¡Y dale con los recortes, córtense un poco por favor!

Punto de venta de políticos, gestores, asesores y todos sus complementos.

Salimos a la calle por los recortes. Vale, perfecto. Tanta austeridad impuesta por los que no son austeros, nos toca las pelotas. Bueno, volvamos a lo de pisar la calle. Venga, vamos a ello. Pero seamos honestos, ¿en qué momento echamos la educación por el retrete y tiramos de la cisterna?

De verdad, ¿el problema es el ratio, las aulas masificadas, las horas de más que tengan que asumir los profes? Ya estamos con los recortes otra vez. Qué vale, jode que recorte quien no se aplica a si mismo la tijera.

Y tienen razón y estamos con ellos, cómo no ibamos a estarlo. Con los mismos que claman por defender una enseñanza pública y de calidad.

Pero qué pasó en los últimos 30 años para que nuestros jóvenes, casi titulados universitarios (no me quiero ni imaginar al resto), tengan graves lagunas gramaticales, no calcen (en su mayoría) su mesilla de noche con un buen libro, duden en cuestiones de geografía (ellos prefieren geolocalizarse) y no les preguntes de historia (no seas rancio, ni antiguo) o les comentes cuestiones de actualidad (parece que los periódicos ya sea en papel o digitales, según ellos, solo los leen los periodistas, al igual que solo hablan de motos los moteros, de derecho los abogados o de mechas los peluqueros, siguiendo la misma teoría). Qué les pasa a los ingenieros que son unos cerebritos en su específica especialidad y unos raritos para el resto de tareas mundanas, cuando hace dos siglos eran personajes ilustrados.

¿En qué agujero negro han caído los programas de estudios en las últimas tres décadas? ¿Ha tenido algo que ver que en todo ese tiempo, los dos partidos mayoritarios han sido incapaces de lograr un gran pacto de estado en materia de educación? ¿Ha tenido algo que ver la transferencia de competencias, en este asunto como en tantos otros, a las autonomías?

Hace unos días, en una presentación sobre nuevas tendencias en comunicación online, nos advertían que en función de la media de edad, usamos unos soportes u otros. Mientras los jóvenes se decantan por soportes ‘ágiles’ como el smartphone o la tablet y el portátil o el PC siguen siendo más utilizados en perfiles de edad más altos. Y al mismo tiempo se advertía que ante el aluvión de información que permite la red, la calidad en el contenido se presentaba como pieza clave de éxito en esta comunicación 3.0 que es una red de redes. Y para rizar más el rizo, se constataba, de momento, que el contenido se aportaba mejor desde soportes tradicionales (PC o portátil), puesto que el resto, en referencia a los de pantalla táctil, son mucho más dinámicos, pero más válidos como receptores, antes que emisores.

Y llegados a este punto, no pude reprimir preguntarme, ¿qué es calidad? ¿y contenido? ¿Es lo mismo para nosotros que para los jóvenes? porque me parece que mientras nosotros defendemos el fondo, a ellos les basta con la forma.

Por eso, desde Comunicación de Resistencia estamos en contra de los recortes, sobre todo si los enmascaran con la vitola de reforma; porque si en las últimas décadas los políticos ya se han cargado nuestro fondo de armario educativo, cómo le quieran meter la tijera a lo poco que les queda a los jóvenes, yo creo que les van a dejar la memoria ram más plana que una pantalla táctil de last generation.

¡Mon dieu, qué no suceda!

Anuncios

10 pensamientos en “¡Y dale con los recortes, córtense un poco por favor!

  1. Hace poco tuve una discusión un poco tensa con varios profesores sobre si las mayores posibilidades de acceso a información y conocimiento de los jóvenes hoy se traduce en mayor crecimiento y preparación intelectual que en nuestra adolescencia y juventud más temprana.

    Si tuviera que abrir el debate yo apostaría, claramente, por el no: ahora tienen (tenemos) acceso a más información pero eso no quiere decir que estén (estemos) más formados o tengamos más conocimientos. Ni siquiera significa que seamos más críticos.

    He dicho.

  2. Yo creo q en esta era de NNTT ya no vale la regla de + x + = + … la suma de todo lo q tenemos no nos aporta mayor conocimiento 😦 …habrá q leer a Baricco, Moni! Tks.

    • Pos sí, más bien todo lo contrario, la perdida del disfrute de bucear en la esencia frente a nadar lo más rápido posible sobre la superficie: más cantidad y menos calidad… amosssss. A tí también te gustará Peter

  3. Perefe, me mola tu post de hoy pero estoy tan espeso que voy a tocar un poco la trompeta y en otro momento te comento. Enhorabuena. 🙂

  4. A mí también me mola tu entrada, Perefe. Estoy muy de acuerdo con la idea general: el sistema educativo necesita una revisión profunda para mejorar la calidad de la enseñanza en España, pero los recortes no son la forma de hacerlo, es más, es la peor forma de hacerlo porque no resuelve el problema, sino que añade otro/s. Tengo dos sobrinos de 4 y 6 años, no sé si alguno de ellos podrá completar sus estudios en centros de enseñanza pública, ni siquiera sé si alguna vez sabrán y entenderán lo que significa “enseñanza pública” y cómo se consigue y se defiende ese derecho. Si estamos de acuerdo en que nuestro mundo retrocede, ¿qué podemos hacer para servir de freno a esa marcha atrás?

    • promover el conocimiento, animar a la lectura, cultivar un espíritu crítico, recuperar el valor del contenido sobre el continente y recordar a los más jóvenes q las NNTT son un medio, no el fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s