Cosas que menosmolan

Yo no soy muy de hacer listas y clasificaciones. Un día me masmola algo y al siguiente me horripila pero la idea de #ordendemolez de El hematocrítico de cine* de hace unos días me pareció buena idea para ordenar aquello que me horroriza en el uso de las redes sociales, especialmente en Facebook. Que no es que yo sea superoriginal y las haya inventado, son de sentido común, pero ya sabemos que no es el más común de los sentidos y menos, al parecer, en las redes sociales.

Así que, de “me da más o menos igual” a “causa de empalamiento”, aquí va mi lista de menosmolar en Facebook:

1. Los automegusta. Ya sabemos que te gusta, es tu foto, tu obra, tu hijo o te has tomado la molestia de compartirlo.

2. Que alguien escriba sistemáticamente con abreviaturas de SMS. Ante estos mensajes dudo entre “va a ser que no sabe cómo se escribe nosequé” y “cómo se puede ser tan vago/a”. Amigo, si no tienes tiempo o ganas para escribir todas las letras de un texto, ¿pa qué haces ná?.

3. Que compartan artículos así, sin más, sin decir por qué, ni por qué no**. Entiendo que si compartes algo crees que merece la pena. Pero es que todo el mundo comparte cosas y, a menos que me des una idea de por qué debería abrirlo, no lo haré. Y, si no lo abro, nunca te comentaré ni te pondré un Me gusta. Pensarás que me caes mal y te ignoro y nuestra relación languidecerá hasta desaparecer. Por resumir: hay demasiados peces en el mar. Demasiados.

4. Los “Pega esto en tu muro para luchar contra el cáncer/el maltrato animal/la corrupción”. Ajá, sí, muy bien, eres supersolidario con todas las causas justas, enhorabuena, con tu foto con mensaje has contribuído a que haya más fondos contra el cáncer, se abran más refugios y descienda la corrupción. GRACIAS.

La foto de perfil definitiva. Es de aquí.

5. Las fotos de perfil de Facebook en pareja, de mascotas, de paisajes, de superhéroes, de supernenas… De vez en cuando hace gracia pero me gusta hablar con personas humanas en su mismidad, no con su perro, su parejo o Cornualles un día de lluvia.

6. Que me pregunten en abierto qué me parecen las producciones artísticas propias. Si me horrorizan, ¿qué digo? ¿Estás preparado para escuchar mi opinión sincera? Recuerda: no hagas preguntas si no vas a ser capaz de aceptar las respuestas.

7. Queeeeeeee seeeeeeeee atasqueeeeeeeeeee ellllllllll deditoooooooooooo en las leeeeeeeeeeeeetraaaaaaaaas!!!!!!!!!!!!. Todas las veces. Sin comentarios.

8. Que me etiqueten en fotos en las que no aparezco. Sobre todo en las fotos de comidas, bebidas y similares. ¿Qué te hace pensar que me interesa que te metes entre pecho y espalda una tarta de tres chocolates con pintaza? ¿EH?

9. Que alguien indique que está conmigo cuando se geolocaliza en Foursquare, en Facebook, en Twitter o donde sea. Cuando quiera decir al mundo dónde y con quién estoy, lo haré, no padezcas.

10. El copia-pega sin citar fuentes, autoría, ni nada. Mal, muy mal. Compartes quince fotos diarias de azucarillos con frase lapidaria, algunas firmadas como Anónimo. Si un Anónimo merece su reconocimiento en un sobre de azúcar ¿por qué el tuitero o la web de donde copias no? No leas más frases de azucarillos, no has aprendido nada.

¿Soy la única a la que le “molestan” estas cosas? ¿Se os ocurre alguna más?

* Versión libre, muy libre, de #ordendemolez, de El hematocrítico de cine.

** Sí, ya sé que en teléfono no se puede compartir, no sigas por ahí que nos conocemos.

Anuncios

31 pensamientos en “Cosas que menosmolan

  1. Reconozco que soy de los de acortar palabras cuando utilizo otros soportes (smartphones)… pero me ha parecido divertidísimo. También incurro en alguna mala práctica más, pero prometo enmendarme y no soporto la mayoría de las otras que comentas y sobre todo los que invaden tu muro para colocarte algún ladrillo sin reparar en si te va a gustar, coincides o lo compartes! XD!!!

  2. La GenTE quE ToDaViia PiieNsÄ K EscriibiiRR Asii MAssMoLä, los que comentan todo todo y todo los movimientos que hacen en su día a día: “voy al campo”, “de comilona con mi rubia”, “super party con mis nenassss”, “ya no te quiero”, “las personas que bla bla bla”; la última novedad de “Dale a Like y en tres segundos mira la magia”, y, por último, lo de “Macarena tiene una relación con Antonino”…. two years later… “Macarena está soltera”… Me ha encantado hoy! El resto de cosas las comparto y… sólo una la hago… pero don’t worry que me corrijo la mala costumbre a la voz de ya!

    • Supongo que será por la franja de edad pero yo no tengo a nadie que escriba así, son más del punto 7. O igual sí tengo pero como son de los que oculto no me entero 😉

      Oye, que no tienes que corregir nada, esto es un decálogo muy personal.

      ¡Gracias, ismora!

      • Yaaa!! Ya llevaba tiempo queriendo hacerlo 😉 jajaja
        Uy… lo de la franja de edad no tiene nada que ver, porque el último que apareció en mi muro con ese tipo de escritura, me supera en edad con creces !jajaja 🙂

  3. ME ENCANTA! Me pueden los “me gusta” en las propias publicaciones, me parece del género estúpido, como darse besos en el espejo. Me enferman algunas cosas: la gente que nos cuenta cada paso que da, cada bocanada de aire que inspira, cada pedo que se tira, en fin; también las faltas de ortografía en general, las declaraciones de amor públicas y las fotos con pose, pero eso no es culpa del FB sino del hecho en sí, sea en una red social o no. Añadiría acaso el bombardeo de contenido ideológico nada crítico y fanático, del tipo que sea, el que aprovecha la menor oportunidad para meter el dedo en ojo ajeno o para ridiculizar, porque son cosas que de por sí están feas. La mala baba en general está fea.
    Lamento el autobombo. Qué menos que sean otros los que hablan de uno, no?
    La foto de la pareja feliz en cueros con sus mascotas (son eso gatos gigantes?), me ha dado un ascazo… y a dios gracias que salen los bichos.
    Me encantan las buenas noticias, los descubrimientos que descubre la gente y comparte, las fotos de momentos significativos con personas felices (no guapas y sonrientes, felices), las cosas ingeniosas que no sé de dónde salen, y El Mundo Today; adoro El Mundo Today!
    Muy bueno, Pérez, muy bueno.

  4. a mí el blog este va a terminar creándome problemas y enemistades, lo veo venir. Que los españoles somos muy chistosos pero tenemos muy poco sentido del humor… Voy a ahorraros cuánto me importa; creo que ya lo puse ayer dentro de algún paréntesis (lo que me gustan los paréntesis, oye)…

      • Pérez!!!! Me la pela que pierdas la mitad de tus contactos, pero si tu cadáver aparece en una cuneta daré mil vueltas al planeta Tierra para alterar su eje y volver el tiempo atrás. Que lo sepas.
        ¡Me he reído tan a gusto con tu post…! Eres una crack.
        Si a ti o a Drapal os crea enemistades este blog quizá es que ha llegado el momento de revisar vuestro concepto de amistad, o de afinar un poco más en la elección de las personas amigas. Nada me parece masmola que tener cerca gente como vos, crítica, sincera y con sentido del humor.

  5. Lo comparto todo y añado las invitaciones a juegos chorras, las notificaciones de que fulanito ha conseguido chorrocientos puntos en uno de dichos juegos y la gente que tiene un álbum de fotos llamado “Intimo y personal” y cuelga retratos de sus gatos. Por eso si que no paso.
    Besos!! 😉

  6. Todo en tono jocoso, Mar i Vi. Cuando uno se da cuenta de que la gente casi nunca cree la verdad (será porque habría que coger entre algodones sus verdades) pues llega un momento en que ya da igual decir la verdad, una mentira o todo lo contrario. Uno opta por el sarcasmo y los demás te lo reprochan porque, al fin y al cabo, defienden su derecho a decidir qué creer y qué no. No nos entendemos porque no queremos.

    P.S. no tengo 232 amigos como dice Facebook… NI DE COÑA!

    • Qué cosas, ché…! Yo es que soy la no está en redes, así que gracias por estas palabras y por todas las que me lanzáis para que entienda mejor lo que pasa ahí dentro. A menudo, me pierdo en el tipo de relaciones que se construyen. 😀

  7. A mí me masmola todo lo que pasa en Facebook.. Me chifla el nuevo lenguaje que creamos, las abreviaturas, los automegustan, las fotos de amigos con un ciervo y un árbol y los copia-y-pega sin pedir ni pedirme permiso. Soy fans, en plural. Y de Twitter, y de Tuenti y de casi todo lo que salga. Las redes sociales de internet son la hostia, la revolución del siglo xxi. Sólo no me gusta una cosa; que la gente sea maleducada, y, claro, eso tampoco me gusta en la vida real. Para todo lo demás, me masmola mazo.

    • joooor! ¿Veis? Este comentario lo complica todo. Ahora que creía tener las cosas más o menos claras, va y llega Llargo y me lo desmonta todo. Participar en las redes debe masmolar mucho, os veo hacerlo y lo entiendo, pero no participar también masmola lo suyo, queridas peersonas, cosa que vosotras ya no sabéis lo que es.

      • hombre… no saber, no saber… sí sabemos, hemos practicado durante décadas! yo personalmente sigo en FB por inercia y por autocontrol (un ejercicio muy edificante) ante la estupidez ajena. Pero Llargo aporta una visión que no por sarcástica deja de interrogarte… seguramente no es más que una extensión de lo que llama “mundo real”.

  8. jajaja! Estoy de acuerdo contigo sobre Llargo.
    Pero no estoy de acuerdo en otra cosa: sabíamos estar fuera de las redes, pero una vez has entrado, no puedes saber lo que es convivir con ellas y no estar dentro. Claro que es una estupidez, sobre todo dicho de este modo, así que voy a pensar en un post sobre el tema, no porque yo sepa algo que nadie sabe, sino por la forma como lo veo.
    Ché Maite, que la has vuelto a liar!!!!!! 😀

  9. Mariví, es todo muy sencillo; antes, hasta hace un lustro, más o menos, sólo teníamos una vida real: salidas al cine Albatros, al bar de Quart de Poblet, a casa de César en Villar, a donde sea que fuéramos. Ahora, existe un mundo virtual, también, dios mediante: blogs, redes sociales de internet, mensajería telefónica… Facebook no deja de ser el pasillo de la facultad de periodismo de Moncada, el instituto de Manises o el after de turno. Se puede vivir sin Facebook, por supuesto, igual que se puede vivir sin ir al teatro, pero masmolan las dos cosas.

  10. Mariflim, es todo muy sencillo. Las redes sociales de internet, o mundo virtual, es lo que fue el pasillo de la facultad de periodismo de Moncada, el instituto de secundaria de Manises o la guarderia de Quart de Poblet, o mundo real. ¿Se puede vivir fuera de las redes sociales? Por supuesto. ¿Se puede vivir sin ir al teatro, ver películas o ver un concierto de música en directo? Por supuesto, también. Se puede prescindir de todo, pero no es lo mismo…

  11. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

  12. Pingback: Una lista de modelos (con humor) en las redes | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s