…hasta ‘la naba’

En estos días en los que, si ya andábamos justitos, nos piden que nos apretemos un poquito más, parafraseando a un buen amigo, les diría que: ‘estoy hasta la naba’. Por aquello de que no suene tan tosco a sus señorías y por no ofender a vuestras mercedes, para no alterar sus delicados pabellones auditivos con semejantes ‘palabros’ malsonantes…

Válgame Dios, si mi pecado es importunarles mientras degustan cubiertos de 80 €/pax, ni quisiera yo, un humilde servidor, desear para vuecencias que les entre una mala arcada por gula manifiesta, mientras atraviesan, tras haber alargado la sobremesa, la calle Colón, el Paseo de la Castellana o les mêmes Champs Elysées, a lomos traseros de su A8 blindado y asientos de cuero.

Por Dios, discúlpenme sus ilustrísimas que pese a dejar el Estado esquilmado, la autonomía en barbecho, el ayuntamiento yermo… todo, como si de un solar se tratase, aún podamos albergar alguna duda, nosotros, plebeyos ignorantes, porque les endosen al cuello ya sea la Cruz de Isabel I de Castilla o el mismísimo cuerno del Cipote de Archidona, por los servicios prestados a la nación, para mayor honra de amigos, allegados, parásitos y orgullosos familiares.

Quía, ni que decir tiene el permitirse acabar el año en islas paradisíacas a razón de 2.400 €/noche, o que compren sustancias alucinógenas con la visa de su dirección general, perteneciente a su gobierno autónomo, ni que se les antoje plantar aeropuertos por doquier o estaciones de AVE, como si fueran apeaderos del BUS o igual es que, por aquello de la vertebración, se les ha quebrado la escasa buena parte que pudieran tener de cerebro y que ese fasto en infraestructuras innecesarias sirva, como el aeropuerto de Badajoz, para que al menos una piara de gorrinos campe a sus anchas para beneficio de nuestros paladares… por no recordar los de Huesca, Lleida, Reus, Ciudad Real, Castellón… por no hablar de los Nóos, Gürtel, Fabra, Emarsa, Campeón, Eres andaluces, los cortijos de Bono o Chaves, Faisanes o Palmas Arenas… ni tantas, tantas, tantas otras barbaridades que se nos antojaban ya en su momento innecesarias, injustas, desmedidas y que ahora seguimos viendo carentes de cualquier razonamiento lógico.

Pero que se crean con motivos para discutir sobre la miseria de salario mínimo que nos corresponde sin tener la dignidad de revisar el suyo, que si que se aleja tres o cuatro pueblos de toda economía de mercado, por Dios, me subleva.

No queremos una administración que nos salve, que quede claro. Lo que no debemos permitirnos es una administración que nos hunda.

Por todo ello, solo les deseo que la cólera de Odín caiga sobre todos uds, indignos, puesto que ya somos muchos los indignados; deseo que se desate la ira de los Titanes y deje como tierra quemada su insultante patrimonio. Que la maldición recaiga sobre todos los de su estirpe y se extienda a las generaciones venideras. Que el destierro los lleve en cueros hasta la isla de Perejil y que la soberanía vuelva, como una ramera de cara lavada, al pueblo. Puesto que estas al menos, lejos de ocultar su condición, se muestran al mundo sinceras.

Ah, y se me olvidaba, váyanse un ratín a la MIERDA y ya si eso, otro día se lo dedicamos a las mentes preclaras que manejan las finanzas, aunque de entrada ya les adelanto qué mal rayo les parta. A ellos, a sus cuentas en paraísos fiscales, sus repartos de beneficios, sus prebendas que para nosotros se tornan en comisiones, a sus rescates estatales y sus pensiones vitalicias.

No nos corten el buen rollo, mon dieu!

Anuncios

18 pensamientos en “…hasta ‘la naba’

  1. Yo no lo hubiera dicho de una manera tan elegante ni tan educada. Porque es para mandarles a la mierda para siempre, sin posibilidad de reducción de condena.

    Y lo peor es que tengo la impresión de no va a solucionarse, de que si estos caen (poco probable) serán otros, un pensamiento al que siempre me había resistido porque confiaba, en lo más profundo de mi ser, que alguien honrado debía haber. Qué ilusa, ¿no?

    • No me lo puedo creer amiga con lo pragmática que eres tu que de verdad pensases que había alguien de verdad honrado. ¿dónde está esa especie perdida?

  2. Uy! pero no eras te la del buen rollo que nos iba a meter caña!?! jajaj … yo, en cambio, si que creo que tiene solución, pero como siempre, debe partir desde las bases. Ahora que soy una mezcla de padre y docente, creo que debemos hacer un esfuerzo complementario no por darles lo mejor a nuestros hijos, ese mensaje no es válido… debemos inculcarles que lo mejor solo proviene del esfuerzo continuado y conjunto… lo anterior ya lo hemos visto: nos presenta malos gobernantes, financieros sin escrúpulos, enriquecimiento fácil y a toda costa de unos pocos… y muchos de esos sátrapas fueron ‘a los mejores colegios’… que sin duda, no serían tan buenos!

  3. A mí me gustas ilusa, señorita Pérez, así que no pierdas la ilusión! Perefe, yo te ofrezco un arrocito para equilibrar ese cabreo sano y contundente que llevas puesto. Y en fin, que no estamos solos. Arrejuntémonos!

  4. Muy bien dicho, sí señor. Pero yo no hubiera sido tan fina, hay que meterles más caña todavía. Lo de la mierda sí que me ha gustado, ves? Pero es que cuando no hay vergüenza, todo vale, y éstos seguro que no se dan por aludidos. Ellos tan contentos en sus poltronas de oro. Cabrones!

  5. Así es. Da asco. Nauseabundo. Y que luego te digan que hay que ser optimista y mirar al “futuro” con esperanza e ilusión. Pues a mí, esos sentimientos me los han arrancado de cuajo, ya no creo en nada ni me creo las promesas de nadie, porque todo es mentira. Robar, exprimir, perjudicar, esa es la premisa y esa es la filosofía que sigue imperando

    • ya, sita, pero q ellos no tengan dignidad, no quiere decir q la tengamos q perder nsosotros! Sigo creyendo q hay otra forma de hacer las cosas… hoy se lo trataba de inculcar a mis alumnos: ya no se trata solo de ‘hacerlo bien’, sino dq hacerlo bien suponga tb hacer lo correcto! Seguro q las cosas irían mejor para todos! 😉

  6. Desde luego Pedro tienes una prosa abrumadora. Y encima leo el título que me resulta tan familiar…que no pude evitar pararme a leer el post detenidamente. Por cierto, sabes que tenemos muchas expresiones un tanto peculiares. Seguro que alguna de ellas podría encabezar tus siguientes artículos. Y tienes mucha razón…estamos todos hasta la naba!!

    Un abrazo amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s