Comuniquen buen rollo, por favor

Nos invade el pesimismo. ¿Se han dado cuenta? Seguro que sí.

Es difícil encontrar buenas noticias. Corrupción, crisis, depresiones, paro, recortes, EREs, despidos, desconfianza,… podría enlazar cada una de estas palabras con cientos de páginas pero no lo haré, seguro que tienen muchísimas en mente. Porque ese es uno de los daños colaterales que tiene la Red: las malas noticias corren como la pólvora y se vuelven omnipresentes. En Twitter, en Facebook, en la bandeja de entrada de nuestro correo… ¡Están por todas partes! Y nos contagian el mal rollo.

No trivializo la situación, es difícil para muchos y lo peor es que no da la impresión de que vaya a mejorar. ¿Vamos a estar todo el tiempo que dure así de tristes y malhumorados? A ver si vamos a quedarnos así para siempre…

Quizás podamos hacer algo para contrarrestar la sensación general de tristeza y malhumor poniendo un poco de nuestra parte. Que no es que yo sea la alegría de la huerta, qué va. Soy pesimista por naturaleza y, precisamente por eso, me afecta especialmente el tono cenizo que me envuelve cada vez que me asomo a la Red. Es precisamente eso: se me pega el pesimismo y el mal rollo que me comunican los demás, así que supongo que algo de lo que yo comunico se le debe pegar a alguien, sobre todo si sigue la tendencia negativa imperante. Reciprocidad, lo llaman. Qué mal ¿no?

Por eso he decidio evitar hacerme eco de tantas y tantas malas noticias. No he dicho que vaya a conseguirlo, sólo que voy a intentarlo. Voy a intentar transmitir buen rollo. Sé que no voy a cambiar el mundo pero quizás sí contribuya a dar la vuelta a la tortilla al pequeño mundo que me rodea, a arrancar una sonrisa, por breve que sea, a hacer que alguien tararee una canción o que suelte una carcajada impúdica.

Es un compromiso difícil de mantener. Y hacerlo públicamente tiene sus riesgos: si fracaso, también será público. Y es probable que fracase, soy de contagio fácil. Pero, ya saben, fortuna audaces iuvat. Atrévanse a nadar contra corriente: comuniquen buen rollo. Porque sí.

Anuncios

10 pensamientos en “Comuniquen buen rollo, por favor

  1. Pues imagina, querida Pérez, lo jodida que es la realidad diaria para alguien como yo, que sí me tengo por alegría de la huerta. Vamos, que para salir de casa y pisar la calle y mezclarme con las gentes tengo que pedir perdón, por sentirme bien, por no experimentar cada día una sensación de destrucción completa. Tengo que pedir perdón en las tertulias con amigos, cuando la conversación nos lleva a la suma de los problemas de todo el grupo de amigos más los problemas de los amigos de nuestros amigos, más los problemas del mundo en general. Un chiste sobre la mesa en esa situación ya no se entiende. ¿Pero qué es esto….? La medida principal contra esta generalidad del mal rollo la tomé hace un par de años y consistió en alejarme por completo de los medios de comunicación. Vale, soy un poco radical en mis actitudes, pero os aseguro que desde entonces duermo mejor, y soy capaz de empezar cada día con una sonrisa feroz que me cruza la cara. Pues viva la provocación, si sirve para despertar-nos. Gracias, Pérez, por este texto que me alivia tanto leer porque me hace sentir menos marciana y más acompañada. Y recuerden amiguitos… sin humor, no hay revolución!

  2. El sentido del humor y el sentido común en estos tiempos oscuros parece q tengan rango de superpoderes y creo q vosotras dos, compis, así como esta troupe que nos sigue en este sitio, los teneis bien desarrollados! Enhorabuena!!! 🙂

  3. No me ha gustado, me ha encantado, es la transmisión de los pensamientos de muchos y muchos que no se atreven ni ha verbalizarlo por miedo a ser abucheados… como puede existir este buenrrollismo con la que cae???. Pues menos mal que existe entre alguna especie, porque es tan necesario transmitirlo como que acabe el resto de lo negativo. Enhorabuena, estupendo artículo !!!! y gracias por este escape tan estupendo

  4. Gracias Pérez, si hago balance creo que eres una de las personas que más veces me ha hecho reír y comparto con Mar i Vi que sin humor no hay revolución, ni evolución ni ná.
    @natxo75 lanzó hace días esta campaña en twitter, os invito a sumaros para contagiar un poco de ese buen rollo que nos falta:
    “Amiga tuitera, me gustaría lanzar una campaña con el HT #unabuenanoticia Se trata de poner cada día en tu TL una noticia positiva”
    Besos gigantes a las dos

  5. Pingback: Una lista de modelos (con humor) en las redes | COMUNICACIÓN DE RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s