Carta abierta a la ‘Lagar-ta’ de Christine

En primer lugar, ¡VÁYASE A LA —- MIERDA! Mme., Lagarde, y en mayúsculas para enfatizar el grado de mosqueo. De verdad creen que podemos tener en consideración los informes que emite un organismo, que no sé qué misión tiene, además de joder a la banda y que si por algo ha trascendido en los últimos años es por la gestión opaca e incompetente del otrora adalid de la macroeconomía, ahora caído en desgracia, Rodrigo Rato. O la de su sucesor, que ya tiene imagen de marca propia y que responde a las siglas DSK y se hiciera famoso por intentar ‘beneficiarse’ todo lo que llevara faldas y se moviera en un radio de 1 km., de su persona. Eso es lo que sabemos del FMI, porque lo de ‘reducir la pobreza’ debió quedarse por el camino.

Esto ya roza lo lamentable. Dinamizar la economía, devolver crédito a la empresa e incentivar el consumo es lo ÚNICO que necesitamos. Pues bien, el consumo está frenado en la península, porque yo no sé ustedes, pero en mi casa vamos más ‘prietos’ que Robben cuando se enfunda la samarreta (bueno, ahora ya se la puede quitar, tras el papelón de Holanda en la Eurocopa). En cuanto al crédito, ni fluye, ni gotea, aún siguen los listos haciendo cuentas de lo que necesitarán los bancos. Y lo que viene siendo el dinamismo, es algo que yo me vengo aplicando a la hora de fraccionar los pagos, gastos, deudas o como quieran llamarles.

Pues no se les ocurre decir el otro día a esas mentes privilegiadas del FMI: ‘suban el IVA’, ‘bajen el sueldo a los funcionarios’, ‘quiten la deducción por vivienda’… pero si no se vende una puta casa; si los funcionarios ya han sufrido dos recortes; pero sino hay consumo, qué mierdas van a recaudar de IVA… qué no les meteré con el Samuelson en la cabeza.

¿Pero es que hace falta tener un master en macroeconomía para darse cuenta que el FMI desde su atalaya, con una Presidenta que cobra más de 300.000 $ /año, gastos pagados en primera para ella y su marido, no aporta nada bueno ni coherente? ¿Por qué no se pira el matrimonio Lagarde de retiro espiritual a Marbella? y que los acoja en su seno ese personaje extraño y que da grima, que se apellida Dívar y que en connivencia con el resto de compis del CGPJ acordaron que no hacía falta justificar según qué gastos. ¿Por qué no dimiten todos? Los del FMI, los del CGPJ, los senadores, la mitad de los diputados, dos tercios del Parlamento Europeo, que se fusionen ayuntamientos, se recorten competencias a las autonomías (eufemismo para evitar decir que se esfumen), que el SERVEF le pida ‘de salir’ al INEM, que desaparezca ese tufillo rancio que desprende lo político cuando está presente en empresas públicas, consejos de administración o demás contubernios que se forman para que muchos no peguen ‘ni brot’ y encima pongan la mano.

Todo eso, todo lo que he apuntado, devolvería la calma a los mercados, respondería a la política de austeridad tan falsamente cacareada y sobre todo, evitaría que el contribuyente cargase, solo por una vez con todo. Nosotros somos los que sufrimos los recortes y los que tenemos que rascarnos el bolsillo. Borrell dixit (hace escasos días): ‘De momento el que asume el crédito, su riesgo y su coste es el contribuyente’.

Dejadnos, cuanto menos, que os mandemos a tomar por culo.

Y Grecia se enfrentará a Alemania en cuartos de final… ¡qué morbazo!

¡Espartaaaaaanos!

Hace apenas un año, mucho he reflexionado sobre las enigmáticas palabras de victoria por parte de mi rey. El tiempo le ha dado la razón, y de griego libre a griego libre, se transmitió el mensaje que el valeroso Leónidas y sus 300 hombres, tan lejos del hogar, entregaron la vida no solo por Esparta, sino por toda Grecia y por la promesa que este país representa.’ *

 * Extracto del narrador de ‘300’.

Dos fantasmas de nuestro tiempo.

Anuncios