Así nos va

A veces pienso que debería haber una asignatura en los últimos años de enseñanza obligatoria, troncal, sobre Medios de comunicación. Con un par de horitas a la semana ya estaba bien, tampoco hay que abusar pero, eso sí, TODOS LOS AÑOS.

Dedicaría estas dos horas semanales a enseñar a los jóvenes ciudadanos a leer, escuchar y ver los medios de comunicación con espíritu crítico, a darles las claves básicas para entender por qué este periódico, que pertenece a determinado grupo empresarial con sus intereses propios, titula de esta manera. Intentaría que aprendieran a descifrar la tendencia política de cada uno de los medios analizando las combinaciones de titulares de la portada, por ejemplo, o que jugaran a titular determinada noticia según el medio que iba a publicarla.

Se me ocurren actividades chulísimas que incorporarían conocimientos de otras materias, claro: historia, literatura, historia del pensamiento, política, economía… ¿Por qué no comentar la rivalidad entre el F.C. Barcelona y el Español enlanzando con los intríngulis de la burguesía catalana de principios del siglo XX? ¿Por qué no comparar y diferenciar el impacto de la imprenta en el pensamiento con el de la globalización?

Un par de horas así a la semana podría ayudar a los chavales a entender por qué los medios de comunicación se comportan como si hablaran desde planetas diferentes y, quizás, sólo quizás, estuvieran algo menos confusos en su trayectoria vital, al menos en lo que a su relación con el entorno se refiere. El objetivo no sería enseñar a ser periodista, qué va, sería enseñar a ser ciudadano informado, a saber relacionar una información con otra. A PENSAR UN POCO, pordios. Porque, no nos engañemos, los medios de comunicación ayudan a conformar desde el primer impacto a los ciudadanos del mañana.

Lamentablemente, es una utopía. Ni siquiera en la enseñanza universitaria se incorpora el análisis de los medios de comunicación como parte del curriculum. Un alumno de MBA puede haber terminado todos sus años de carrera, masteres, cursos y trabajos sin haber leído NUNCA un periódico económico. Y así nos va.

Esto no es un ejemplo inventado. No es una hipótesis.

Hace un par de años tuve la desgracia oportunidad de trabajar con un becario recién licenciado de su master de nosequé cosa económica. Le pedí que buscara unos datos económicos para hacer un análisis sectorial. A los dos días me devolvió el trabajo con una columna vacía.

– Faltan los datos del PIB.

– Eso no sé lo que es.

– Podías haberlo preguntado. Pero no me creo que acabes de terminar un master en economía y no sepas lo que es el PIB.

– Pues nunca lo he dado.

– Vale, no te acuerdas. Pero, vamos a ver, que sale a diario en las noticias económicas, en las noticias generales… ¡sale en todas partes!

– Yo nunca veo las noticias. Y no es que no me acuerde, es que en la carrera no se da. Será una palabra de esas que se inventan los periodistas.

Así nos va.

Anuncios

3 pensamientos en “Así nos va

      • Qué bueno tu texto Maite, hace un poco de daño y todo, de tan incisivo. A mí también me da terror pensar en TODO a la vez, esa es la palabra exacta, creo yo, terror. Mejor flotamos un poco, como en la foto de Olguikiss. Cuestión de supervivencia mental….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s