vamos. Lo de los pies o las manos nunca he logrado entenderlo del todo, aunque los fetiches no requieren de explicación claro está.
    Besos!!

  3. Claro, claro… para una amiga….
    Pues ahí van algunos de los míos: el antebrazo de un desconocido en la butaca de un cine o un teatro, rozando el mío en la oscuridad. Una camiseta sudada, arrugada, olvidada en cualquier rincón después de una sesión de sexo agitado (la cuestión es el olor, comparto con Drapal). El papel, por ejemplo las páginas de un libro, cuando las yemas de los dedos lo acarician para pasar página, ese sonido. Los sombreros de ala ancha. Las tuberías gigantescas que se utilizan en los trasvases de agua de gran caudal. Los capiteles de cuerpos retorcidos en la arquitectura barroca de Salamanca. Algunas pinturas de santos y mártires. Casi todas las frutas y ciertas verduras, especialmente el apio. La piel viscosa de los peces.
    Bueno, ya vale.

  4. Regreso al lugar que nunca quise abandonar, en el mismo sitio que lo dejé… y me impresiona todo lo que encuentro. Buf!!! :-)P Me iré otras mil veces si al volver me encuentro esta selección premium de ‘hot stuff’. Válgame dios como van los cuerpos y los fetiches… yo reconozco que soy un clásico del tacón y las piernas largas. No hace falta que sea un tacón descomunal, pero si de esos que tensan los muslos y los gemelos. El tacón porque además, su sonido ya te anuncia ese regalo para tus ojos y las piernas porque marcan la línea que me conduce a tu cuerpo…

  5. No sé para vosotros, pero para mí todo esto es pura teoría… tendré que llevarlo a la práctica… aunque pienso que los pies son uno de mis fetiches, ¿por el rollo ese de la reflexología podal? Podría ser, pero una cosa tengo clara: ¡pies limpios, por favor! Lo que comparto plenamente es que lo más excitante no es lo que se ve sino lo que se insinúa y se esconde, lo que pasa es que una vez lograda la excitación hay que pasar a mayores porque si no te sale un herpes postraumático en el labio. Por eso, hay cierta ropa, interior o exterior, que resulta sexy por ciertas cuestiones personales, en mi caso, no discrimino entre bragas o tangas, de todo ello hay cosas muy sensuales, como los bodies de puntilla y semitransparentes, pero de mi pareja me resulta muy provocador llevar cierto tipo de ropa ceñida sin ropa interior. Lo del herpes postraumático lo digo porque me han salido a veces y la única explicación coherente que le he encontrado es que se debían a algún tipo de frustración sexual insatisfecha. 🙂

  6. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s