¿Dónde está el teatro…? (I)

De nuevo en la calle para participar en una protesta. Fue hace unos pocos días en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y no era una manifestación, tampoco una concentración al uso. Los organizadores lo llamaron “acción” y me parece una opción semántica acertada. Cuando llegué a la plaza había un par de filas de sillas con gente sentada. Otras personas llegaban poco a poco y se acomodaban en el suelo, delante de las sillas, o de pie y atrás. Dejaron un pasillo en medio con lo cual al final aquello tenía toda la pinta de un patio de butacas y el edificio del Ayuntamiento ocupaba el espacio del escenario, mientras el programa de mano preguntaba “¿Dónde está el teatro…?”.

La protesta era por el anuncio de la desaparición del festival VEO y la convocó la plataforma Veo Indignación. Personalmente, lo que más me preocupa de un gobierno que elimina un proyecto de cultura arraigado entre el público (y especialmente la gente joven)  es que no proponga nada a cambio. No hay alternativas al festival VEO, no hay a la vista políticas de cultura contemporánea en el Ayuntamiento de Valencia, no hay intención ni voluntad de dedicar recursos hacia los jóvenes creadores y los nuevos espectadores. Sólo se invierte en infraestructuras, en edificios y equipamientos, pero ni asomo de proyectos artísticos y mucho menos de proyectos de cultura social. Nada que estimule demasiado el pensamiento, nada que desordene el mapa. ¿Qué ha de suceder para que se disipe la cortina de humo de la crisis sobre nuestros ojos…?

La acción de Veo Indignación proponía la lectura conjunta de los textos de la alcaldesa en los catálogos del festival. No nos enteramos de todos los detalles, porque cada persona leía un párrafo y a veces la voz era más o menos alta, y el manejo del megáfono más o menos diestro, pero se quedaron en el aire frases como “festival consolidado”, “un orgullo para la ciudad” o “estoy plenamente satisfecha”. Una paradoja dentro de otra.

Al día siguiente se celebraba el pleno municipal sobre los presupuestos para 2012 y el festival VEO no figuraba entre las inversiones previstas, algo que los más de doscientos asistentes ya preveíamos pero que no fue obstáculo para manifestar con nuestra voz y nuestra presencia un desacuerdo con las decisiones sobre políticas públicas de la ciudad. Allí estuvimos, pues, convertidos en comunidad de ciudadanos indignados.

¿Y ahora qué…?

Anuncios

2 pensamientos en “¿Dónde está el teatro…? (I)

  1. Evidentemente, el teatro y el circo estaban enfrente 😦 … y no te creas que invierten mucho en infraestructuras y servicios… se ha gestionado tan sumamente mal y de una manera tan irresponsable que están en quiebra y no cierran porque son la administración…

  2. Me indigna pensar en todo lo que podría hacerse, no sólo en cultura y en teatro, con todo lo que se han llevado los de EMARSA, Gurtel, Calatrava con sus torres, Noos y toda esa panda… Sólo con el déficit de EMARSA, que está ya en 17 millones de euros, ¿os imagináis la de cosas atractivas que podrían haberse hecho en tantos ámbitos? Es indignante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s