¿Queremos esto?

Desde hace unos años los gabinetes de comunicación han proliferado que es un primor.

No vamos a explicar aquí qué es un gabinete de comunicación, lo buscan en Google y encuentran un porrón de referencias. Casi diecinueve millones, para ser más exactos.

El caso es que, en esencia, un gabinete de comunicación debería servir para dar información, para que todos supiéramos más cosas de la empresa o institución a la que representan. En muchos casos es así, hay muchas personas muy profesionales trabajando para que sepamos más. Alabadas sean. Pero, no nos engañemos, también hay muchas personas que trabajan aún más, si cabe, para que sepamos menos y peor.

Uno de los daños colaterales de los gabinetes de comunicación es el exceso de información, qué le vamos a hacer, sobre todo en el caso de los institucionales. En contra de lo que pudiera pensarse, los gabinetes institucionales parecen tener como misión principal enturbiar la actualidad a base de un exceso de información anodina y desganada, a modo de manto protector contra las verdaderas noticias, las que importan a los ciudadanos.

Para muestra, un botón. No es el único, qué va, es sólo un ejemplo.

Espero que disculpen el localismo pero nos centraremos en el Gabinete de Comunicación de la Generalitat Valenciana, que diariamente nos saluda con noticiones como estos:

– Dos empresas del Penyagolosa comercializan productos con la marca ‘Parcs Naturals
– Castellano: ‘La celebración del 30 aniversario del Estatut impulsará la imagen de la Comunitat como una autonomía potente’

Con la situación económica que estamos sufriendo todos, una esperaría que una institución como el gobierno valenciano informara de las políticas de empleo, de la situación real de las arcas autonómicas, de las negociaciones con proveedores, de las reducciones en la plantilla de trabajadores, de los ERE, de los retrasos en los pagos de subvenciones… Una esperaría que se mojara un poco, se arremangara las manos y dijera, “miren, sí, estamos fatal, pero vamos a hacer esto, esto y esto, por estas razones, para conseguir salir del pozo en el que estamos metidos”. Una preferiría que comunicara las medidas reales de urgencia que va a poner en marcha para paliar la crisis, la verdad.

No me interpreten mal, es muy bonito lo del Estatut. Y lo de las dos empresas. Muy bonito todo, pero ¿no tienen ustedes otras inquietudes sobre el gobierno valenciano? ¿Queremos que nos informe de estas cosas ? ¿Echamos en falta información sobre otras cosas? ¿Queremos esto?

Anuncios

7 pensamientos en “¿Queremos esto?

  1. Qué vamos a querer, XD!!! ese tipo de gabinetes están más cerca de la manipulación por acumulación que de la información como obligación (no olvidemos q se enmarcan dentro del ámbito público) ya cada cual con su dinero que ensalce o alabe lo q le venga en gana… ay señor (q diría José Mota) cuanto flaco favor a la profesión!

    • Que se enmarquen en “lo público” no debería ser excusa para desinformar. Es más, me revienta que desaprovechen en estas tonterías tantos recursos. Podrían hacer tantas cosas para todos y hacen tan poco para unos pocos…

  2. Qué vergüenza! Pues voy a ir más allá, porque yo me he ganado la vida como “gabinete de prensa” durante quince años, así que tengo razones y experiencia para afirmar que los gabinetes de prensa institucionales son, en la actualidad, una pura bazofia: propaganda al servicio del poder. No sólo desinforman y manipulan, además pervierten y enmierdan el derecho a la libertad de expresión. Los “profesionales” que trabajan en esos mal llamados gabinetes (para mí que su esencia está más cerca del concepto de burdel) son igualmente responsables y por tanto culpables de todo este proceso enajenante, y en esto no hay disculpa aceptable: cuando un periodista acepta cometer actos humillantes contra la deontología de su profesión se le debería prohibir ejercerla. Los gabinetes de prensa institucionales son instrumentos de control, propaganda, manipulación y servidumbre. Esto hay que denunciarlo, hay que descubrirlo y hacerlo visible. ¡Más entradas sobre este tema, por favor! A ver si van a creer que somos imbéciles y nos tragamos sus estrategias como si fuéramos ratas de laboratorio.

  3. Glups! 😦 hemos despertado a la bestia!!! pero cuanta razón llevan mis compis, hay una cuestión que está por encima de lo laboral y guarda relación con la ética que se nos presupone en el ejercicio de nuestra profesión… lo q ocurre es q en estos tiempos de caos y hartazgo, ‘presuponer’ es partir de una premisa errónea, porque ha habido una invasión de incultura entre los que detentan el poder y ha diezmado las ‘formas nobles’ en las que antaño desarrollábamos nuestras funciones. Qué les den!!!

      • Yo sí!!!! Yo fumo como una carretera, que decía mi abuela. Y te agradeceré muchísimo que me traigas cigarritos si vamos a Picassent, y si puede ser algún petilla, alguno vamos, tampoco como para traficar…. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s