¿Alguien tiene el teléfono de la mansión de Los Vengadores?

“Si no podemos proteger la Tierra, sin duda la vengaremos”. Con esa máxima se presenta el grupo de superhéroes más poderoso del planeta. Un grupo ecléctico, en el que chocan muchos egos subidos, capaces de resolver sus diferencias a puñetazo limpio, pero coherentes en sus principios.

Cuánto echamos de menos estos comportamientos, esos valores nobles que ponen su poder al servicio de la humanidad. Valores que se sustentan en el sentido de la responsabilidad. Qué lejos queda todo ello en nuestra sociedad actual. Una sociedad en la que la mayoría de los políticos se demuestran incompetentes, se fijan unos emolumentos abusivos y continúan aumentando los impuestos, que ahogan al ciudadano de a pie.

Y tras los políticos, caros e ineficaces, surge la otra casta impresentable: los banqueros. Esa pléyade desalmada que convierte el terreno que pisa en tierra quemada y mientras envía al averno a sus propias entidades se blindan con pensiones vitalicias desorbitadas e ignifugas que les salvan de la quema.

Pues bien, tengo muy claro que si Thor, hijo de Odín y Dios del Trueno, cogiera a Rato del cuello y a todos los de su especie, les pegaba un martillazo que les enviaba directamente a otros mundos mucho menos benévolos con los banqueros.

Si Hulk trincara a Rajoy por ineficaz y a Rubalcaba por lo mismo, un simple alarido de la bestia verde pondría fin a la lacra del bipartidismo.

Si el Capitán América lanzara su escudo sobre todos los consejos de administración de las empresas públicas, se sanearían todos sus balances, al tiempo que los consejeros rodarían como pollos sin cabeza que ya no requerirían indemnización alguna.

Si Iron Man asumiera el control del Estado, con la misma mano de hierro con la que gobierna Empresas Stark, y que esto no suene golpista, acababa con el tal Riesgo y, desde luego, se beneficiaría a su prima, que estoy seguro de que accedería con sumo agrado.

Si Nick Furia desplegara a sus agentes de SHIELD en el Parlamento Europeo y sometiera a sus señorías a un interrogatorio exhaustivo que incluyera la ejecución de un sudoku (nivel 14 años), les iba entrar a todos un sudor frío que te cagas.

Si todos Los Vengadores se dieran una vuelta por esos entes oscuros que son el FMI, la OCDE o el BCE, entre otros, y las mentes abyectas que los controlan conocieran de cerca al otro yo del Dr. Banner, seguro que escampaban y dejaban en manos más cabales la ardua tarea de regular las economías, los mercados y en definitiva, el mundo.

Si el profesor Xavier, mentor y profesor de la Patrulla X, analizara al detalle la LOGSE, encerraba en la misma celda de Magneto a todos los ministros de Educación que ha conocido la democracia, además de a toda su banda de tecnócratas y asesores.

Si al final, Tony Stark, empresario, científico, filántropo, multimillonario y play boy, más conocido por Iron Man, se dirigiera al mundo en Rueda de Prensa, nos advertiría, más o menos, de este modo: ‘nosotros somos nuestro peor enemigo. Hemos olvidado el porqué de las cosas y el buen uso que debiera hacerse de ellas. Hemos alimentado estómagos agradecidos. Hemos sobredimensionado estructuras, se han generado corruptelas y se ha viciado un sistema que ya no cumple el fin por el que fue diseñado’ (mientras eleva la voz, se disparan los flashes y las TV entran en directo.) ‘Los gobiernos, las administraciones, todos los entes públicos deben cumplir un fin social, prestar un servicio público, por obvio que suene. Los gobernantes deben estar al servicio del pueblo, no deben perpetuarse en el poder, deben saber estar y saber despedirse a tiempo, siempre con las manos limpias’ (se remueven, incómodamente, en sus asientos los caballeros trajeados de las primeras filas.) ‘No exigimos que sean los mejores, pero si que deben dar paso a los más competentes. Estamos hartos de ver como en política solo tienen posibilidades de éxito los mediocres. Por eso les emplazo a que recojan sus pertenencias, que debieran ser pocas, y desaparezcan. Ustedes’ (señalando con el dedo a las autoridades presentes y a los financieros) ‘no son la solución. Ustedes son el problema’.

¡Qué miedo dan los supervillanos!

El alboroto es patente, los medios preguntan voz en alta, los agraviados enfurecen, todo parece haberse ido de las manos. Pero, en un instante, se hace el silencio, el resto de Vengadores irrumpe en la sala junto a las fuerzas de la NYPD y desalojan a los responsables del desgobierno.

En ese momento, Tony Stark me hace un gesto y comenta: ‘Pere, coordina las preguntas, hoy nadie se va a quedar sin respuestas’.

Y yo pienso: ‘se sale, Mr. Stark, creía que ya no quedaban clientes así’.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Alguien tiene el teléfono de la mansión de Los Vengadores?

  1. Desde luego, esto ya no es lo que era. La palabra “democracia” ha perdido su sentido etimológico según los maestros (gobierno de la multitud para Platón y “de los más” para Aristóteles). He aquí un mundo de pandereta, de “correveidiles” y, sobre todo, de la desvergüenza a gogó.
    Los ciudadanos hemos caído en el pozo de la comodidad y la rutina, nuestro egoísmo nos ha sumido en la máxima delegación: cedemos nuestros derechos a unos impostores que, más a dedo que en ninguna otra época, han sido elegidos para no hacer su trabajo sino que actúan en pro de los intereses que grandes empresas les marcan.
    ¡Qué patán el ser humano del siglo XXI! Que teniendo tantos ejemplos de cómo no se hacen las cosas, sigue tropezando en la misma piedra años después. No sabemos mirar en los espejos de la historia para enmendar nuestros errores y los de nuestros dirigentes. Muchas revoluciones del pueblo han servido para cambiar los rumbos de la historia: Revolución Francesa de 1789, revoluciones rusas (1905 y su victoria en 1917 a manos de los bolcheviques), dos guerras mundiales… ¿A qué estamos esperando ahora el pueblo? Ahogados, reprimidos, estafados, arruinados, desempleados… ¿Hace falta algo más para actuar? Somos autosuficientes y la unión hace la fuerza, empezando por España deberíamos saber utilizar bien nuestras herramientas: la primera la de las firmas y los pactos comunes, con más de 500.000 firmas podemos cambiar la santa Constitución del 78. Sí, parece una locura, pero, ¿nos hacen falta tantos ladrones entre cámaras y cortes de pacotilla? Yo creo que no. Hagamos algo, a parte de quejarnos, por favor. Sino los vengadores vendrán en forma de más huelgas, paro y desventajas sociales. Digamos ¡”BASTA”!

    ¡Venid a nosotros vengadores! Os estamos esperando.

    Rebeca.

  2. Creo que si, vamos justos de memoria y estamos estirando demasiado este periodo de desidia. Desde luego, somos nosotros quienes tenemos que resolver esto, nadie va a venir en nuestra ayuda 😦 … pero como diría el mayordomo de Los Vengadores, Jarvis, sino me equivoco: ‘los humanos no son conscientes del poder que tienen si se unen’. No podemos dejar que unos pocos nos arruinen la vida. Ahora acabo de escuchar que Bankia va a indemnizar a un ex director general con 14 millones y en un comunicado justifica la cuantía por los servicios prestados… Y una mierda! la entidad se ha ido al garete y la han nacionalizado. No digo que no cobre, se lo merecen todos los despedidos, pero la cantidad es indecente! Esto se tiene que parar de algún modo! … Por cier, para ‘vivirdetuvoz’ te has despachado bien! 😉

  3. Gran post, Pere. Me he reído mucho, aunque lo que denuncias no tiene nada de gracia. Creatividad e ingenio al servicio de la comunicación, para un mundo mejor. Grande muy grande. Un saludo fuerte. Alcázar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s