De la manipulación

De la comunicación se pueden decir muchas cosas. Fíjate, buscas en Google y salen 45.000.000 millones de resultados en 0’20 segundos.

Sin embargo, de todas estas cosas que se pueden decir de la comunicación, cuando se define de manera académica casi nunca se habla de manipular. Y, en definitiva, la comunicación siempre conlleva una manipulación, siempre tiene intención. Manipula incluso cuando el objetivo del emisor es transmitir un mensaje plano, sin opinión, aséptico, simplemente, porque elige transmitir esa información y no otra, en ese momento.

Y luego están los casos en los que la comunicación, clara y llanamente, manipula. A lo grande, con la intención de hacer creer al mundo algo que no es. Hay quien dice que nunca se puede engañar a todas las personas todo el tiempo pero creo que es cuestión de diseñar una estrategia y seguirla, calibrando las crisis, previendo efectos y consecuencias y aplicando correctivos.

Como muestra, la historia está llena de (presuntos) engaños a gran escala, leyendas urbanas o no que pasan de generación en generación: que si Franco tenía un doble, que si la bala mágica de Kennedy, que si Disney está criogenizado esperando a que se encuentre una cura, que si Nicholas Cage es un vampiro… y no quiero ni pensar la cantidad de cosas que nunca han salido a la luz y son realmente importantes.

El caso es que, ahora, con los medios que tenemos a nuestro alcance, parece que es más fácil disponer de una opinión y la contraria para decantarnos por una u otra versión del asunto pero ¿se imaginan lo fácil que era hace 20 años montar un engaño de estos a lo grande? Por no hablar de hace 30, 40 o 50…

Vamos a quedarnos aquí. Hace 50 años, con una de las grandes historias de manipulación del imaginario colectivo, que aún colea y sigue sin respuesta. Mi favorita, por razones sentimentales. Y porque me hace reflexionar sobre lo fácil que puede ser engañar a millones de personas durante años manteniendo una estrategia de comunicación sin fisuras.

¿Llegaremos a saber la verdad algún día?

Que disfruten del espectáculo.

Anuncios

3 pensamientos en “De la manipulación

  1. Tu artículo me lleva a recordar a un amigo que está loco con los fake, falsos documentales presentados como verdad. Me habló hace unos días de “Muerte de un presidente” sobre el asesinato de Bush. A los dos nos pareció que dentro de unas generaciones los niños verán ese documental con un Bush muy lejano y desconocido y creerán que fue asesinado. ¡Cómo se habrá escrito la Historia! Sin llegar a estados de conspiranoia, creo sinceramente que es hora de aprender a mirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s