Imagen o palabra ¿y tú de quién eres?

Del papel couché al papel borrego

En un tiempo en el que la profesión periodística se descompone por desuso, por falta de ‘norte’, por escaso rigor y menos calidad en los contenidos, por malos sueldos y nulo corporativismo pedagógico… paso de seguir. En un momento de sobre saturación que no de información que pota la red; en un presente en el que te rasgas las vestiduras, al menos yo lo hago, cuando ves un programa de estudios de 2º de la ESO, o cualquier otro, para el caso es lo mismo. Cuando hay personas que ya no recuerdan en qué consistía la tradición epistolar y que ni tan siquiera cogen lápiz y papel para hacer la lista de la compra ¿qué podemos esperar de la palabra? ¿De verdad sigue teniendo fuerza?

Hemos prostituido el lenguaje a través de múltiples canales (chat, sms, guaxap, redes…) y algunos aún diferenciamos entre una meretriz y una señora (algo que, por otra parte, nunca fue fácil), pero qué hacemos con los que no varían su gramática a pesar del canal, qué pasa con los titulados universitarios que cometen faltas de ortografía. No deberíamos haber perdido unas bases que nos situaban a todos al mismo nivel, después allá cada cual con su formación y su especialización. Pero no puedo con los ingenieros que no saben escribir, ni con los médicos que no saben argumentar una idea, por citar dos ejemplos de ‘bata blanca’*.

Hace un par de meses escasos, discutí con un médico especialista en ‘gastro’ que me confirmó un diagnóstico de intolerancia al gluten y me mandó callar, cuando lo único que yo hacía era acabar sus frases, seguramente por mi incontinencia verbal, que me viene de tanto en tanto, o quizás porque me ponía más nervioso su incapacidad para acabar sus oraciones que mi recién adquirida tara. Por cierto, en todos los años de carrera ¿tienen algún módulo/taller de psicología? ¿De cómo dirigirse a un paciente/cliente?

Veo los libros de mis sobrinos y me preocupa la cantidad de pruebas tipo test, para no cansar sus manos con el noble arte de la escritura y para no forzar su cerebro más que con conceptos cortos, asépticos y bien empaquetados.

Me agotan mis alumnos (salvo honrosas excepciones) universitarios, cuando confunden redactar con la labor periodística. Redactar es una tarea de todos en su quehacer diario, ya sea un informe, un discurso, un e mail, una ponencia, unas palabras de bienvenida, un contrato, un convenio, un orden del día, el acta de una reunión, un parte de daños, un diagnóstico, una memoria, un texto para la web, unas palabras de despedida… ¿Sigo?

Otra cosa es lo que encontramos en la mayoría de medios: bazofia, también en su mayoría, escrita de manera apresurada. Pero y lo que nos bombardea la red: webs y blogs, principalmente, que asumen la misión catalizadora, antaño ocupada por los mass media… pues eso, nos arrojan más morralla y si quieren incluyen este sitio desde el que les escribo, pero me revuelve las tripas encontrar portales o blogs ‘de referencia’, se supone que especializados y cuyo contenido es humo, por no decir que el contenido ni está ni se le espera.

Ahí es donde debería tomar forma el nuevo periodismo y qué me dicen de los seo, los feo y los porculeros del ‘tranqui, yo te muevo en la red y lo petas’. Me canso de escuchar en foros y debates que la clave del éxito, al menos una parte importante en este nuevo entorno ya 3.0, radica en el contenido. Pero sigo devanándome los sesos en si de verdad le interesará a la mayoría ‘el contenido’, la palabra, la argumentación, la información, la opinión, la idea… o nos basta con una bonita imagen (aunque el copy la haya cagado, premio para el que pille la errata) que poder mover con el dedito de izquierda a derecha, de arriba a bajo, o ampliar utilizando ya dos deditos y poco más. Espero que no sea así. Porque aunque una imagen valga más que mil palabras, mil palabras bien ordenadas pueden componer una imagen preciosa.

Ejemplos de bonitos titulares:

http://www.puromarketing.com/42/12682/leyenda-aquel-quien-llamaban-community-manager.html

http://www.puromarketing.com/42/12532/social-media-marketing-gratis-barato.html

* Bata blanca: dícese de aquellos titulados superiores, que no solo son titulados sino que además magnifican su condición de ‘superiores’. Pese a que en el fondo también puedan acabar padeciendo de la próstata, acudan al terapeuta, les abandone su pareja o les recorten prestaciones como al resto de mortales.

Anuncios

68 pensamientos en “Imagen o palabra ¿y tú de quién eres?

  1. A mí se me saltan las lágrimas cuando un sobrino (el de 5 años) me pide un libro como regalo de modo que, unido a mi afición -no soy tan culto, solo un cultureta- a comprar libros, nos está llevando a hacer juntos una colección y, por supuesto, se ha posicionado como sobrino favorito a pesar de su mal carácter (con los años llegará a tenerlo peor que su tío, o sea yo)…

  2. vaya… se ha borrado el comentario. En fin.
    Venía a decir que se me saltan las lágrimas cuando un sobrino (el de 5 años) me pide como regalo de cumpleaños un libro. Si a esto le sumamos que me encanta comprar libros porque parece un objeto fascinante (no solo los leo -algunos ni eso- sino que los toco y los miro, tampoco soy tan culto, solo un cultureta), pues se puede deducir que el niño ya ha empezado una colección. Luego me cuenta qué ha leído y somos felices. Por supuesto, ha adelantado considerablemente en la carrera (parte de mi imaginario) de sobrino favorito.
    Un niño, o una persona de cualquier tamaño (a veces se nos olvida que los niños también son personas… incluso los bebés lo son!), leyendo me resulta conmovedor, aunque lo que lea sea una auténtica bazofia (como suele ser en general). Hasta ese punto hemos llegado.

  3. Ayer mismo me decía una amiga, profe de la ESO, que el próximo curso va a dedicar todos sus esfuerzos a trabajar por la competencia lingüística, que no significa aprender un idioma nuevo, sino conocer, comprender y dominar el lenguaje. Me comentaba lo equivocadas que están las estadísticas sobre el número de personas que saben leer en este país porque la mayoría, decía ella y lo comparto, saben como suena una sílaba junto a otra, pero no comprenden nada de lo que leen, no llegan a los significados. Tengo la sensación de que se trata de un círculo vicioso y no podría jurar qué fue antes; si el desinterés por la comprensión del lenguaje, o su perversión y banalización en redes, medios de comunicación, etc. Lo que sí tengo claro es que la pérdida de la “fuerza de las palabras” (como dice Perefe) no nos hace mejores personas, ni nos prepara mejor para la vida, ni nos ubica de forma clara en el mundo. Así que yo también insisto en regalarles libros a mis sobrinos aunque no tenga la suerte de David; ellos me piden juegos para la PS. Snif.

    • No creo que Internet o las redes sociales sean las culpables de la perversión del lenguaje. Conozco analfabetos funcionales desde que tengo uso de razón, allá por el pleistoceno superior. Desde muy pequeña me di cuenta de que había personas que sabían leer pero no entendían lo que leían, no es nuevo.

      Internet no te hace idiota, sólo hace que todo el mundo sepa que eres idiota. Y quien dice idiota dice analfabeto funcional, corto o vago intelectual.

  4. A eso me refería, la red es imagen y palabra… y si esto segundo no está bien encadenado, conjugado o escrito, pues lo q tu dices, Pérez: muestras al mundo tu idiotez al desnudo! 😉

    Apuesta por esos sobris q leen Prieto, pero no dejes de insisitir con el resto! jeje

    • Yo apuesto por todo el mundo (defecto de fabricación), mis sobris (lean o no) y todo el mundo en general, altos o bajitos. Pero hace mucho desistí de la idea de cambiar el mundo y no me veo educando a nadie (bastante tengo conmigo mismo). Si un niño (bajito o alto) quiere un juego de la PS allá él; si lo que quiere es un libro ya hay cuorum. Puedo regalar un libro a un desconocido, incluso si lo estoy leyendo; los considero 10/15 euros bien gastados

      • lo de principiantes, nuevo, las comillas… no te decía nada? Cómo son de puntillosos los profesores…. je je
        voy a empezar a dejar de hacerme el listillo porque con tanta victoria (de verdad que lo ponéis muy fácil….) el día que quedemos voy a pillar un pedo que no voy a poder ni opinar….. JUAS!
        Listillo y graciosillo, qué creías?

      • algún día alguien tiene que hablar aquí sobre la mala leche perpetua de los españoles que invade nuestro sentido del humor últimamente demasiado centrado -para mi gusto al menos- en la descalificación (en general). Comprendo que en estos momentos se explica (explicar VS justificar) por el monumental cabreo general con nuestros políticos y un poco también con nuestros conciudadanos, nunca con nosotros mismos. Lo haría yo mismo pero ahora mismo no me veo. No, no me veo… Pero ahí lo dejo. Estoy a esto (juntando mucho mucho el índice y el pulgar) de colgar un post pero requiere ponderación porque en mi actual estado de cabreo/nostalgia no quiero deprimir a nadie… 😉

  5. Todo esto me recuerda a aquello de “más vale parecer tonto por callar, que abrir la boca y confirmarlo”. Ahora se podría extrapolar a “más vale parecer tonto por subir un vídeo, que intentar poner un pensamiento en tu estado de twitter y confirmarlo”. La verdad es que sí, yo tengo muchos amigos (barra as) en las redes sociales. Muchos titulados y otros tantos sin el papelito acreditativo, y no veas. A más de uno, titulado y no, le daría una colleja cada vez que intenta hacerse el indignado o escribe opiniones o sentimientos en tono filosófico, metafísico, indescriptible, veáse…, acompañado de un maravilloso y dulce toque de faltas de ortografía y gramática. Vamos, lo que se dice un manjar para los ojos y el asesinato de varios filólogos. Desde que Intenet, los teléfonos móviles, messenger, chats, blogs, smartphones, apps…. estoy haciendo uso de ello, pero nunca he dejado a mis libros de lado. En este sentido, todavía me quedan compañeros de fatigas que comparten esta opinión y siguen leyendo y formándose con el iphone en la mesita de noche.

    • uhmmm… veo aquí un buen tema para un post: ¿por qué en España sentimos la necesidad de tener una opinión sobre todo (independientemente de tener un mínimo conocimiento al respecto)? Yo no soy tan listo (tengo gafas pero casi no las uso) así que por favor alguien me satisfaga…

    • tranqui, lo tuyo, igual q nos puede pasar a cualquiera es fruto de la urgencia y además queda disculpada porque estamos en un canal ‘informal’… pero, ¿y el que cobra por ello? y al que se le presuponen unos conocimientos? Bfinde, Ismora! 😉

      • Ismora, darling, no pasa nada, un error lo tiene cualquiera, no es lo mismo ni de lejos.

        Pero espérate un momento, que ahora vamos a tener unas palabras, dear co-blogger. ¿Qué es eso de que “estamos en un canal “informal”? De eso nada.

        Bueno, sí, es informal, pero hay unas reglas, las de la RAE y las nuestras 😉

      • Jjajajaj el señor Perefe, que va de moderno… di que sí Pérez, es informal, pero che! un poquito de por favor…. 🙂

  6. En eso radica la ‘informalidad subyacente’, la que nos permite ser libres sin descuidar nuestras obligaciones. Es algo que no deben entender muchos, dado el elevado números de ‘violadores del verso’ que estamos poniendo todos como ejemplo, jajaja (disculpad estoy de viernes resacón) 😉

  7. Pingback: 100 post en uno | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

  8. Me suelen decir que soy algo radical, simplemente por afirmar que me avergüenza el país en el que vivo , que no me gusta nada la juventud de hoy en día (tengo 23 años), que me parece que España tiene ahora mismo lo que se merece y lo que se veía venir, y por muchas más cosas que rondan mi cerebro, pienso o reflexiono en mis adentros y que suelo sacar a la luz. Pero es como soy y de las pocas cosas que estoy orgulloso es de la manera en la que pienso. Estando de acuerdo con el post sólo puedo decir que creo que se queda corto criticando lo que critica. Esto va a peor, saldremos de la crisis económica porque es inevitable (gracias a diversas ayudas no merecidas) no hacerlo, pero de la crisis de valores, de actitudes y de la aparición cada vez más frecuente de más y más cenutrios por el mundo no saldremos por lo menos en muchos años, y todo parece indicar que iremos a peor. Los individuos que gobiernan nuestro país se encargan de demasiadas cosas que puede se les queden demasiado grandes o que directamente su afán corrupto les lleve a hacer de una manera errónea. De ellos es la culpa de que los jóvenes no sepamos escribir, ni tampoco hablar de usted a los mayores, ni tampoco saber cuando podemos enseñar los calzoncillos vistiendo y cuando nos tenemos que meter la camisa por dentro. SI, ellos han creado el país que tenemos, el sistema educativo que tenemos. Sin entrar a valorar la gran parte de culpa que tienen los padres de hoy en día en lo que está pasando con los jóvenes, bueno… tengamos en cuenta que por desgracia no existe un examen previo en el que un experto en la materia decide si estás capacitado o no para tener hijos. Uffff, esto empieza a ser demasiado largo así que va a tocar parar si quiero que algún menor de 30 años sienta la más mínima curiosidad por leer tanta letra junta.

    • Hola Miguel. No tengo menos de 30 años pero lo parezco. Mira, no me voy a poner a discutir ninguno de tus argumentos; con algunos estoy de acuerdo y con otros no. Incluso algunos de tus comentarios podría haberlos escrito yo mismo un día en el que estoy especialmente encabronado. Te entiendo perfectamente y te mando ánimo para que no te hundan las perspectivas. Porque los de tu edad lo tenéis francamente difícil, pero siempre hay luz. Mi mensaje es para animarte a ponerte en positivo porque, de entre todas las opciones que tienes en la vida, seguramente no encabronarte será la mejor decisión. A partir de ahí intenta trabajar, ser coherente y honesto contigo mismo sin dejar que lo que ves te hunda. Yo tengo una máxima en el trabajo y en la vida: dejar de buscar culpables e intentar poner soluciones, en las pequeñas cosas y en las más importantes. En cualquier caso, no te dejes llevar por el desánimo; eso iría contra tus esperanzas e ilusiones.

      • Aunque entiendo que no es preocupación lo que siente sino simplemente ganas de dar un consejo. En cualquier caso lo primero es agradecértelo (útil y se ve que sincero), pero también decirte que puedes estar tranquilo. Mi comentario puede dar lugar a confusión, cierto es. No estoy desanimado, no tengo que animarme ni levantarme ni nada por el estilo. Encabronado? Si. Cabreado? Ya me he cansado de indignarme. Simplemente me da pena a mi edad sentirme en condiciones de dar lecciones a miles de personas más adultas que yo y con muchos más estudios, conocimientos y experiencia que yo. Dicho esto por los políticos de hoy en día. En lo que respecta a la juventud no quiero generalizar, me refería al 90% de la población menor de 30 años. Me queda mucho por aprender, muchas hostias que darme y muchas más que me den, pero me anima mucho el saber que el futuro para mucha gente es mucho más negro que para mi. La crisis tiene muchas ventajas para gente que como yo tiene ganas de trabajar, de currar y de darlo todo respetando a todo el mundo. La ventaja más importante que tiene es que pone a cada uno en su sitio y nos abre un mundo de oportunidades a los que quedemos “buenos” Perdón, de momento sólo me considero “proyecto de bueno”. Sin ser mejor que nadie simplemente he tenido la suerte de ser educado de una manera más que correcta y tengo más que demostrado que estudios + idiomas + masters = Fracaso sino lo complemento con educación, trabajo y sudor!

  9. La sociedad avanza cada vez más, en algunos aspectos para mejorar, pero sin embargo parece que a la vez que pasan las generaciones se va degradando nuestra capacidad de interactuar y establecer relaciones como antaño. Las nuevas tecnologías, imprescindibles hoy en día para cualquiera, nos privan de la palabra como antes la conocíamos y de la tangibilidad de las relaciones. Actualmente la calidad del contenido no es lo importante y lo vemos a diario en los medios de comunicación incluso en los informativos. Las imágenes lo valen todo y la sociedad cada vez más ingenua no cuestiona la información y se quedan más que satisfechos dado que hoy en día imagen es sinónimo de información e información es cultura.
    Es una pena que tales avances que podrían contribuir en una mejora tanto científica como cultural acabe convirtiéndonos en seres que se conforman con estar todo el día delante de la ‘caja tonta’ (y con ello me refiero a todo tipo de tecnologías).

    Si que es cierta, hoy por hoy, la afirmación: una imagen vale más que mil palabras o incluso aquella cita que dice ‘ver para creer’ y es en eso en lo que nos hemos convertido. Nos lo dan todo hecho y no tenemos tiempo ni para informarnos con el sentido implícito que realmente recoge la palabra. Somos actores pasivos en este complejo proceso llamado comunicación.

    Ana Galiana.

    • No se nos olvide que, así como el cine nace para la palabra, la tv nace para la imagen. Ponerse delante de la tv a vegetar es un ejercicio muy común. Convertirlo en un hábito ya es muy peligroso, como cualquier droga que anestesia tus sentidos. Los medios son un mecanismo de poder indigno de su razón de ser, pero de uno mismo depende tener un espíritu crítico y escoger.

  10. en mi opinión, el post tiene mucha razón con lo de que hemos prostituido el lenguaje, cada vez hablamos peor, y sobre todo, escribimos peor.
    Yo mismo estoy incluido en este grupo que ya le da igual cuidar las formas siempre que llegue el mensaje. Le echamos la culpa a la tecnología pero somos nosotros los que debemos usarla.
    Nuestros padres o la mayoría de ellos no cometen faltas y es porque les enseñaron desde pequeños. Habría que apretar muchísimo en la enseñanza para que las tecnologías se usen bien y puedan ayudar en vez de destrozar el lenguaje.

    Tema aparte es el de el contenido de los blogs. Muchos de ellos son más fachada que contenido tal y como pone aquí. Eso no tiene la culpa nadie más que nosotros, que seguimos leyendo esos blogs y no denunciándolos. Debemos darle muchas más importancia a la palabra.

    • Basta con dejar de leer algo que no vale la pena, sea un blog, un periódico, o un libro! Ahora, hay gente que escribe con muy poco amor propio, sin exigirse un mínimo. Estas cosas que nos retratan. Otra decisión que tomar

  11. En principio tratamos tres temas diferentes, el primero seria la falta de cultura de base y efectividad lectiva en la educación primaria y por otro el como la aparición y el uso de las nuevas tecnologías esta dañando el lenguaje y por ultimo, la elección de palabra o imagen.
    Respecto al primer tema, tengo un claro culpable y es el gobierno español. Me explico, en vez de sentar unas bases probadas y de calidad, se dedican a cambiar y modificar según sus ideales las pautas de dicha educación, es decir, si entra un partido político después de un gobierno de su oponente casi siempre lleva en su programa una nueva reforma. Y esto es lo que no podemos permitir, porque los dignificados no son ellos. Sino todas las generaciones que tienen que sufrir dichos cambios en su crecimiento lectivo, y cito el ejemplo del “señor” (ironía) Wert. Que en su nueva reforma no propone menos que volver a la educación de tiempo atrás.
    En el segundo tema, no creo la esta aparición de las nuevas tecnologías sea el desencadenante de dicho problema, sino que lo es (como he dicho antes) la falta de una cultura de base probada y de calidad. Si que quiero añadir, que el desencadenante de esta dejación del lenguaje fue la aparición del lenguaje sms y es que debido a que te cobraban por mensaje, los usuarios tenían que ingeniárselas para reducir las palabras y no les cobraran. Esta claro que este lenguaje se ha seguido en las diferentes plataformas e incluso algunas han nacido limitando al mismo (twitter) pero si esta cultura de base no fallara desde el principio, la gente sabría que postura y que lenguaje adoptar en cada momento.
    Por ultimo, no quiero decantarme entre la imagen o la palabra sino que para mi es complementario, esta claro que hay ilustraciones (imágenes) que hablan por si solas, pero no es lo común, por lo tanto no me decanto por ninguno sino por la unión de los dos.
    En definitiva, habría que sentar unas bases irrompibles del lenguaje y unas normas para su utilización. y que fueran Intocables.

    • Me quedo con tus conclusiones! ‘irrompibles’ como debieran ser los profilácticos e ‘intocables’ como nuestros impuestos, que estos días parece que vayan de ‘sobre’ en ‘sobre’ 😉 Bfinde, VMS!

  12. No comprendo todavía porqué esa voluntad de crear una oposición entre la imagen o la palabra.
    ¿Por qué no buscar el lado complementario? ¿Por qué no perseguir la fusión de ambas para que esos contenidos de los que hablas adquieran la mayor calidad posible?

    Quizá sea el mundo de hoy, es decir, una situación en la que todos generamos contenidos, en la que todos anhelamos ser leídos y aclamados por ello, compartimos nuestros pensamientos en unos soportes en los que la difusión es un rasgo inherente; y, es probablemente esto lo que lleve a mucho a plagar de imágenes sus contenidos. Pues así impactan rápidamente y consiguen la atención de la que un texto carece a simple vista.

    En cualquier caso creo en la unión de imagen y texto para generar calidad de información.

    COTI

    • Qué cosa tan interesante: rapidez e impacto… Yo añadiría otra palabra significativa: efímero. Creo que has dado con dos claves: una es esa, la otra qué anhelamos hoy en día. Si rastreas esas claves entenderás mejor el mercado lo que resulta muy útil para trabajar en marketing.

  13. En mi humilde opinión y basándome en los conocimientos adquiridos hasta ahora, no creo que internet o las redes sociales hayan sido causantes de ese cierto analfabetismo que puede existir ahora mismo en España. Para mí, Internet es una fuente amplísima, quizá demasiado amplia, de contenidos que podemos adaptar a nuestros intereses. Como todo, habrá sectores que haya potenciado y habrá otros que haya perjudicado, pero para mí siempre ha servido para dar un paso hacia delante y aportarnos más información.
    Por otro lado es cierto que existen titulados universitarios con faltas de ortografía, pero tambien existen arquitectos que sus proyectos fracasan, comerciales que no son capaces de vender su producto o políticos que roban. A lo que me refiero con esto es que, muchas veces es más importante desarrollar tu capacidad profesional que cometer faltas de ortografía siendo titulado o similar.
    Y ya refiriéndome al último punto, creo que actualmente una imagen puede vender más que muchas palabras, porque el consumidor lo va a relacionar de una manera más directa sea cual sea su capacidad.

    • Mario, estaba muy de acuerdo contigo hasta lo de los titulados universitarios: si un titulado universitario no es capaz de aprender unas reglas mínimas para tildar correctamente, puntuar o saber si una palabra se escribe con b o con v ¿por qué va a ser capaz de aprender reglas mucho más complicadas para construir un edificio? No me fío un pelo.

      Y la frase “una imagen vale más que mil palabras” tiene truco: cuando ves una imagen tu cerebro le pone nombre. Con palabras. Sin palabras el pensamiento no es nada.

  14. Por mi parte, me decanto por el lado de la imagen más que por el de la escritura. Quiero dejar claro que creo, por supuesto, en el enriquecimiento que aporta la lectura y escritura de un texto para el conocimiento de una persona. Pero, ya sea por mis gustos o costumbres, veo también en la elaboración o búsqueda de una imagen o video un arte muy complicado de realizar. En mi opinión, con una imagen bien elaborada puedes darle el mismo contenido o significado que te puede aportar un texto escrito.

    • ¿Tú estás seguro de que una imagen bien elaborada puede tener el mismo contenido o significado que puede aportar un texto escrito? Compara una buena imagen y un buen texto, y ten en cuenta sus límites.

      • Yo creo que sí. El mensaje es el significante y el significado, depende de tantas cosas que es imposible valorar. Ahí entra la teoría esa de que hay cinco tipos de personas según cual sea el sentido que predomina en su percepción del mundo. Yo, por ejemplo, soy visual. Para mí la imagen, no sólo la que veo, sino especialmente la que se forma en mi cerebro, es lo más importante. No se puede comparar, querido.

  15. Para empezar las faltas en la ortografía han permeado en todas las profesiones, incluyendo medios de comunicación como televisión y prensa, los cuales eran considerados como ejemplo de ortografía. Los errores van desde anuncios publicitarios, titulares, noticias, campañas políticas, bolsas de trabajo, cartas, comunicados de prensa, y eso que sólo menciono algunos.
    Y yo me pregunto si es en la escuela misma o fuera de ella dónde los jóvenes aprenden a escribir. Mi respuesta es clara, NO!
    Es muy fácil culpar a un sistema de los errores de la sociedad pero desde mi punto de vista la culpa es de uno mismo, se aprende porque uno mismo quiere y no por asistir a una clase. El que tiene interés se interesa y el que no pues no. Y esto no sólo se transmite a la escritura si no a todos los ámbitos de la vida cotidiana.

  16. La dicotomía que surge de la batalla “imagen vs palabra” es una de las principales preocupaciones de la sociedad desde que tengo memoria, y aunque tengo tantas cosas que decir al respecto que me ahogo, me limitaré a explicar como ganar la batalla con la palabra.

    Por supuesto se trata de una ardua tarea que comienza en la infancia, que es la piedra base para fomentar nuestra curiosidad e interiorizar unos valores que sintonicen con la cultura y el arte, en mi caso cuando estaba en el colegio la profesora de castellano acostumbraba a enseñarnos a interpretar poesía, al principio era difícil pero con los años da sus frutos.

    Hoy en dia no leo poesía, es mas, no soy un gran lector de LIBROS y enfatizo en libros por que considero que existen innumerables formulas para seguir fomentando esa curiosidad de la que hablo, la poesía no solo esta los libros, podemos encontrar muchos artistas musicales concretamente en el género del “RAP” que son auténticos poetas de nuestra época y con los que se puede aprender a tener fluidez verbal y adquirir un sinfín de vocabulario al mismo tiempo.

    Por último leer siempre es necesario para saber plasmar todo aquello que vemos, escuchamos y aprendemos, los textos nos enseñan ortografía y podemos leer sobre aquello que mas nos interese gracias a la facilidad que nos dan las nuevas tecnologías de hallar contenido, en definitiva ganar la batalla a la imagen es tarea de padres, profesores y uno mismo paulatinamente, lo mas importante como digo es seguir alimentando el afán de la curiosidad por la cultura y el arte.

  17. Es triste pero en parte es cierto, la semana pasada estuve charlando con una amiga que hacía tiempo que no veía y cada frase que salía por su boca provocaba una hemorragia en mis oídos.
    Es pesadísimo tener una conversación con una persona que sólo sabe hablar de “toa” ( en referencia a toda ) y de de otros diversos y variados términos que proporcionaban auténticas “patadas” al diccionario de la RAE.
    No estoy de acuerdo en que sólo los libros proporciones cultura a la hora de redactar y de expresarnos; la música por ejemplo ( la buena música ) también nos da cierto léxico que efectivamente los ( whatsapp, sms y demás ) no nos dan.
    Sólo digo que es necesario un mínimo de cultura a la hora de expresarnos para , al menos , hacernos entender ; ya sea con libros , música u otro soporte didáctico.

    • Dani, la música per se no da léxico, lo dan las letras de las canciones. Las que lo dan. El canal no da la cultura.

      La cultura no es sólo “libros” pero sí es sobre todo “libros”, entendiendo libros como publicación de una obra de teatro, de poesía, de una enciclopedia de arte, de un guión cinematográfico, de un ensayo histórico, de la recopilación de costumbres y leyendas de un país, de la historia del rock… es decir, un producto que ha sido preparado para transmitir un conocimiento, que ha pasado por muchas manos para mejorarlo, que ha sido corregido y revisado.

  18. Cuantas y buenas aportaciones! veo que mis compis también han salido a la carga. Muchas gracias a David y Mayte por sus comentarios y me reservo hasta poder ver las valoraciones del resto… que espero que lleguen, jeje para sacar conclusiones.

      • Considérate de ese privilegiado grupo, si sr! 😉 … teniendo en cuenta que has respondido a la invitación, has participado, comentado e interactuado… un proceso básico de la comunicación que requiere dedicación y educación a partes iguales y del que, de momento, tan sólo un tercio del áula ha demostrado!?

  19. Estoy totalmente de acuerdo con el post y , por desgracia, me encuentro en esa generación precursora del declive de las palabras. No creo que sea la red la culpable de esta decadencia, aunque sí la ha acelerado. Al igual que algunos compañeros pienso que el problema radica en la educación; cada vez somos más vagos, ignorantes, tenemos menos curiosidad y por lo tanto más simples. No sabemos expresar nuestras ideas porque, de muchas cosas, ni siquiera tenemos. No caen las palabras solo, cae la educación.
    Cuando hablo de lectura cada vez oigo más esa frase que tanto me apena: “¿Para qué voy a leer estando la película?” La gente prefiere ver antes que leer, y ni mucho menos menosprecio el cine, simplemente pienso que aportan cosas distintas, ambas enriquecedoras, que merece la pena aprender. Quizás, todo esto tiene que ver con el hecho de que no recuerde, siquiera, dos libros obligatorios de la ESO (de lo cual hace solo 4 años). Casi nadie nos ha habituado, casi nadie nos ha exigido.
    Es triste pensarlo pero creo que en un futuro el buen uso de la palabra estará “reservado para unos pocos” , aquellos que lo aprendan en su familia o de una forma autodidacta.
    Alba Ramos

  20. Estoy muy de acuerdo con todos vosotros, es evidente el declive de las nuevas generaciones, cada vez menos interesadas y menos preparadas. Pienso que es importante tener una buena educación desde pequeños tanto por parte de los colegios, como de nuestras familias, lo cual hoy en dia deja mucho que desear en general. La escritura y la lengua deberían ser unas asignaturas fundamentales desde que comenzamos a comunicarnos.

    Por otro lado soy de esas personas que no leen, no me gusta o no me llama la atención, no ha sido una cosa que me han inculcado, por un lado es triste y me gustaría que fuera de otra manera, pero también creo que hay más maneras de enriquecerse. Aunque es verdad que si me gustaría tener la costumbre de saber apreciar un buen libro y adentrarme en él. Seguramente tendría mucho mejor léxico del que tengo ahora y por supuesto escrbiría mucho mejor. Somos de una época en la que casi hemos nacido con las nuevas tecnologías, que tanto nos aportan, pero que también nos han hecho perder muchos valores.

    PD: Desde mi más sencilla opinión, perdonen faltas de ortografía o malas expresiones, pues no acostumbro a leer mucho y sinceramente suena muy triste reconocerlo y me da pena, pero aún estoy a tiempo.

    Alba Cano

  21. En cuanto a la habitualidad de escribir sea en el ámbito que sea, la capacidad de hacerlo con coherencia y la suficiencia de no cometer fatídicas faltas de ortografía, debo decir que estoy completamente de acuerdo, soy de la nueva generación, de esa en la que pocos son los que escriben correctamente y por desgracia soy una de las personas que tiene faltas de ortografía y realmente creo que es un atraso no para el lenguaje si no para las personas.
    Siempre he creído que para plasmar o expresar ideas facilita mucho el tener un papel y un bolígrafo, por lo menos en mi caso, el papel no te juzga y el boli no te lleva la contraria. Desde una simple palabra a toda una declaración de principios, puedes mover cada letra, borrarla, cambiarla y reescribirla hasta que quede tal y como desees explicarlo. Además ayuda a organizar y clarificar esas ideas a la hora de informar o comunicar, a parte de crear belleza, o simplemente por el mero hecho de escribir sin más.
    Aunque también he de decir que escribir ya no implica tener un boli y un papel, también lo es apretar una combinación de teclas que formen las palabras que buscas. Y si, puede acabar con el “romanticismo” y lo tradicional del proceso. Pero hay que tener en cuenta que antes del papel estaba el papiro y demás artilugios, y en cambio yo nunca he oído decir: ¡Dios mío con esto del papel la gente esta desaprendiendo a escribir! ¡Se està perdiendo la calidad del contenido! ¡Madre mía el papel es la ruina del escriba! Al contrario nos llevo a un avance en el que no nos ha ido mal del todo asi que…¿ Por qué tenerle tanto miedo a un montón de nuevas posibilidades que brindan los nuevos soportes? ¿Quién sabe lo que podremos avanzar con ellos? Aún que sin olvidar por supuesto lo que es el trabajo bien hecho y de calidad.

  22. Imagen o palabra, ¿cuál es más honrosa?

    Parece ser que la palabra…y no lo entiendo; estoy cansada de que se requiera como competencia obligatoria una prosa sublime para que se te considere una persona ejemplar y digna de respeto y admiración.

    Comunicar, expresar de manera subjetiva una realidad se puede hacer de mil maneras; y es que eso es arte, una capacidad para plasmar algo y hacer que alguien lo entienda -y mucho más, que pueda sentirlo-.

    No me avergüenza decir que el arte de escribir en mi familia lo acaparó plenamente mi hermano, pero eso no quita que yo sea igual de honrosa…o más. Y es que yo también soy artista. Durante años me he dedicado a expresar a través de movimientos con mi cuerpo, en total compenetración con la música, creando líneas y figuras que otras personas no han sabido; pero no por ello considero catetas a las personas que no saben expresar mi mismo arte.

    No he tenido hábito de leer, ¿soy tonta? Me han motivado otros artes, simplemente eso. Además he de decir que la fotografía y el vídeo son el arte del futuro…y cada vez menos futuro y más presente.

    A pesar de todo esto, no creas que no me ha motivado la ortografía. Me gusta que las veces que escriba, lo haga bien; y he hecho por aprender. Tanto, que puedo decirte que ¿de quién eres? se escribe así. Hasta los más honrosos se pueden equivocar.

    • ¿Prosa sublime? No. Corrección, simple corrección.

      La fotografía y el vídeo son el arte del futuro… junto a otras disciplinas, que igualmente lo han sido del pasado. Sólo tenemos que recordar las cuevas de Altamira. Pero no van a sustituir a las palabras. Coexistirán, unas veces reinará la imagen y otras la palabra, pero la imagen no va a hacer que la palabra desaparezca. Nunca. Jamás. Categóricamente.

      • ¡Ah!, pero que, ¿he dicho que la palabra va a desaparecer?…no sé dónde lo has leído. Sólo he dicho que soy igual de honrosa que otra persona que es exquisita con la palabra; que no me hace falta utilizar un vocabulario rico y pomposo para considerarme una persona valiosa, estoy orgullosa de mi escritura sencilla.
        Valoro, respeto y admiro a aquel que tenga ese don; pero no sólo existe este don…eso era lo que quería decir…

      • A ver si entre tanta ‘exquisitez’, ‘pompa’ y personalidades ‘honrosas’ lo q vamos a acabar echando en falta es algo de ‘humildad’ XD! ale, salgan y diviértanse 😉

  23. ¿Por qué separar la imagen y la palabra? ¿Por qué no complementar las dos cosas y hacer algo mejor? Soy una gran fan de la fotografía, y a la vez de la escritura. Me rodeo de artistas, tanto familiares como amigos, y he de decir que todos y cada uno de ellos siguen creando y plasmando su arte tanto en papel como por medio de las nuevas tecnologías. Incluso con su propio cuerpo o con instrumentos musicales.

    La imagen es un complemento al texto, al igual que el texto de la imagen. Miles de fotografías tienen una o varias palabras que la definen, impuestas por su mismo autor o por cualquier persona que la vea. Esa PALABRA que les viene a la mente nada más verla, lo que les transmite. A la vez, cuando uno lee, automáticamente va creando en su mente IMÁGENES que representan aquello que se nos está queriendo emitir. Por lo tanto, ¿es necesario cuestionarse de qué bando estás, si de la imagen o de la palabra?

    Se puede valorar como algo perjudicial a las nuevas tecnologías como instrumentos de expresión por la simple razón de que nos invitan a pensar menos, ya que nos lo dan todo hecho, nos corrigen las faltas de ortografía, las cuales no puedo soportar, aunque muchas veces incluso los ordenadores cometen errores en este sentido y pasan por alto algunas. Tenemos prisa al escribir y lo hacemos mal, pero si es algo puntual y que solo tu amigo va a leer, ¿qué más dará?

    Por otra parte, el mundo evoluciona día tras día, y eso es algo que no podemos evitar. Dudo que los culpables de la ignorancia de la escritura sean de los smartphones, tablets, ordenadores o lo que sea, es la simple persona la cual no se ha interesado por aprender y superarse a sí misma en algo tan simple como saber qué letra va detrás de cuál al formar una palabra para que sea perfecta. O quizás no le enseñaron bien. O tal vez tenga inquietudes completamente opuestas en las que no necesita, ni quiere, ni le motiva saber estas cosas tan básicas.

    Y las personas que más critican, suelen ser las que más se equivocan.

  24. Evidentemente no se trataba de dar o quitar razones, sino de plasmar posturas, no es una cuestión de decantarse por una cosa u otra, ambas son imprescindibles. La pregunta era un guiño (con carencia de tilde incluida). Si de todo esto conseguimos azuzaros, despertaros, rebotaros ya es algo. Tampoco estamos exigiendo de la escritura o redacción un ejercicio sublime, es sólo (y ya podemos acentuarlo o no según la RAE) que va a formar parte de nuestro quehacer diario. Por cierto, Adriana, si estuviéramos en clase de danza ‘babearía’ como lo hago con mi hija de 5 años… demi plié, grand plié… no confundamos, ‘recuerden’ que nuestra asignatura no se enmarca del programa de Bellas Artes. Os veo en un rato! 😉

  25. Siendo una persona tan meticulosa con la ortografía como soy, siento pena al ver que muchos de mis compañeros de clase han llegado a la universidad sin saber colocar tildes (y ésto es sólo uno de los ejemplos que podría citar). Quizás las nuevas tecnologías, empezando por los sms, hayan tenido cierta influencia. Sin embargo, no creo que ésta sea la base del problema. ¿Cómo puede un profesor que corrige un examen de selectividad aprobar a un alumno que confunde «a ver» y «haber»? Yo he leído textos con divertidas mezclas como «haver». ¿Y darle el visto bueno a una persona que no sabe si va a comer o ha comer? Siento que me duelen los ojos al ver tan tremendos errores.
    Comprendo la preocupación de los expertos por las nuevas generaciones, creo que el problema nace en la escuela. Si no se sientan las bases desde un comienzo, los años arrastran esos fallos y nunca se llegan a corregir.
    Aún estando de acuerdo con estas ideas, creo que este texto pierde credibilidad incluso antes de leerlo, puesto que en el título ya falta una tilde. En una de las líneas también he encontrado la palabra «módulo» sin tilde.
    He de añadir que no creo que haya que decantarse por imagen o palabra. Creo que se pueden complementar perfectamente para crear conjuntamente documentos mucho más completos. Ambas están ya muy introducidas en nuestras vidas y cobran importancia por igual; todo depende del ámbito en el que se utilicen.
    Creo firmemente que se debe enseñar a los alumnos a escribir bien desde niños y corregir sus faltas. La lengua evoluciona, y eso es inevitable. Sin embargo, es triste ver cómo se pierde su correcto uso.

    • Se sabe que el alumno/discípulo transita en el buen camino que tiene la perfección o excelencia como destino, cuando está en disposición de corregir a su tutor/maestro. Gracias a los críticos. El error enseña, mientras que el silencio aliena.

  26. Estoy de acuerdo en que toda persona con una educación a las espaldas no debería cometer faltas de ortografía, debería saber redactar o comentar un texto con coherencia cohesión y adecuación y debería distinguir el complemento directo de una oración. A parte del pésimo sistema educativo que tenemos en España, en el que se decide si un alumno repite curso o no en función de las plazas disponibles para el año siguiente,creo que toda materia estudiada en primaria,secundaria y bachillerato no queda retenida por si sola, para mi todo es una cuestión de interés personal.
    Los amantes de las letras os desquiciáis al ver algún tipo de falta o al escuchar gente que no habla correctamente, pero es que el hablar y escribir es algo natural,cotidiano, imprescindible para la comunicación entre el ser humano y es por eso que quienes no sienten ningún tipo de pasión o interés hacia las letras acaba olvidando lo aprendido y creando de forma natural y casi inconsciente su propia versión del lenguaje, ya sea hablado o escrito. Una pena pero es así.
    No estoy de acuerdo con eso de prostituir el lenguaje, no hemos prostituido nada.
    La moda de abreviar palabras en los mensajes de texto comenzó cuando había que pagar de más si te pasabas de los caracteres establecidos. Esto hecho creó una costumbre que es la de escribir,en los medios electrónicos, abreviando palabras.
    Por si no se había notado y respondiendo al título yo soy de imagen.

    Julia Sáez Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s